Menos coste laboral y menos impuestos: las demandas de la patronal pontevedresa para 2024

 La Confederación de Empresarios de Pontevedra prevé para este año un repunte de la actividad, pero también mayores dificultades para acceder a crédito ▶ Exige más certidumbre para frenar la caída de inversiones y confirma el déficit de profesionales en todos los sectores
Cebreiros (en el atril) en el encuentro celebrado en la CEP.  DP
photo_camera Cebreiros (en el atril) en el encuentro celebrado en la CEP. DP

La patronal de Pontevedra maneja "buenas perspectivas" para este 2024, un año en el que confía que habrá un nuevo repunte de la actividad económica. Sin embargo, el horizonte tampoco es que esté libre de zancadillas ya que según advirtió este jueves la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), el tejido empresarial tiene cada vez más dificultades para acceder a crédito y arrastra un encarecimiento del coste de producción que amenaza con morder contrataciones y lastrar inversiones

En un encuentro celebrado con los medios de comunicación, el presidente de la organización, Jorge Cebreiros, incidió en que para 2024 están previstos más problemas de financiación y que, como consecuencia, las empresas reducirán "el número de horas contratadas para hacer frente a esta situación".

Por ello, la Confederación insta al Gobierno central a adoptar medidas, entre las que prioriza la reducción de costes laborales, la rebaja de la carga fiscal y la detención de la "hiper legislación".

Presión fiscal

El presidente de la CEP negó el argumento guberbamental de que España tenga una de las presiones fiscales más bajas de la Unión Europea. Según los datos recabados por la organización, solo entre impuesto de sociedades y cotizaciones, los empresarios españoles abonan una cantidad equivalente al 12,9% del PIB y al 32,2% de la recaudación total, dos índices que superan las ratios europeas.

Ligado con esto, Cebreiros criticó que "ningún Gobierno haya sido capaz de atajar el problema de la economía sumergida", que según la CEP representa el 24,5% del total de la economía. Y que, frente a esto, las soluciones que se planteen pasen por aumentar la presión fiscal "a los que sí cumplimos".

Por ello, reivindicó en nombre de los empresarios pontevedreses un reajuste en gravámenes como el Impuesto de Sociedades o el Impuesto de Actividades Económicas, donde ven necesario un replanteo del limbo del millón de euros. 

La rebaja fiscal es una vieja reivindicación de la patronal, aunque la propia Confederación ve difícil que surta efecto. De hecho, ve más probable que el ajuste de los impuestos sea al alza, teniendo en cuenta "dos problemas que preocupan" a la patronal: el nivel de déficit público y "el incremento del 109% de la deuda pública" experimentado el año pasado, un índice que  supera la barrera del 60% que reclama la Unión Europea.

Mercado laboral

A nivel empleo, la patronal considera que "el comportamiento del mercado laboral en el último año fue bueno", dada la creación de más de 700.000 empleos, el aumento de los contratos indefinidos y el incremento de la población activa. 

Cebreiros señaló que los números merecen ser celebrados,  porque mejoran "las previsiones" que manejaban los empresarios a principios de 2023. No obstante, destacó también que la tasa de paro estructural, del 12%, sigue siendo elevada y que, aunque pueda sonar contradictorio, las empresas siguen teniendo dificultades para encontrar multitud de perfiles profesionales. "Sobre todo en la industria, pero también en hostelería, transporte, pesca, distribución... Nos piden de todo en todos los sectores", aseguró el presidente. 

En cuanto a gastos de contratación, la Confederación denunció que solo entre enero y septiembre del año pasado los costes salariales crecieron un 16% y que, además, la productividad cayó un 8% en las últimos 40 años. La organización cree que esto "nos hace menos competitivos respecto a otros países" y que justifica otra de las grandes reclamaciones de la empresa: la "rebaja o bonificación" de las contrataciones

Inversiones e infraestructuras

Cebreiros subrayó que "la situación política y la inseguridad jurídica" han provocado una reducción de la inversión extranjera del 23% en los nueve primeros meses de 2023 y que, fruto de "esta incertidumbre", la inversión nacional se contrajo un 4,8% en el último trimestre.

Por ello, la CEP también demanda "más seguridad" y una contención de la actividad legislativa: "No es posible que cada semana tengamos que leer 9.000 páginas del BOE y nos encontremos con una idea nueva. Necesitamos certidumbre, porque las inversiones nacionales e internacionales han caído".

Respecto al Gobierno autonómico, Cebreiros aseguró que el "diálogo es continuo" y que a la Confederación le parece "una buena noticia lo que los ciudadanos gallegos han decidido" en las recientes elecciones gallegas. Con todo, el portavoz pidió al Ejecutivo que "siga en la misma línea, con la colaboración público privada" y que, además, reme a favor de la liberalización de la  AP-9 y la simplificación administrativa. "Lo que le pedimos es que nos sigan escuchando mucho más", sentenció Cebreiros.

¿Nueva crisis de suministros?

En la esfera internacional, los empresarios de Pontevedra, la cuarta provincia más exportadora del país, dan por hecho que tendrán que seguir oteando los conflictos bélicos que sacuden Oriente Medio y el eje Rusia-Ucrania, así como la tensión creciente entre China y Taiwán, donde lo que más preocupa es que se puede desatar una nueva crisis de "suministro de materias primas"

En materia económica, la CEP prevé para este año un "crecimiento muy moderado" de la economía en la Eurozona, de entorno al 1,3%, un descenso progresivo de la inflación hasta el 2,9% ¿Qué ocurrirá en España? El grupo de asesores con los que trabaja la Confederación estiman que el PIB puede crecer este año un 1,4% y que la inflación puede bajar levemente este ejercicio hasta alcanzar un promedio del 3,2%.

Récord de presupuesto: tres millones de euros

A nivel organización, la Confederación de Empresarios de Pontevedra cree que 2023 ha sido un buen año, debido a la incorporación de nuevos socios (como Aproinpa, Feca, Cegasal y ACE)  y a una agenda repleta de actos institucionales y actividades en las que participaron entidades de todo tipo. Entre ellas, la Brilat o la Escuela Naval Militar de Marín, con las que espera mantener la cooperación. 

En materia de presupuesto, la organización prevé duplicar sus fondos hasta los tres millones de euros, gracias a la puesta en marcha de proyectos ya aprobados (como el Digital CoLogistics) y otros en fase de aprobación. Además, confía en seguir participando en la firma de nuevos convenios sectoriales, en su calidad como "única organización empresarial" reconocida para participar en el diálogo social. El año pasado participó en la firma de 17 acuerdos y en la negociación de otros 8 que están a la espera de consenso.

Prioridad uno: el Corredor Noroeste

La creación del Corredor Noroeste sigue siendo la prioridad número uno de la CEP en materia de infraestructuras. Además, Cebreiros reclamó un mayor compromiso del Gobierno central con la puesta en marcha de los trenes de alta velocidad Avril, que finalmente no estarán operativos en marzo: "Tenemos que estar en Madrid en tres horas y media para ser competitivos", dijo

En respuesta a preguntas planteadas por los periodistas, el portavoz de la patronal reclamó más precisión en la previsión de reducir la jornada laboral de 40 horas semanales a 38,5, y rechazó la propuesta de establecer impuestos temporales a la banca y a las eléctricas: "No veo fácil que asuman esos costes y al final vamos a pagarlo todos", concluyó.

Comentarios