domingo. 25.10.2020 |
El tiempo
domingo. 25.10.2020
El tiempo

Manuel Ruibal debe ingresar en prisión por no indemnizar a la pareja a la que agredió

El artista, en el banquillo del Juzgado de lo Penal 1 en febrero de 2016. GONZALO GARCÍA
El artista, en el banquillo del Juzgado de lo Penal 1 en febrero de 2016. GONZALO GARCÍA

La Audiencia rechaza un recurso del pintor para evitar el pago de 12.000 euros ▶ Su edad y su salud, última estrategia para evitar la cárcel

"Fue una metedura de pata de las grandes". Manuel Ruibal continúa arrepintiéndose hoy de su reacción aquella fatídica noche del 16 de diciembre de 2014, cuando una discusión de tráfico con unos vecinos frente a su taller de pintura derivó en una agresión con un cuchillo jamonero, por la que fue condenado a nueve meses de prisión y a indemnizar a las víctimas con 12.600 euros.

Los ecos de aquel ataque, lejos de apagarse, se han reavivado en los últimos días, puesto que la Audiencia Provincial acaba de tumbar el recurso presentado por la defensa del pintor para evitar el pago de la indemnización. Una resolución idéntica a la ya dictada el pasado mes de diciembre por el Juzgado de lo Penal número 1: "No ha lugar a la suspensión de la ejecución de la pena de nueve meses de prisión ni de la pena de tres meses de privación de libertad impuestas a Manuel Ruibal". El texto también descarta que pudieran sustituirse por trabajos en beneficio de la comunidad, como solicitaba el letrado.

"Metí la pata. Y todo por salir de mi estudio a echar una mano", se lamenta el pintor, que alega carecer de capacidad económica

En el juicio celebrado en febrero de 2016, Ruibal había reconocido los hechos y aceptó la condena impuesta, sensiblemente inferior a los 12 años de cárcel que pedía la acusación particular por intento de homicidio, atentado y lesiones. La suspensión del ingreso en prisión quedaba supeditada a que el artista hiciese frente a los 12.600 euros de indemnización, si bien ya en aquel momento manifestó ante el juez que "no tengo dinero y no puedo pagar. Si tengo que ir a la cárcel, iré".

Sin embargo, ambas resoluciones judiciales concluyen que "el penado dispone de una capacidad económica que oculta", y lo fundamenta en un informe de la Guardia Civil que lo corrobora. Agregan que el argumento de carecer de ingresos "indica una falta de seriedad e interés en el cumplimiento de su obligación de pago" y matiza que no se ha probado "que efectivamente ha venido a peor fortuna".

Según el representante legal de las víctimas, el siguiente paso en este espinoso asunto es que la causa regrese al Juzgado de lo Penal y "en cuestión de días" se fije una fecha para el ingreso efectivo en prisión del pintor pontevedrés.

Sin embargo, Ruibal considera que aún no está dicha la última palabra. "Mi abogado ha presentado un recurso para evitar que vaya a la cárcel, en base a mi edad (76 años) y a mi estado de salud (tomo pastillas y sufro depresión). Y no tengo constancia de que ya haya una resolución al respecto", asegura tras subrayar que cuando se conformó con la condena, hace ya tres años, "nos hicieron (la parte demandante) una jugada con un informe psicológico y nos colaron un gol".

No obstante reconoce que el día de los hechos "metí la pata, y todo por salir a echar una mano". En aquel incidente, el pintor discutió con una mujer que estaba aparcando, se encaró con su marido y acabó atacando a ambos con un cuchillo jamonero de 22 centímetros, provocándoles diversos cortes. También se resistió activamente a ser detenido por la Policía Nacional.

Manuel Ruibal debe ingresar en prisión por no indemnizar a la...