Más basura que pellets en la ría

Durante la limpieza de playas llevada a cabo en Marín, los más de cien voluntarios extrajeron un total de 200 kilos de residuos entre todos los arenales, mientras que en Sanxenxo se retiraron 42 sacos llenos ► La presencia del vertido del Toconao en ambos municipios fue muy escasa
photo_camera Labores de limpieza en Aguete. DAVID FREIRE

Colillas, botellas de plástico, latas, tapones, redes, bastoncillos, restos de embarcaciones y todo tipo de microplásticos, incluidos los pellets, fueron algunos de los residuos que este sábado se retiraron en las playas de Marín y Sanxenxo durante las limpiezas generales convocadas por sendos ayuntamientos. Y es que a pesar de que la basura es el pan de cada día en los arenales, el vertido del Toconao y la posterior llegada de las bolas de plástico a los arenales generó una mayor concienciación entre la población.

Precisamente ese interés por mantener el litoral libre de contaminación plástica, provocó que entre los dos municipios se juntasen más de 300 voluntarios de distintos puntos de la comarca y de diferentes edades, desde niños hasta mayores.

Labores de limpieza en las playas pontevedresas. DP
Una voluntaria realiza labores de limpieza en un arenal. DP

La jornada, que comenzó en ambos ayuntamientos a las nueve y media de la mañana, coincidiendo con el momento en el que empezó a bajar la marea, acabó con un total de 200 kilos de basura extraídos de las playas de Marín, mientras que en Sanxenxo se retiraron 42 sacos grandes de residuos. Por su parte, la presencia de los pellets en los ambos municipios fue muy escasa durante la jornada de limpieza; en los arenales marinenses se recogieron cerca de 200 de estos microplásticos y en los sanxenxinos sólo alcanzaron los 600 gramos.

Hasta la limpieza en Sanxenxo, en la que participaron 200 personas –inicialmente se habían inscrito como más de 120–, se acercó el alcalde del municipio, Telmo Martín, donde expresó que "tivemos moita sorte de contar con tanta xente voluntaria" a los que quiso transmitir "o meu máximo agradecemento".

José Manuel Veiga. Voluntario de Marín
"Moita xente non é consciente do mal que se fai tirando unha bolsa de plástico ao mar, por exemplo"

Su homónima en Marín, María Ramallo, también estuvo presente en las limpiezas llevadas a cabo en las playas del municipio. Concretamente, la regidora se acercó al arenal de Portocelo, donde se extrajeron todo tipo de residuos, una estampa que se repitió en todas las playas marinense, en las que en total estuvieron 120 voluntarios –grupos de 20 en las playas de Portocelo, Mogor, Aguete 1, Aguete 2 y Loira, y dos de diez en las de A Coviña y O Santo–.

Una de esas personas que se acercaron hasta los arenales para participar en la limpieza, además de miembros de la Corporación municipal marinense, fue la pontevedresa Alba Gallego, que estuvo acompañada por su marido y por su hijo. "Enterámonos da iniciativa polas redes sociais e realmente tamén nos apetecía vir a axudar", explica la mujer, que reconoció que no es la primera vez que acude a alguna limpieza de playas, incluso de manera particular.

"Intentamos tamén que os nosos fillos estén concienciados da importancia do coidado de medio ambiente. Parecíanos importante aportar o noso gran de area", expresa Gallego, que considera su presencia en Aguete un gesto más simbólico ya que "é a praia á que vimos no verán".

Un momento de la jornada. DP
Un momento de la jornada. DP

Alba, su marido y sus hijos fueron los primeros en encontrar pellets durante la jornada del sábado. Y es que por su tamaño, pasaban totalmente desapercibidos en la línea de las mareas, donde se suelen acumular junto con otros microplásticos. "A praia non está excesivamente sucia, pero si que nos atopamos moitos residuos dun accidente dun barco que houbo e tamén moitas boliñas de poliespan. Na liña de mareas atopamos pellets, non moitos, pero si que hai. Se viñésemos todos os días atoparíamos moitos máis", cuenta la pontevedresa.

Además de familias, parejas y personas en solitario, en la limpieza de Marín también participaron algunas asociaciones del municipio, como la entidad deportiva Imua Paddle Surf y la Asociación de Pescadores Ría de Marín, de reciente fundación. El marinense José Manuel Veiga, exmarinero, fue uno de los miembros de la asociación que "viñemos a colaborar no que se poida. Como asociación sempre estamos dispostos a este tipo de accións".

Alba Gallego. Voluntaria de Pontevedra
"Intentamos tamén que os nosos fillos estén concienciados da importancia do coidado de medio ambiente"

Veiga reconoce ser consciente de la problemática que existe con la basura y residuos marinos: "Nos dedicamonos a andar con pequenas embarcacións pola ría e sabemos a que problemáticas nos enfrontamos con isto. Nas praias sempre hai de todo e todo tipo de residuos e no mar".

Por eso, el exmarinero considera fundamental "concienciarnos de que hai que coidar as praias e o mar. Eso repercute todo en nós. O que cae ao mar, o peixe cómeo e nos comemos o peixe. Moita xente non é consciente do mal que se fai tirando unha bolsa de plástico ao mar, por exemplo. Hai que facer o menor dano posible ao mar".

Tras la jornada de limpieza en las playas marinense, que se alargaron casi tres horas para algunos voluntarios, la concejala de Medio Ambiente, Marián Sanmartín, se mostró muy satisfecha con el resultado de la recogida. "Estamos muy agradecidos y contentos por esta recogida. No deja de ser importante hacerlo en esta época de llegada de pellets aunque en proporción es una cantidad insignificante. Entre todas las playas habremos sacado unos 200 pellets, que no son ni 200 gramos", explica la edil, que participó en la limpieza junto con otros miembros del grupo de gobierno.

Balance de la basura extraída este sábado en Aguete 1. DAVID FREIRE
Balance de la basura extraída este sábado en Aguete 1. DAVID FREIRE

Sanmartín puso en valor el interés que mostraron los voluntarios, que también estuvieron "muy animados y concienciados y además al no haber encontrado muchos pellets todo el mundo se queda mucho más tranquilo".

Sin embargo, la titular de Medio Ambiente en el Concello de Marín quiso hacer hincapié en la "cantidad de residuos que se sacan. Aparentemente las playas están muy limpias, pero en verdad se quita muchísimo". Por ese motivo, y dado el interés de una gran parte de las personas asistentes a la jornada medioambiental, Sanmartín anunció que "intentaremos repetir la iniciativa, porque la gente así nos lo demanda".

Durante la recogida de residuos, en el caso de Aguete 1, algunos de los voluntarios mostraron conocimientos sobre como gestionar la basura una vez clasificada. Por eso, muchos de ellos demandaron la celebración de charlas previas a las limpiezas para "saber ben o que facer, xa que hai tantas cousas que non sabes onde tirar o que recoller. Os cidadáns estamos acostumbrados a solo tres contenedores. Farían falta un montón deles", anotaba un hombre este sábado en el arenal marinense.

Marián Sanmartín. Concejala de Marín
"Intentaremos repetir la iniciativa, porque la gente nos lo demanda y estamos muy agradecidos por el interés"

Precisamente, Sanmartín indicó que "es complicado hacer una selección de residuos porque cuando llegan a las playas ya están deteriorados, mojados o deshechos. Hicimos una selección de envases y algo de vidrio, que eso si que tienen fin para reciclarlo".

La concejala de Medio Ambiente anotó que además del servicio municipal de limpieza, también participó de forma altruista la empresa con la que el Concello de Marín tiene contrato para la limpieza de playas. "Ellos se encargaron de recoger los residuos más grandes y también retiraron los troncos y ramas que acaban en las playas después de los días de temporal", indicó Sanmartín.

Desde una lata de cerveza alemana a una boquilla de alcoholímetro

Durante la jornada de limpieza del sábado en las playas de Marín, los voluntarios encontraron todo tipo de residuos. Sin embargo, algunos llamaron más la atención que otros, es el caso de algunos envases y latas, como una de cerveza alemana o uno de yogur portugués.

Entre los plásticos más pequeños también se encontró una boquilla utilizada para hacer test de alcoholemia.

Los restos que más se repetían fueron los bastoncillos de los oídos.

Comentarios