lunes. 18.11.2019 |
El tiempo
lunes. 18.11.2019
El tiempo

MAR CAPEÁNS, CIENTÍFICA DEL CERN

"La carrera científica es divertida"

Mar Capeáns. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Mar Capeáns. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Doctora en Física por la USC, lidera uno de los equipos del CERN. Este lunes desmontó prejuicios sobre ciencia y mujer ante 250 jóvenes

"Si tuviera que definir mi carrera en una sola palabra diría que es divertida". Así contestó Mar Capeáns (Santiago, 1967) a los 250 alumnos de distintos institutos de Pontevedra que el lunes asistieron a la charla impartida por la física del Consejo Europeo para la Investigación de la Energía Nuclear (CERN) en el programa Girl Stem, que promueve la Asociación Galega de Empresas de Software Libre (Agasol) y la Xunta.

El objetivo de este programa es acercar a mujeres referentes en ciencia a los jóvenes.
Sí. Tengo esa asignatura pendiente de que me fui y nunca volví, así que siempre que puedo colaboro y sobre todo en un tema como este. Hay que decirle a las chicas que nos ayuden, que muchos de los cambios importantes de la sociedad actual van a pasar por la ciencia y la tecnología y no nos los podemos perder.

"Muchos de los cambios importantes de la sociedad van a pasar por la ciencia y las mujeres no nos los podemos perder"

¿Se necesitan más miradas femeninas en el ámbito científico?
Necesitamos un liderazgo femenino. Cuando damos oportunidades a las mujeres los resultados son espectaculares. Necesitamos la mirada de ellas, la de los mayores, de los jóvenes... Cuanta más diversidad, mejor lo haremos. Sería una pena que por ciertos estereotipos las mujeres tengan reticencias para involucrarse en la sociedad que viene.

Los datos dicen que cada vez menos chicas escogen carreras científicas y tecnológicas. Solo un 25% del total. ¿Por qué?
Es curioso que en el mundo universitario hay más mujeres estudiando e incluso en algunos países ya hay más mujeres haciendo un doctorado que hombres. Pero luego ellas se van más a ciencias de la salud o ciencias donde quizás crean que hay una relación más estrecha con el ser humano. Pensar que la ciencia está alejada del servicio al ser humano es un error. Mi experiencia es completamente opuesta. Esta carrera implica generosidad. Evidentemente, cuando haces un examen o preparas un proyecto hay esos momentos de soledad. Ocurre en todas las carreras. Lo que me he encontrado en mi carrera es que hay que saber un montón de ciertas cosas y saber mucho de gente, porque si no esto no sale adelante. La ciencia que se hace en el CERN es muy colaborativa, con equipos enormes. La carrera científica es divertida, emocionante y te obliga a estar siempre al día.

Solo el 20% de los científicos del CERN son mujeres. ¿Qué hay que hacer para llegar a la élite de la ciencia?
Es un problema complejo, ligado a la sociedad actual, a la cultura, a cómo crecemos, a las ayudas que una tiene cuando es adulta y quiere ser madre. Lo que hay que hacer es poner a gente joven frente a esta realidad para que se den cuenta de que se puede hacer. Eso es fácil de hacer, sabemos que funciona y además es muy democrático. Los esfuerzos que hacen algunos profesores de instituto que traen a sus alumnos al CERN funciona. Que unos padres hablen a sus hijos e hijas de ciencia también. Hay que hacerlo y cuanto antes mejor.

¿Cómo se explica a los jóvenes qué es el CERN o el Bosón de Higgs para captar su atención?
Intento explicarlo como una combinación de cuatro cosas.La física hoy en día atrae muchísimo. Decirle a un joven que después de tantos siglos solo entendemos el 5% del universo debe de sonar espeluznante. ¿Qué es el resto, el 95%? Eso ya llama la atención. Si haces el cóctel de tecnología superpuntera en ingeniería, computación, sensores, imanes... Esa parte tecnológica combinada con esas preguntas de la física fundamental tienen su parte de atractivo. Luego se trata de ciencia colaborativa y muy abierta.

El CERN es una pequeña torre de Babel.
Es un laboratorio fundado por doce miembros en los años 50, pero hoy hay 22 estados miembros. Luego colaboramos con los grandes países como Canadá, Japón, EE UU, Rusia... Es un laboratorio mundial en el que todos hablamos inglés mezclado con tu lengua nativa y te entiendes. Es divertido.

Hace diez años decía que uno de sus sueños era participar en un descubrimiento que pudiera cambiar nuestra forma de pensar. ¿Estamos más encaminados hacia ese momento?
Creo que el descubrimiento del Bosón de Higgs nos ha cambiado la vida por dos razones. La primera, hemos popularizado la física de partículas. Y segundo, todas las tecnologías que hemos tenido que desarrollar para descubrir el Bosón de Higgs ya han cambiado nuestras vidas. Por ejemplo la web. No nos podemos imaginar la sociedad sin Internet y eso surge del CERN. O todo lo que se ha hecho a nivel sanitario, el uso de aceleradoras de partículas para tratar tumores en zonas muy específicas que antes no se podían tratar... Por eso el Higgs ya ha cambiado nuestras vidas, que haya cambiado nuestra forma de pensar... aún tiene que llegar. La física de partículas aún no ha llegado ahí, pero si un día descubrimos que hay un mundo de cinco dimensiones o de supercuerdas nos vamos a volver locos.

Desde este año lidera un nuevo equipo. ¿Qué tienen entre manos?
Acabo de integrarme al CMS, que es uno de los dos grandes experimentos del colisionador de hadrones y estamos planificando y empezando a ejecutar todas las mejoras técnicas de los detectores de partículas que vamos a cambiar en los años 2024-2025. Vamos a poner tecnologías nuevas, porque el detector actual se diseñó hace quince años y estos proyectos son a muy, muy largo plazo. Es un reto importante.

"La carrera científica es divertida"
Comentarios