La 'marea rosa' insufla aliento a la AECC

La IV Marcha contra el cáncer reunió a más de 1.700 participantes
Marcha de la AECC en PONTEVEDRA. DAVID FREIRE
photo_camera Marcha de la AECC en PONTEVEDRA. DAVID FREIRE

La camisetas conmemorativas de la IV Marcha contra el cáncer tiñeron este domingo de color rosa las calles de la ciudad. El acto solidario organizado por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) contó con la participación de más de 1.700 personas que formaron una marea reivindicativa con el objetivo de impulsar a la investigación oncológica.

Hubo tiempo para prepararse antes del inicio con un calentamiento a cargo del Colegio de Licenciados en Educación Física de Galicia. Los participantes en la prueba tuvieron ocasión de optar por la carrera o bien recorrer a pie los 6,5 kilómetros de los que constaba el circuito urbano, con salida y llegada fijadas en la avenida de Montero Ríos. Corredores y andarines bordearon el Lérez y atravesaron las marismas de Alba, para volver a la ciudad, pasando por el centro histórico.

El alcalde Miguel Anxo Fernández Lores dio el pistoletazo de salida a la carrera, mientras que Marcos Rey, concejal de Benestar Social, se encargó de dar inicio a la caminata que saldría a continuación. El regidor municipal, que participó en la caminata, sorprendido con el poder de convocatoria de la AECC, destacó que "a reivindicación dos cidadáns é o que vai facer que se sigan gastando cartos, especialmente públicos, na investigación da loita contra o cancro. Esta manifestación de apoio co labor que desenvolve a AECC vainos facer avanzar e enfrontarnos a unha enfermidade considerada a peste do século XXI".

La presidenta provincial de la AECC, Carmen Abeledo, mostró su satisfacción por haber recuperado esta prueba (no se celebró en 2020 y 2021 debido a las restricciones sanitarias de la pandemia), en la que se conjugaron el deporte y la adhesión de la sociedad pontevedresa a la labor que está desarrollando la entidad benéfica: la lucha contra la enfermedad desde los ámbitos de la prevención, el apoyo y el acompañamiento a pacientes y su entorno y el impulso de la investigación. "Nuestro reto es incrementar el índice de supervivencia global de cáncer desde el 56% actual al 70% en 2030, ya que con la investigación avanza la vida y el cáncer retrocede", subrayó.

Con esta prueba, destacó Carmen Abeledo, la AECC buscó "concienciar a la población de la necesidad de eliminar las diferencias ante esta enfermedad y que toda la sociedad tenga las mismas posibilidades para prevenir el cáncer, vivir con él y acceder a los resultados de su investigación".