Los manantiales y las fuentes de los montes se resienten

Los comuneros insisten en la limpieza de las parcelas para prevenir los temidos incendios
Vista de montes vecinales. PATRI FIGUEIRAS
photo_camera Vista de montes vecinales. PATRI FIGUEIRAS

Las comunidades de montes no son ajenas a las consecuencias de la acechante sequía. Los recursos hidráulicos propiedad de los comuneros ya sufren las consecuencias de la asoladora ola de calor y de la ausencia de precipitaciones de las últimas semanas, y los manantiales y las fuentes naturales comienzan a resentirse.

El presidente de la Comunidad de Montes de Lérez, Martín Martínez, cuenta que "este ano nótase bastante escasez de auga", tanto en los terrenos como en los recursos hidráulicos comunitarios, pues hay tres fuentes "que teñen un fío de auga" cuando antes el chorreo era abundante, y apunta también al "escasísimo" caudal del río Lérez en la actualidad. Pero además, la sequía "nótase en todo o monte", pues "está todo máis seco".

Y esta situación hace avivar todavía más el temor que los comuneros tienen a los incendios. Y es que, "por exemplo co vento do norte", sumado al excesivo calor y a la ausencia de precipitaciones, "as condicións están para que o avance do lume sexa imparable".

Con todo, para prevenir los incendios las comunidades de montes han estado trabajando en la limpieza, e insisten que estos trabajos deben realizarse durante todo el año. Demandan, así, más implicación de las administraciones. "Están todos pensando no presente", critica Martín Martínez, cuando "agora non se da feito o traballo".

El presidente de la Comunidad de Montes de Salcedo, Fernando Pinto, apunta también a la "deixadez" de las administraciones y pone en valor el trabajo que desde hace ocho años hacen los comuneros para recuperar los acuíferos y prevenir los incendios. La solución, cuenta, está en "arrancamos os eucaliptos e as mimosas" y de realizar un trabajo de plantación de especies autóctonas.