"Más jóvenes, más mujeres y más graves": el cáncer de pulmón cambia de perfil

El CHUP detecta cada semana cuatro tumores pulmonares, de los que un 80% se deben al tabaco
Una sanitaria ante una radiografía de pulmón. DP
photo_camera Una sanitaria ante una radiografía de pulmón. DP

El cáncer de pulmón, cuyo Día Internacional se conmemora el jueves, sigue afectando mayoritariamente a hombres adultos, pero en el último lustro el patrón del paciente ha experimentado importantes cambios. Su incidencia ha despegado en el grupo de las mujeres, en el que cada vez hay más diagnósticos, y en general se detecta "a edades más jovenes" que hace unos años, lo que también contribuye a que los casos sean "más agresivos y más graves".

Así lo describe el jefe de Neumología del CHUP, Adolfo Baloira, quien advierte que el cáncer de pulmón es el tercero en número de diagnósticos (por debajo del colorrectar y prostático), pero "el que más mata", lo que hace que continúe "como la primera causa de muerte por cáncer".

El Rexistro Galego de Tumores (Regat) refleja que el año pasado en el área sanitaria fueron detectados 201 tumores pulmonares (unos cuatro a la semana, de los que 130 fueron localizados en varones y 71 en mujeres.

¿Cuáles son las causas? Sin lugar a dudas, el tabaco lidera el ranking de detonantes y, aunque no existe el cálculo exacto de cuántos cánceres de pulmón se deben al tabaquismo, Baloira subraya que "una persona que fume 20 cigarrillos al día durante 20 años tiene aproximadamente 25 veces más probabilidades de desarrollar un cáncer de pulmón". En el caso concreto de Pontevedra, "de cada 20 cánceres de pulmón" que examinan los especialistas, "aproximadamente 18 o 19 se deben al tabaco". Un porcentaje que lleva al neumólogo a predecir que, "si el tabaco no existiera, seguramente más del 90% de los tumores de pulmón tampoco existirían".

El porcentaje restante está vinculado a otros factores, entre los que también se encuentra la exposición al gas radón y otras sustancias cancerígenas.

Tratamiento

El especialista explica que a día de hoy el único tratamiento que cura el cáncer de pulmón es la cirugía. El gran escollo es que ésta solo se puede practicar cuando el tumor se encuentra en estadios precoces, lo que sucede en menos del 40% de los casos, y aún así, de todos los que se operan, solo la mitad logra una supervivencia por encima de los cinco años. "Por eso es tan dramático, porque las tasas de curación no superan más allá del 15% de los casos", señala el jefe de servicio.

Las estadísticas gallegas señalan que a largo plazo es el tumor con menos supervivencia (solo le supera el cáncer de encéfalo). Sin embargo, Baloira destaca que en los últimos años se han conseguido importantes mejoras en el tratamiento que han mejorado notablemente la esperanza de vida.

Mejoras

En el propio CHUP fue implantado hace unos meses un sistema para identificar las mutaciones genéticas que hay en cada cáncer de pulmón y, en función de estas, ofrecer las terapias más efectivas. Entre ellas, despunta la inmunoterapia, que permite al sistema inmunológico atacar el tumor con más efectividad y con menos efectos secundarios que la quimioterapia. "A veces tenemos casos espectaculares, de una desaparición casi al completo de tumores grandes (...) y en tumores que a lo mejor tenían una supervivencia de ocho o diez meses, conseguimos superar los cuatro años y con muy buena calidad de vida".

A veces tenemos casos espectaculares, de una desaparición casi al completo de tumores grandes (...) y en tumores que a lo mejor tenían una supervivencia de ocho o diez meses, conseguimos superar los cuatro años y con muy buena calidad de vida

El especialista asegura que estos avances han sido importante mejoría y que, de cara a un futuro, se esperan progresos muy relevantes. Así, alude por ejemplo, a las vacunas de ARN mensajero que ya consiguieron frenar los pies al coronavirus y que ahora esperan hacer lo mismo con el cáncer de pulmón y otros tumores. "Empezamos a tener buenas expectativas", concluye el especialista.

¿Cuáles son los síntomas?

El jefe de Neumología, Adolfo Baloira, señala que el cáncer de pulmón "puede no dar absolutamente ningún síntoma durante mucho tiempo, ya que el pulmón no tiene sensibilidad al dolor". Por ello, es habitual que los casos se diagnostiquen tarde y por este mismo motivo el Sergas ha anunciado que empezará en los próximos meses con pruebas piloto para desarrollar un plan de cribado de cáncer de pulmón. La previsión es identificar la población de riesgo, como pueden ser fumadores de riesgo o fumadores con EPOC con más de 50 años, y someterlos a un TAC de baja radiación para favorecer la detección precoz.

A pesar de ser una enfermedad muchas veces silente, Baloira precisa que si el tumor crece dentro de un bronquio, es habitual que aparezcan esputos con sangre, frecuentes episodios de tos y neumonías recurrentes. Además, cuando hay metástasis, es común que se perciban síntomas en los órganos afectos. "Por ejemplo, si es en el cerebro el paciente puede sufrir desde una epilepsia a un mareo o pérdida de fuerza en un brazo. Pero a nivel respiratorio da muy pocos síntomas y cuando los da casi siempre está en una fase avanzada".

La tasa masculina es la más baja de Galicia, pero la femina es de las más altas

El tabaquismo también explica el aumento de casos en el sexo femenino que, por cuestiones genéticas, tiene una mayor susceptibilidad frente al humo de cigarrillo.

El tabaquismo también explica el aumento de casos en el sexo femenino que, por cuestiones genéticas, tiene una mayor susceptibilidad frente al humo de cigarrillo

En el caso del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés, la tasa de incidencia en los hombres que aparece reflejada en el Rexistro Galego de Tumores de 2022 es de 87,6 casos por cada 100.000 habitantes, la más baja de las siete áreas gallegas. La tasa de incidencia en las mujeres es sensiblemente menor, de 44,8 casos por cada 100.000 habitantes, pero como contrapartida, es la tercera ratio más alta de Galicia, hasta el punto de que solo superan la marca Vigo (51,6) y Ferrol (46,5).

2.062 casos en la comunidad el año pasado

En Galicia se diagnosticaron el año pasado 2.062 cánceres de pulmón, un 30% más que el ejercicio anterior. Las cifras del Rexistro Galego de Tumores (Regat) ponen de relieve que fue el tercer cáncer más detectado en la comunidad gallega, solo superado por el colorrectal (2.440) y el de próstata (2.422). Del total, 1.506 fueron diagnosticados en hombres, de los que el 72% tenían más de 65 años. Los 556 restantes fueron identificados en mujeres, de las que el 38% tenían entre 45 y 64 años y el 60% más de 65 años.

En los hombres fue el segundo tumor más diagnosticado después del de próstata y en las mujeres el cuarto, después de los tumores de mama (1.853), colorrectal (1.035) y colon (725).

Comentarios