Miércoles. 24.04.2019 |
El tiempo
Miércoles. 24.04.2019
El tiempo

Más frecuencias y mejores enlaces, las peticiones ciudadanas para el nuevo transporte en bus

Usuarios del transporte público en Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Usuarios del transporte público en Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

HORARIOS. Los usuarios piden líneas más temprano para la ida y más tarde para la vuelta, también durante los fines de semana ▶ TRANSBORDOS. Para muchos vecinos de Poio o las parroquias de Pontevedra llegar a Montecelo en autobús es imposible

EL TRANSPORTE en Pontevedra se reformula. La Xunta presentó esta semana los anteproyectos de explotación del transporte de viajeros en diferentes comarcas de toda Galicia, entre ellas la de Pontevedra y otros concellos limítrofes. La expectación entre los usuarios del transporte público no se ha hecho esperar y las peticiones son muchas: desde aumentar las frecuencias hasta mejorar los enlaces. "Aquí llevo el periódico, para echarle un ojo y saber qué van a hacer", comentaba hace unos días una viajera en la parada de autobús de la Praza de Galicia.

¿Qué es entonces lo que van a hacer? La Xunta se dispone a renovar la concesión de las líneas de autobús, que caducan el próximo mes de agosto, y, para ello, ha diseñado un nuevo mapa con un total de 166 rutas en 22 concellos del Norte y el Sur de la comarca (además de otras rutas en comarcas de toda Galicia).

Este nuevo paquete de concesiones forma parte de la segunda fase del conocido como Plan de Transporte Público de Galicia, que entrará en funcionamiento en agosto de este año. Habrá 43 trayectos con parada en la ciudad de Pontevedra que provienen de municipios próximos. La Consellería de Transportes ha elaborado seis proyectos de explotación por comarcas que afectan a la ciudad de Pontevedra, aunque el que se centra en la ciudad afecta a Vilaboa y Marín, además de a la Boa Vila.

HACIA UN PTM. Aunque el anteproyecto se refiera al área metropolitana de Pontevedra, la nueva licitación de líneas no debe confundirse con el Plan de Transporte Metropolitano, una iniciativa paralela para la que será necesario un acuerdo entre la Xunta y los doce concellos del área propuestos para integrarlo.

Por su parte, Ethel Vázquez, conselleira de Transportes, explicó el miércoles en Pontevedra que las líneas que transcurran por el término municipal de Pontevedra tendrán que ser financiadas por el Concello. Según el anteproyecto presentado por la Xunta, son 16 las líneas que se ajustan a esta casuística.

A la ciudadanía no le importa demasiado quién subvencione cada trayecto y reclama un transporte público eficiente, con más frecuencias y que se adapte a los horarios laborales para poder dejar el coche en casa. "Non só é preciso o autobús para traballar, dende Postemirón non temos líneas as fins de semana para poder ir a Pontevedra a tomar un café, por ejemplo", cuenta una vecina de Vilaboa.

Lo mismo explica Tamara Vidal, que viaja a diario entre Bueu y la ciudad del Lérez para trabajar. "Se queres vir á cidade a facer algún tipo de plan de lecer non tes posibilidades durante a fin de semana porque os autobuses de volta son moi cedo", cuenta. Además, se queja de que si algún día tiene que hacer alguna hora extra en el trabajo llega justa al autobús y tiene que "estar pedindo favores". Según ella, esta situación comenzó después de la primera reestructuración del transporte que hizo la Xunta en 2017 y que supuso la primera fase del nuevo Plan de Transporte Público de Galicia. "Agora o billete é máis barato, pero hai menos autobuses", explica la joven.

Para quien viene de fuera, es importante que haya enlaces para no tener tiempos muertos de espera entre una línea y otra. Quien va desde Sanxenxo a Pontevedra para luego coger una línea de media distancia como, por ejemplo, a Santiago, tiene dificultades para realizar el enlace correspondiente a determinados horarios.

Lo mismo les ocurre a viajeros de localidades más próximas como Poio o las parroquias de Pontevedra. Así, esta misma semana, una viajera de Vilariño (Poio) denunciaba que para ir al Hospital de Montecelo solo tenía la opción de hacerlo en taxi, cuando hace unos años iba en autobús. En este sentido, el Concello de Pontevedra tiene también la responsabilidad de ofrecer el servicio de transporte urbano para comunicar diferentes puntos de la ciudad y facilitar los transbordos de quienes se bajan del bus en un punto y necesitan coger otro en otro lugar de la ciudad. La implantación del transporte urbano es obligatoria para todos los municipios de más de 50.000 habitantes, pero en Pontevedra este servicio se limita a la ruta que va a Monte Porreiro, que adjudica la Xunta y cuyo billete subvenciona el Concello. Así, en la actualidad no hay líneas de titularidad municipal pese a lo que dice la ley. La creación de nuevas rutas por la ciudad depende de la voluntad del Gobierno local, que no ha mostrado interés en la implantación de dicho servicio.

Una medida que sí tienen encima de la mesa tanto el Concello como la Xunta es la creación de un sistema de transporte a demanda, una solución para el rural que permitiría solicitar previamente el servicio de transporte que solo se prestaría cuando el ciudadano lo solicite. En este capítulo entran en el terreno los taxistas, que pasarían a formar parte de un plan municipal de transporte bajo petición previa. Sobre este punto, el edil de Ordenación do Territorio, César Mosquera, anunciaba esta semana una reunión con ellos para dar los primeros pasos, aunque será necesario también negociar con la Administración autonómica. A quien necesita el transporte público poco le importan los cruces de declaraciones y las buenas intenciones de unos y otros. Los ciudadanos piden alternativas al coche privado que sean eficientes y baratas.

Las tarifas
Precio único por zonas
Tal y como viene siendo desde la implantación de la primera fase del Plan de Transporte Público de Galicia, los precios estarán unificados y los trayectos entre los núcleos más próximos a Pontevedra serán de 1,50 euros en efectivo y 1,35 euros pagando con la tarjeta TMG (Transporte Metropolitano de Galicia). Además, habrá la posibilidad de realizar bonos mensuales con descuentos de entre el 50 y el 75% en el precio del billete.

Menores
Una de las novedades del Plan de Transporte Público que está implantando por fases la Xunta es la gratuidad del billete para jóvenes menores de 19 años.

Hasta ahora, esta ventaja solo se aplicaba en los municipios que contaban con un Plan de Transporte Metropolitano, por lo que los jóvenes de Pontevedra no disfrutaban de ella. Sin embargo, tal y como anunció la Xunta en diciembre, corregirá esta "discriminación" a lo largo de 2019. Más de 15.000 menores de la ciudad se beneficiarán de esta medida.

Más frecuencias y mejores enlaces, las peticiones ciudadanas para...
Comentarios