Madres pontevedresas lanzan 'Loita', un grupo que vela por los derechos de los niños en la sanidad

La plataforma está liderada por Tamara Campos, la progenitora que exigió acompañar a su hijo en las sesiones de fisioterapia ▶ En apenas una semana ha reunido más de 500 apoyos 
Tamara Campos con su hijo pequeño en brazos. GONZALO GARCÍA
photo_camera Tamara Campos con su hijo pequeño en brazos. GONZALO GARCÍA

Veinte madres de Pontevedra han fundado una nueva plataforma ciudadana que tiene como meta defender los derechos de los menores en todos y cada uno de los procesos que se llevan a cabo dentro del sistema sanitario. 

El grupo responde al nombre de Loita y surgió a raíz de las reivindicaciones lideradas por Tamara Campos, una vecina de Monte Porreiro de 41 años de edad que movió cielo y tierra para que el Sergas le dejase acompañar a su hijo pequeño, de ocho meses, a las sesiones de fisioterapia programadas en el Hospital Provincial.

Después de varias reclamaciones y denuncias, la progenitora logró acceder a las últimos terapias pautadas. De hecho, su hijo ya está dado de alta, pero su caso prendió la mecha entre muchas otras madres que se vieron identificadas con sus demandas y que empezaron a trasladarle sus experiencias en masa.

Así, surgió la iniciativa de crear junto a otras madres una plataforma en Facebook, en la que apenas una semana se han integrado más de 570 personas.

Casos de toda Galicia

La idea inicial era la de demandar el acompañamiento parental en el área sanitaria de Pontevedra, pero las peticiones que han ido llegando las últimas semanas han obligado a aumentar las reclamaciones y el radio de cobertura. Hoy la agrupación da respaldo a casos de toda Galicia y, además de exigir el acompañamiento familiar, pide que se revisen muchos otros supuestos.

Precisamente, Campos avanza que el próximo lunes varias integrantes de la plataforma se reunirán con el gerente del Área Sanitaria, José Flores, y que uno de los casos que pondrán sobre la mesa es el de una madre embarazada de gemelos que pide que el parto "sexa o máis respectuoso posible".

Según les ha trasladado la afectada, al ser un embarazo múltiple "non ten dereito a estar acompañada no momento do parto" y, si finalmente requiere cesárea, "ataríanna cunhas cintas e non lle permitirían facer o pel con pel". "É unha barbaridade moi grande, por iso decidimos volcarnos con esa nai", precisa Campos.

Fuentes consultadas señalan que esta práctica se lleva a cabo en determinadas intervenciones quirúrgicas, sean embarazos gemelares o no, y con la intención de que no se salgan las vías. No obstante, precisan que no es un procedimiento extendido y que en el Provincial la tendencia es avanzar hacia un parto cada vez más humanizado, permitiendo también "el piel con el piel en las cesáreas".

"Hai medo ás represalias"

La portavoz de la plataforma subraya que "o obxectivo é que se respecten os nosos dereitos, nada fóra do normal" y que si no han trascendido antes este tipo de reclamaciones "é porque as nais teñen medo ás represalias, que as hai".

Campos insiste en que la ley vigente "é moi clara" y que establece que en todo momento se deben respetar los derechos del menor. Además, vinculado con esto, denuncia que existe diferencia de criterio entre hospitales gallegos e incluso entre profesionales de un mismo área sanitaria: "En Vigo permiten o acompañamento en máis terapias e aquí vemos que moitas veces é unha lotería. Depende do profesional que te atenda".

Otras demandas

Las integrantes de la plataforma también demandarán al gerente del Área Sanitaria información sobre la situación de las listas de espera en Atención Temprana y otros servicios, la falta de profesionales cuando hay bajas o vacaciones, y la "rapidez" con la que creen que se conceden algunas altas, "en canto os nenos e nenas cumplen o mínimo de requisitos".

Siguiendo las sugerencias recibidas en la última semana, también preguntarán por el protocolo que se sigue en quirófanos y si es posible que las madres y padres puedan acompañar a los menores "ata que quedan durmidos". Además, solicitarán cambios en las unidades que atiende a los neonatos con problemas de salud, para que los progenitores tengan mayor accesibilidad y más "información entendible".

Comentarios