viernes. 03.07.2020 |
El tiempo
viernes. 03.07.2020
El tiempo

Maquillaje como herida de guerra

Las alumnas del instituto pontevedrés que colaboraron con la Brilat maquillando heridos, junto a una de las 'víctimas' del suceso simulado. CEDIDA
Las alumnas del instituto pontevedrés que colaboraron con la Brilat maquillando heridos, junto a una de las 'víctimas' del suceso simulado. CEDIDA

Alumnas del IES Frei Martín Sarmiento colaboran con la Brilat en un simulacro sobre atención en catástrofes

SUENA UNA explosión. Sale humo de un vehículo militar. No es el único. Un convoy ha sido atacado y se prevé que el número de víctimas sea considerable. Es el momento de desplegar un operativo de rescate y evacuación de los heridos.

Este podría ser el día a día de los soldados de la Brilat en cualquiera de sus destinos en el mundo y lo principal es que el Ejército esté preparado para una situación de semejante calibre.

Es por ello que periódicamente la base General Morillo de la Brigada Ligera Aerotransportable Galicia VII acoge cursos de formación, gracias al convenio entre el Ministerio de Defensa y el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), con el objetivo de que, si llega el momento, todo el mundo sepa qué tiene que hacer exactamente para evitar consecuencias peores.

Es así que estos días se están desarrollando en la base de Figueirido unas jornadas formativas teórico-prácticas en colaboración con el IES Frei Martín Sarmiento de Pontevedra. Estas jornadas están centradas en la inmovilización selectiva y en la restricción del movimiento espinal, basado en la utilización del novedoso dispositivo Tablero J. Este elemento fue utilizado recientemente por los servicios de emergencia en la extracción de víctimas en incidentes y accidentes.

De este modo, el instituto pontevedrés colaboró con la Brilat en la simulación de un incidente con múltiples víctimas. Participaron varias alumnas de Estética, tutorizadas por la profesora Toñi Fernández Justo. Ellas fueron las encargadas de convertir las caras de los soldados en rostros sangrantes que simularan haber sufrido un auténtico ataque por parte del enemigo. No es la primera vez que el centro colabora con la Brilat. Ya lo hizo en septiembre de 2018, con una actividad similar en la que no faltaron las camillas, el hospital de campaña y un protocolo de evacuación de las víctimas perfectamente organizado.

La Brilat, asimismo, también continúa acercando el Ejército a la sociedad civil con exposiciones a las que invita a escolares, que pueden ver y tocar los vehículos y diverso material militar de lo más auténtico.

Maquillaje como herida de guerra
Comentarios