sábado. 17.04.2021 |
El tiempo
sábado. 17.04.2021
El tiempo

Miles de kilómetros de solidaridad en furgoneta

Los niños del poblado de Gambasse, en Guinea Bissau. DP
Los niños del poblado de Gambasse, en Guinea Bissau. DP
La asociación Furgoneta solidaria pone en marcha una campaña para llenar un contenedor de bicicletas, material escolar y artículos de bebés y llevarlo desde Galicia a Guinea Bissau este verano

La pandemia no puede frenar la solidaridad. La pequeña asociación Furgoneta solidaria, integrada por sanitarios de Pontevedra, Cambados y Lugo, prepara una nueva campaña para llevar hasta Guinea Bissau un contenedor lleno de bicicletas, material escolar y artículos de bebé el próximo verano.

La historia de esta oenegé arrancó hace diez años. Entonces, su impulsora, la enfermera lucense del 061 Natalia Rodríguez se encontraba preparando un máster en Medicina Tropical y una ONG de A Coruña la invitó a viajar como voluntaria con ellos a Guinea Bissau. "Me quedé prendada", cuenta. "Primero fui con poquitas cosas. Recuerdo que el cubículo de consulta era tan como un cuarto de baño. Yo me sentaba en un tronco y ponía los papeles sobre las rodillas. Teníamos muy pocos recursos. Pensé en que había que volver preparados".

Tres meses después Natalia regresó a Gambasse y pudo pasar consulta en un dispensario de otra organización. Para el tercer viaje consiguió que Ambulancias de Ourense le donase una furgoneta que los voluntarios cargaron con material escolar, artículos de bebé y medicinas. Varias enfermeras recorrieron los casi 5.000 kilómetros que separan Galicia de Guinea Bissau en la furgoneta.

Natalia Rodríguez, impulsora de Furgoneta solidaria. DP
[Natalia Rodríguez, impulsora de Furgoneta solidaria. DP]
 

Diez años, varios contenedores enviados y algunos viajes –ya en avión– más tarde, la furgoneta se ha convertido en un taxi con el que trabajan cuatro familias en Guinea. Esta asociación ha enviado aparatos de atención hospitalaria hasta el país africano y ayudado a construir in situ un centro de atención de niños desnutridos, así como un pozo de agua potable que les costó 16.000 euros recaudados gracias a la solidaridad de muchos ciudadanos. Además, la ONG promueve el apadrinamiento de varios niños de aquel país y subvenciona los estudios universitarios de algunos adolescentes. "Acaban de licenciarse una chica que hizo Medicina, otra Enfermería, otro en Informática, tenemos una enfermera a punto de acabar...", relata orgullosa Natalia, que está en contacto permanente con los coordinadores del programa en la aldea de Gambasse y en Guinea Bissau. "Precisamente, acaban de avisarme de que se les quemó la bomba del pozo", dice.

En los últimos tiempos la asociación ha seguido creciendo y en la actualidad un grupo de sanitarios y un electricista de Cambados, Pontevedra, Ourense y Lugo preparan una nueva aventura solidaria para la que necesitan recaudar los fondos que les permitirán enviar el contenedor al país africano, así como ampliar el dispensador médico y comprar nuevas medicinas o arreglar el motor del pozo. Además, ya llevan recogidas sesenta bicicletas y pondrán varios puntos de entrega de material antes de viajar en junio.

Los voluntarios encaran un nuevo objetivo, adentrarse en la selva de Guinea Bissau para acercarse a los hogares de personas que no pueden desplazarse. "Queremos hacer consulta domiciliaria, buscar a niños desnutridos, personas con patologías invalidantes que no se pueden acercar hasta la consulta", explica Natalia, a quien le mueve "un compromiso casi moral con ellos. Yo no hago nada, es una insignificancia comparado con lo que hay allí".

Miles de kilómetros de solidaridad en furgoneta
Comentarios
ç