martes. 26.01.2021 |
El tiempo
martes. 26.01.2021
El tiempo

Los mariscadores comienzan el mes más importante del año parados por la toxina

Mariscadoras de a pie faenando en una playa de la ría el pasado mes de julio. B. CÍSCAR (ARCHIVO)
Mariscadoras de a pie faenando en una playa de la ría el pasado mes de julio. B. CÍSCAR (ARCHIVO)
Justo cuando los precios empezaban a batir récords, la última analítica realizada por el Intecmar ha obligado a cerrar la zona 5 de extracción de almeja al menos hasta el próximo lunes

Los mariscadores del fondo de la ría de Pontevedra no han podido empezar con peor pie el mes de diciembre. La detección de biotoxinas lipofílicas ha obligado a cerrar los bancos de extracción de moluscos de la denominada zona 5, en la que faenan los trabajadores de a pie. Por el momento, el sector ya ha perdido esta semana (a excepción del lunes) y, si el Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño de Galicia señala que dicho cierre es definitivo, el paro forzoso en las playas de la ría podría prolongarse bastantes días más.

Este golpe llega precisamente en el mes más importante para los mariscadores, puesto que es ahora cuando los moluscos suelen alcanzar los precios más elevados del año, coincidiendo con las fiestas navideñas. De hecho, el pasado lunes 30 de noviembre las cotizaciones en la subasta celebrada en la Lonxa de Campelo fueron muy buenas: la almeja japónica de clase B, es decir, la de menor tamaño comercializable, batió su mejor precio desde que la pandemia obligó a cerrar la hostelería, superando los diez euros por kilo, lo que supone una cifra realmente buena en lonja. La de tipo A y extra, que son las de talla intermedia y superior, rondaron los 11 y los 13 euros respectivamente.

Los mariscadores son muy conscientes de la importancia que tiene diciembre para sus carteras, de ahí que, a la hora de elaborar el calendario de trabajo de este mes, las directivas de las agrupaciones sectoriales intentasen aprovechar el mayor número de jornadas posible en función de la marea. Esta semana tenían previsto acudir a la playa todos los días, pero la toxina ha echado por tierra la planificación. Ahora queda por ver cómo evolucionará su propagación y si todavía podrán salvar el resto de la campaña.

"Ojalá que el cierre no se prolongue mucho y podamos aprovechar el resto del mes, porque de lo contrario estamos fastidiados", indicó este martes la patrona mayor de la cofradía de Santo André de Lourizán, María del Carmen Vázquez Nores. "Si el cierre es definitivo, hace falta que dos muestras más den buenos resultados. Si es cautelar, llegaría con que los diese una sola y entonces aún tendríamos esperanza y podríamos volver a trabajar la próxima semana. El viernes harán nuevos análisis y a ver qué pasa", añadió.

Los que de momento pueden seguir faenando son los mariscadores a flote, ya que la zona 4 (en la que trabajan las embarcaciones) se mantiene abierta por ahora y a la espera de ver qué sucede con el resultado del análisis de las muestras que tome el Intecmar el viernes, tal y como indicó la patrona de Lourizán.

Todos los polígonos mejilloneros de la ría están cerrados
Además de la extracción de almeja, en la ría de Pontevedra la presencia de biotoxinas también mantiene paralizada la actividad de los mejilloneros, pues todos los polígonos de bateas están cerrados (algunos desde agosto, otros desde septiembre y el último en sumarse al cierre fue el Portonovo C, el 2 de noviembre).

En el caso del marisqueo de almeja, la culpable es la toxina lipofílica y los del fondo de la ría pontevedresa no son los únicos bancos en los que existe prohibición de faenar. Según el informe publicado ayer por el Intecmar, también está cerrada toda la ría de Muros-Noia (en este caso la restricción empezó el 26 de noviembre).

En la ría de Vigo está prohibido extraer moluscos en parte de la zona 4, aunque en este caso la prohibición viene de muy atrás, pues se decretó en abril de 2015.

Los mariscadores comienzan el mes más importante del año parados...
Comentarios