El mal tiempo y el covid disparan los precios del marisco y del pescado

El Mercado de Abastos registró este jueves una gran actividad aunque "las compras nada tienen que ver con las de otros años" ► La centolla y el camarón son los productos más demandados
Uno de los puestos de marisco y pescado, este jueves, en el Mercado de Abastos de Pontevedra. GONZALO GARCÍA
photo_camera Uno de los puestos de marisco y pescado, este jueves, en el Mercado de Abastos de Pontevedra. GONZALO GARCÍA

El Mercado de Abastos de Pontevedra cierra este viernes el año por todo lo alto, y no solo porque el ambiente haya aumentado en los últimos días, sino porque también lo han hecho los precios del marisco y el pescado.

Mientras la carne se salva de esta subida descontrolada, ya que tanto el cordero lechal como el cabrito han mantenido, o incluso bajado, sus precios con respecto a Nochebuena y Navidad; el resto de productos están por las nubes.

Y lo están por dos motivos: por un lado, la alta demanda característica de estas fechas y, por otro, las malas condiciones meteorológicas de los últimos días que han limitado la cantidad de producto disponible.

"El tiempo no ayudó, somos muchos a comprar y hay muy poca mercancía. No dio tiempo a recuperar y, además, hay mucha demanda", explica la encargada de Peixes Manoli.

"El tiempo no ayudó, somos muchos a comprar, hay muy poca mercancía y, además, hay mucha demanda", señala Manoli

Y a pesar del incremento de los precios, nadie se quiere quedar sin una buena cena de fin de año, y eso se notó, y mucho, en el ambiente que había este jueves en la Plaza. "La gente tardó un poquito en venir pero está habiendo movimiento, aunque la gente está mal económicamente la verdad es que se van animando", asegura la placera Pilar Farto.

En lo que coinciden todas las vendedoras es que "fin de año siempre hay menos ambiente que en Navidad, pero como este año la gente no va a ir a cenar fuera, eso provoca que vengan a comprar marisco a última hora para terminar bien el año", añade Farto.

Además de no ir a cenar fuera, la covid ha obligado a reducir drásticamente el número de comensales por mesa y, eso hace que haya más número de ventas, aunque con menos cantidad en cada una de ellas.

"Hay más pedidos pero con menos cantidad. Antes se juntaba más gente en la cena y llevaban más variedad, ahora llevan menos pero vienen más peronas a comprar", explica Raquel Villar, de Mariscos Villar.

Lo mismo asegura Loli Búa, de Moras Vilaxoan, que reconoce que "hay más movimiento en la Plaza pero estas Navidades son muy distintas a otros años, las compras nada tienen que ver con otros años y hay mucha menos gente que el pasado fin de año. Al final son menos personas por casa a cenar y la mercancía está muy cara".

Y es que aunque las fiestas del 2020 también estuviesen marcadas por la pandemia, lo cierto es que la situación este año es aún peor que entonces. "El año pasado fue mucho mejor", confirman todas las placeras.

Productos estrella y precios


Al igual que ocurrió en Navidad, los pontevedreses tienen claro cuáles son sus productos estrella: la centolla y el camarón. Justamente los dos mariscos que más han encarecido su precio con respecto a las últimas semanas.

El primero pasó de costar unos 25-35 euros el kilo a llegar ahora hasta los 42. En cuanto a los camarones, su precio ronda ahora los 150 euros y placeras como Loli Búa aseguran que "está tan caro que yo ya opté por no traerlo".

"La gente no va a ir a cenar fuera y por eso vienen a comprar marisco a última horapara terminar bien el año", apunta Raquel de Mariscos Villar

Por otro lado, uno de los productos que más caros y que además, apenas se pudo encontrar este jueves en la Plaza, es el percebe. Los medianos han pasado de venderse de unos 120 euros el kilo en Navidad a 150 en la jornada de este jueves.

El resto de mariscos, más o menos se mantienen estables con respecto a hace una semana. Donde sí se ha notado un incremento desproporcionado es en el pescado. El lenguado llegó a venderse a unos 50 euros el kilo, la merluza a 20, el corujo a 40 y la lubina grande a 30.

Carnicería


La situación es completamente distinta en las carnicerías del Mercado de Abastos. Los productos más demandados son el cordero lechal y el cabrito. Mientras este último se mantiene a un precio de 18 euros el kilo, el cordero registró este jueves un importante descenso.

Pasó de venderse a unos 18 euros el kilo en Navidad a hacerlo este jueves por 15,50, casi tres euros menos. "Baixamos un pouco o prezo porque coas poucas ventas que hai, o importante xa non é gañar, é non perder, porque a carne se estropea", afirmaba este jueves Macario Fariña, de Macario Carniceiros.

Por otro lado, el precio del pollo se mantiene estable, a 8,50 euros el kilo.

"Baixamos o prezo porque coas poucas ventas que hai, o importante non é gañar, é non perder", señala Macario Fariña de Macario Carniceros

Lo que sí han notado también en el sector de la carne es que "seguen sendo unhas Navidades raras".

De hecho, "este fin de ano é bastante peor que o pasado, as ceas non se están facendo, as encargas hai moi poucas e incluso podemos dicir que son a metade da metade do que houbo en Navida"», afirma Macario.

Ahora solo queda cruzar los dedos para que empezar el 2022 con buen pie y que los Reyes vuelvan a ser lo que eran antes de la covid.

Comentarios