martes. 27.07.2021 |
El tiempo
martes. 27.07.2021
El tiempo

La mayor oferta de empleo público de la últimos años llena las academias

La Academia Janza en las últimas clases antes del examen. GONZALO GARCÍA
La Academia Janza en las últimas clases antes del examen. GONZALO GARCÍA
Las oposiciones de Educación ofrecen 2.354 plazas, la cifra más alta de la última década
Pontevedra tiene colgado el cartel de completo en sus academias de cara a las oposiciones que se presentan. Corren buenos tiempos para el empleo estable. Este año, el Estado ha lanzado una de las mayores ofertas públicas de los últimos diez años, lo que ha hecho que las escuelas de preparación de la Boa Vila desborden ante la alta demanda por parte de los alumnos y se convierte así en uno de los sectores que sale a flote ante la crisis económica.Empieza la lucha por un sueño.

Este sábado darán comienzo las oposiciones de Educación en Galicia, para las que se ofertan un total de 2.354 plazas (para 26.000 participantes), una cifra que supera con creces la del año 2018, que hasta el momento ocupaba el primer puesto del ranking de los últimos tiempos con 1.945 plazas.

Estos datos no son fruto de la casualidad. Por un lado, ha repercutido la ya habitual pandemia, que ha servido para dejar al descubierto los puntos flacos de las administraciones estatales y autonómicas, especialmente de Sanidad, que ha sufrido en exceso con la ausencia de personal en el momento más crítico.

Por otra parte, la crisis sufrida en gran parte del país ha modificado la hoja de ruta: cambiar el rumbo para optar por un empleo estable que asegure el futuro. Estos son los principales motivos que exponen los dirigentes de las principales academias de Pontevedra, como Francisco Rial, de Ara Formación, que asegura que "la pandemia sacó a relucir muchas carencias, entonces la administración tiene que ponerse las pilas", sentencia.

Agrupación Feal preparando la convocatoria. DP
[Agrupación Feal preparando la convocatoria. DP]

Entre los principales puestos a cubrir, Rial asegura que su academia tiene las plazas cubiertas para distintas pruebas de la Xunta, "sobre todo para la gente que lleva años trabajando y no tienen sus plaza consolidada", aunque hay a su vez mucha demanda "en cuerpos de seguridad. Policía Nacional viene con una oferta de plazas muy fuerte" aunque dentro de este punto, Francisco asegura que el factor económico influye y mucho a la hora de elegir, lo que lleva a la gran mayoría a decantarse por las autonómicas. "El salario que perciben fuera de Galicia no llama mucho a la gente, por lo que se suelen tirar más a las autonómicas y a las administraciones locales", sentencia.

UN AÑO ATÍPICO. La cuenta atrás ha llegado para los opositores de Educación que están a pocos días de comenzar. Miguel Janza, experto en estas oposiciones, preparador y dirigente de la Academia Janza (Caldas de Reis), una de las más demandadas por los alumnos por su alto índice de aprobados, asegura que este año se han visto sobrepasados por la cantidad de alumnado que ha acudido a solicitar matrícula en sus instalaciones. Ante el límite de aforo exigido por las autoridades, esta academia se ha visto obligada a reinventarse con las clases online, aprovechando además para dar cobertura a algunos alumnos del extranjero que el sábado se presentarán al examen. "Hay gente que a raíz de la pandemia se da cuenta de que no quiere ese trabajo toda su vida, y esa gente ha aumentado, porque ahora se ven sin trabajo o su trabajo esta mal pagado o con pocas garantías. Pero por otro lado están los interinos que ya están haciendo sustituciones, y a esa gente también la hemos ganado", sentencia Miguel.

GUARDIA CIVIL, SIN NOVEDAD. Y si el número de plazas ha crecido considerablemente en la mayoría de puestos de oposición, las que se refieren a los cuerpos de seguridad se mantienen en la línea seguida hasta la fecha. "Tenemos la fortuna de que todos los años tenemos oferta de empleo de cuerpos de seguridad, por lo cual el incremento que se ha visto en el resto de oposiciones a nosotros no nos ha afectado", apunta Juan Feal, máximo responsable de Agrupación Feal en Pontevedra. Lo que sí ha variado es el tipo de alumnos que acuden a sus clases. "Está viniedo gente de una edad más avanzada, 35-40 años, que se está viendo por culpa de los Erte en la calle,y busca una estabilidad", asegura.

Por su parte, Luis Muiños, de Academia Postal, coincide con el resto de profesionales en que las matrículas están escasas en determinadas formaciones, a la que él mismo añade Correos, "que trae este año una oferta muy buena". Aunque asegura que la alta cifra de plazas se debe en parte a que "toca renovar por jubilaciones de personal, esto es cíclico".

Sea como sea, las oposiciones son este año una apuesta segura para el futuro.


Los opositores de Educación, cerca del objetivo. La pandemia ha desfavorecido la preparación de las oposiciones

El desgaste psicológico que ha supuesto el confinamiento ha mermado la energía de los opositores, que califican este proceso como "agobiante"

La figura del profesor en las academias es imprescindible para acompañar al opositor hasta el destino final, pero la labor de los estudiantes en este periodo que se convierte en una carrera de fondo hace que todo tome sentido.

Paula Rey se presenta por primera vez a las oposiciones de Educación. El próximo miércoles tiene la prueba que determinará su futuro y resume el proceso como "agobiante". Por medio, una pandemia que no ha ayudado en nada a hacer más amena la preparación. "Llevo dos años preparándolas. Iba a ir el año pasado pero por la pandemia las suspendieron. La gente te dice que aproveches pero la cabeza no estaba. Aunque estudiase no tenía la cabeza donde tenía que estar", apunta esta estudiante de la Academia Janza.

Tiene nervios. Los propios de un examen que hará que su sueño esté más cerca que nunca, puesto que ella se presenta a estas oposiciones "por vocación. Me gusta este trabajo y es la manera de hacerlo estable".

Añade que en los últimos días se ha visto expuesta a modificaciones en el temario. "Han salido tres o cuatro resoluciones nuevas que hay que cambiar y eso agobia más aún, porque ya lo tienes estudiado", apunta. Con los nervios a flor de piel y la ilusión intacta, Paula es consciente de que la competencia es inmensa, pero no se rinde.

Lo mismo que su compañera de puesto, Ruth Pensado. Ella es profesora, pero solo en sustituciones. Es experta en estas oposiciones, puesto que es la quinta vez que se presenta y combina los estudios con la preparación de la prueba. "Estoy muy nerviosa, muy saturada porque me cuadra trabajando como sustituta en todo lo que conlleva preparar examenes, evaluación final y, a mayores, la oposición", señala.

Coincide con Paula en que el tiempo de confinamiento ha supuesto un paso atrás en la preparación: "La pandemia ha complicado todo más. En muchas épocas te vienen bajones y con una pandemia por medio se acumula el miedo. El aplazamiento de las opos del año pasado no ayudó. Estás saturada por la situación social. Hay muchos compañeros que este año se han visto superados por la situación, por el desgaste mental que ha supuesto estar confiandos", apunta.

No obstante, es consciente de que la situación es similar para todos, por lo que busca en ese punto el consuelo que pueda tener a pocos días de poder cambiar su rumbo. "La oferta de este año a nivel general, sin contar especialidades, es muy grande, pero cuando la desglosas no hay tantas plazas y hay cada vez más competencia".

La mayor oferta de empleo público de la últimos años llena las...
Comentarios
ç