Mape Asesores, la empresa de Pontevedra que logró 1.200 millones de mascarillas en lo peor de la pandemia

La firma de O Campiño importó de China millones de productos anticovid y fue la primera en facilitar máscaras al Estado ► Su presidente, Gumersindo Cachafeiro, explica a Diario de Pontevedra cómo fue la travesía, en la que no faltaron las estafas ni los momentos de vértigo
Cachafeiro frente a una torre de mascarillas. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Cachafeiro frente a una torre de mascarillas. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

"Hay un antes y un después de la covid". De eso nadie tiene duda. Lo que desconoce la mayoría es que esta máxima cobra su mayor sentido en Mape Asesores, una empresa de Pontevedra que en la fase más crítica de la pandemia logró movilizar desde su base de O Campiño 1.200 millones de mascarillas y cantidades ingentes de productos sanitarios. Una misión extenuante y compleja, que llevó a cabo con estricta pulcritud y sin levantar la más mínima polvareda, pese a codearse con los más grandes del territorio peninsular.

Las primeras mascarillas que importó el Gobierno central de China llevaban el sello de esta compañía pontevedresa, a la que también recurrieron gigantes de la patronal y múltiples celebridades, desde actores de cine a estrellas del fútbol. Todos ellos movidos por la desesperación por encontrar medios de protección para intentar frenar un virus que comenzó a sesgar vidas sin paliativos.

Penélope Cruz e Iniesta, entre los donantes
Mape Asesores gestionó las donaciones de particulares, empresas y personalidades. Entre ellas, las del jugador de fútbol Andrés Iniesta y las de los actores Javier Bardem y Penélope Cruz, que mantuvieron un contacto estrecho con la empresa para la conseguir medios de protección y repartirlos entre las áreas más necesitadas.

40 millones
Es el valor de la mayor donación que realizó una conocida empresa gallega para que Mape comprase productos sanitarios. Gumersindo Cachafeiro destaca, además, la implicación de Inditex, que cedió sus aviones para importar mascarillas desde China, y de múltiples funcionarios que estuvieron "meses" trabajando de forma ininterrumpida para lograr material covid.

La compañía empezó en 1998 como asesoría y en 2007 dio el salto a la distribución de productos sanitarios, elementos de parafarmacia, fármacos y otros productos que comercializa a grandes empresas, instituciones públicas y centros médicos privados.

Dos operarios de Mape Asesores movilizando mercancía. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Dos operarios de Mape Asesores movilizando mercancía. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

La escalada

La sociedad fue fundada por el presidente del grupo, Gumersindo Cachafeiro, un empresario natural de Forcarei que, a pesar de llevar más de 45 años navegando en el sector, "jamás" se había imaginado la vorágine que desataría la pandemia. La primera llamada que le puso en alerta sucedió el 11 de enero de 2020, cuando un conocido le pidió auxilio para conseguir productos anticovid para un alto ejecutivo chino. Por aquel entonces Cachafeiro veía los estragos que estaba produciendo el coronavirus en el país asitático por televisión, pero sin sospechar que aquella pesadilla podía cruzar fronteras. "Si entonces supiera que el 20 de marzo íbamos a necesitar productos covid podría haber ayudado mucho más al sistema sanitario español, pero no lo pensé. Fui un iluso", manifiesta en la sede, en la que es la primera visita a las instalaciones que concede a un medio de comunicación.

Gumersindo Cachafeiro, presidente de Mape Asesores. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Gumersindo Cachafeiro, presidente de Mape Asesores. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Aquella primera encomienda que llegaba desde China prometía multiplicar por cuatro el valor de todos los productos que fuese capaz de reclutar. Una seducción golosa, pero que pronto se revelaría como inviable y traidora. "Cuando empezamos a ver lo que había en España y Europa vimos que China ya lo había comprado todo. Y sí, pagaron cuatro veces el valor original, pero a nosotros nos lo vendieron después multiplicado por diez. Las mascarillas que costaban dos céntimos las compramos el 20 de marzo a 42 céntimos y lo mismo pasó con los buzos, las batas y muchos otros productos. Las cajas de 100 guantes que vendíamos a 2,50 euros las llegamos a comprar a 20 euros".

China pagó cuatro veces el valor original del producto, pero nos lo vendieron después multiplicado por diez

El precipicio

Si la razón hubiese decantado la balanza a su favor, probablemente la empresa seguiría los pasos de otras homólogas del sector que se quedaron en el arcén. Sin embargo, Mape decidió entrar en la espiral "porque nuestros clientes nos necesitaban y porque todo el mundo te llamaba pidiendo ayuda"; desde profesionales sanitarios, a funcionarios de ministerios y responsables de las empresas con las que trabaja la compañía.

Una trabajadora de Mape Asesores en el robot que usa la compañía. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Una trabajadora de Mape Asesores en el robot que usa la compañía. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Las jornadas empezaban a las cinco de la mañana, cuando China (principal surtidor de la mercancía) abría sus mercados, y finalizaba muchas veces "a la una o dos de la madrugada". La plantilla, integrada por 45 profesionales, fue reforzada para coordinar la logística que conllevaba importar y distribuir cientos de miles de productos fabricados a 9.000 kilómetros de distancia. Y siempre sin sacar vista del reloj, "porque conseguir un respirador igual significaba salvar una vida".

En la travesía no faltaron "las estafas" de productos que jamás llegaron y de otros que aterrizaron con una calidad mucho menor a la anunciada. Y los momentos de vértigo tampoco escasearon. Cachafeiro todavía tiene grabado a fuego aquel 12 de abril de 2020, cuando la sociedad vio que había liquidado todos sus fondos arrastrada por la nueva norma que se había impuesto en el mercado: "todas las compras había que pagarlas por adelantado".

"Por suerte" dos bancos le concedieron una póliza de crédito para "seguir comprando y continuar con la actividad", pero esa noche, la de la firma, fue otra de las que costó conciliar el sueño. Sobre todo por las dudas de "si vas a arruinar a tu familia y arruinarlo todo, porque no sabes si vas a cobrar ni lo que va a pasar".

Fachada de la empresa Mape Asesores. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Fachada de la empresa Mape Asesores. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Facturación

Aunque la demanda siempre superó la oferta, Mape Asesores compró y distribuyó de forma directa 600 millones de mascarillas y al mismo tiempo (mientras no se normalizó la situación) cedió su licencia de importación a las administraciones públicas para gestionar la compra de otros 600 millones de cubrebocas. "La primera mascarilla que trajo el Estado español venía a nombre de Mape", recuerda Cachafeiro.

La primera mascarilla que trajo el Estado español de China venía a nombre de Mape

Las compras directas triplicaron por tres la facturación habitual, haciendo que la empresa alcanzara en 2020 los 113 millones de facturación y se coronara como la segunda firma de Pontevedra con más ingresos (solo superada por la Constructora San José, que facturó 754.674.000 euros).

Oficinas de Mape Asesores. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Oficinas de Mape Asesores. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El presidente de la sociedad asegura que nunca se imaginó llegar a estas cotas de negocio, si bien advierte de que en su caso los márgenes de beneficio fueron ajustados. "En la pandemia nuestro margen se redujo mucho, porque no procedía aprovecharse. Oscilaba entre el 5% o el 8% y sobre todo en el apartado de logística. Cuando veo esos casos de que compraron artículos a un euro y los vendieron a catorce pienso: esa no es gente del sector sanitario".

Cuando veo esos casos de que compraron artículos a un euro y los vendieron a catorce pienso: esa no es gente del sector sanitario

Función

Actualmente, la covid apenas representa el 5% de la facturación de Mape Asesores, cuya actividad se ha normalizado.

La firma mantiene su función inicial de asesoría, certificando que los centros médicos de sus clientes se ajustan a la ley (entre otros procesos). Y además es la empresa que surte de material sanitario y medicamentos (autorizados según el caso) al "65% de las empresas españolas que cuentan con centros médicos".

El material se almacena en las naves de O Campiño, donde gran parte del proceso está automatizado y donde se garantiza una trazabilidad completa de buena parte de los productos. Desde hace dos años cuenta con una tienda online (salunatur.com) y aparte dispone de un centro especial de empleo, donde tiene contratadas a entre 10 y 16 personas con algún tipo de diversidad funcional que normalmente contrata a organizaciones sin ánimo de lucro.

Comentarios