El mal tiempo dificulta la búsqueda de la perra Moli

Los voluntarios continúan rastreando el perímetro del parque de autocaravanas mañana y tarde, pero de momento sin resultados positivos
Guenter Storm flanqueado por algunos de los voluntarios que participaron este miércoles en la búsqueda. RAFA FARIÑA
photo_camera Guenter Storm flanqueado por algunos de los voluntarios que participaron este miércoles en la búsqueda. RAFA FARIÑA

La llegada de la lluvia ha complicado la búsqueda de la perra Moli, mascota de un turista alemán que desapareció del parque de autocaravanas sin motivo aparente el pasado domingo –justo el día que su dueño cumplía 76 años– y desde entonces nada se sabe de ella.

Las precipitaciones no solo dificultan el recorrido por caminos secundarios y fincas donde podría encontrarse el desorientado animal, sino que también suponen un lastre para que pueda recuperar el rastro de su hogar rodante.

La mascota, en el interior de la autocaravana de su propietario, Guenter Storm. CEDIDA
La mascota, en el interior de la autocaravana de su propietario, Guenter Storm. CEDIDA

No obstante, las decenas de voluntarios que se han implicado en este rastreo desde el primer momento no bajan la guardia y mantienen las batidas mañana y tarde, si bien es a partir del mediodía cuando se intensifican por motivos laborales. En todos los casos, el afectado turista, Guenter Storm, está en primera línea, llamando incansablemente a su querida compañera de aventuras, por si pudiera escuchar una voz familiar y acudir a su encuentro.

Las pistas más fiables situaban a la perra en las inmediaciones del centro asociado de la Uned y del mirador de Monte Porreiro, y allí se focalizó la búsqueda durante este miércoles, llegando incluso hasta el Hospital Montecelo. Pero los resultados fueron infructuosos.

En las últimas horas algunos transeúntes aseguraron haber visto a Moli en Xeve, lo que acreditaría que el animal camina de forma absolutamente errática, sin rumbo fijo. A este descontrol se sumaría el hambre y el frío, lo que van minando la salud del can y refuerzan la urgencia de encontrarlo cuanto antes.

Mientras tanto, Guenter Storm quiere aprovechar la plataforma de Diario de Pontevedra –el primer periódico que contactó con él para reproducir su disgusto– y dar las gracias a todas las personas que está colaborando desinteresadamente en esta cruzada, por su solidaridad, su implicación, su ayuda y el cariño demostrado. "Algo muy valioso para un forastero que no conoce a nadie, que no tiene a nadie y que no sabe hablar ni una palabra de español", apunta.

Cualquier persona que vea a Moli o pueda aportar alguna información sobre su paradero puede llamar a los teléfonos 660 817 079 o 698 121 001.

POLICÍA LOCAL.

Por otra parte, los ciudadanos que colaboran con Guenter Storm en la localización de su mascota quieren agradecer la implicación de la Policía Local, que les ha trasladado su total disposición a echar una mano, además de permitir que el turista alemán permanezca en el parque de autocaravanas todo el tiempo que necesite, dada la peculiar situación que está viviendo.

"Los agentes se han portado de diez, han sido muy amables y comprensivos. Y en este tipo de situaciones, eso es muy de agradecer", subraya Marta Sines, una de las encargadas de coordinar al grupo de voluntarios.

Comentarios