viernes. 06.12.2019 |
El tiempo
viernes. 06.12.2019
El tiempo

Mantienen los 10 años de cárcel para los acusados por la desaparición de Villaverde Amil

Los cuatro acusados por la desaparición del socio de 'Pelopincho'.GONZALO GARCÍA
Los cuatro acusados por la desaparición del socio de 'Pelopincho'.GONZALO GARCÍA
El Ministerio Público reconoce su "sorpresa" por la aparición de la esposa del 'ausente', que declaró por videoconferencia desde Bolivia

La Sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha dejado visto para sentencia el juicio contra cuatro arousanos acusados de la desaparición en el año 2010 del narcotraficante José Bernardo Villaverde Amil, socio de José Antonio Pouso Rivas, alias 'Pelopincho'. 

La Fiscalía mantiene su petición de 10 años de condena para los acusados Manuel Sineiro, 'Machucho'; Fernando Suárez, 'O Pirata'; José Manuel F.T. y Juan José C.G. por un delito de detención ilegal agravada. La aparición de la esposa del desaparecido y su testimonio por videoconferencia desde Bolivia ha resultado clave para que el Ministerio Público mantuviese su reclamación. 

Por su parte, las defensas de los acusados piden la libre absolución de sus patrocinados, entendiendo que no existe prueba alguna contra ellos. Además, esgrimen la existencia de dilaciones indebidas en la resolución de esta causa. 

El largo periplo judicial de este caso ha concluido este jueves tras la inesperada declaración de la última persona que vio a Villaverde Amil y a sus captores, su esposa Viviane D.O., que compareció por videoconferencia desde Bolivia. 

El fiscal Aladro admite que el caso es "complicado" pero en su informe final ha insistido en que "estamos ante un claro delito de detención ilegal"

El fiscal jefe, Juan Carlos Aladro, reconoció ante el tribunal que "con toda humildad", para el Ministerio Público "ha sido toda una sorpresa que apareciese Viviane" después de numerosos intentos fallidos de localizar a esta mujer. "Estaba convencido de que había sufrido el mismo destino que su marido", ha afirmado el fiscal. 

En un intenso interrogatorio por parte de los letrados de las defensas, la testigo clave de este supuesto rapto ratificó los términos de la denuncia que presentó el día de la desaparición ante la Comisaría de Pontevedra.

TESTIMONIO. Así, ha explicado durante la vista oral que aquel 19 de noviembre de 2010, sobre las 12 de la noche, acudieron a su casa dos vehículos, que de uno de ellos salió 'Machucho' para recoger a su marido y que se fueron en dirección a Santiago en el coche de Viviane, un Volkswagen Beetle que apareció calcinado más tarde a las afueras de Santiago de Compostela. 

Viviane explicó que consiguió hablar por teléfono con su marido por la tarde del día siguiente y que éste la tranquilizó diciéndole que llegaría a casa más tarde. 

Asimismo, afirmó que días más tarde 'Machucho' le llegó a decir "que entregase los niños a sus abuelos" y volviese a su país de origen, pues su marido "ya no volvería". "Yo creo que mi marido está muerto, le sigo buscando para tener su cuerpo y un sitio donde llorar", apostilló. 

Los posicionamientos y las escuchas de sus teléfonos móviles, pinchados por la Policía en el marco de una operación contra el narcotráfico, localizan a los acusados primero en Pontevedra y al día siguiente en Vimianzo. 

El fiscal Aladro admite que el caso es "complicado" pero en su informe final ha insistido en que "estamos ante un claro delito de detención ilegal" en el que "tenemos causa, razón, medios y la intervención de las personas que se sientan en el banquillo" con numerosas "pruebas indiciarias". 

El fiscal enmarcó este caso como una consecuencia de una operación fallida de narcotráfico de la organización liderada por Pelopincho y Villaverde Amil, en la que perdieron un cargamento de 4.000 kilos de hachís de una organización marroquí que estaba siendo transportado en la vieja gabarra 'Garbi III' que naufragó frente a la costa portuguesa. 

Mantienen los 10 años de cárcel para los acusados por la...
Comentarios