miércoles. 16.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 16.10.2019
El tiempo

Monte Vivo PO2 protegerá la ciudad y los núcleos rurales con un anillo verde

Monte da Tomba, en Campañó. DP
Monte da Tomba, en Campañó. DP
El programa se basa en tres líneas de trabajo que incluyen la creación de una red de sendas rurales, los parques forestales de A Fracha y A Tomba y actuaciones coordinadas con las comunidades de montes

La creación de un anillo verde alrededor de la ciudad y de todos los núcleos rurales para protegerlos ante los incendios forestales, cada vez "máis virulentos, máis rápidos e máis perigosos" será la principal línea de trabajo del programa Monte Vivo PO2, que este viernes fue presentado por el concejal Alberto Oubiña, responsable de Montes e Parques Forestais, quien aseguró que el proyecto alcanzará este mandato "unha nova dimensión, elevado ao PO2".

La iniciativa persigue dignificar el monte, luchar contra los incendios desde la perspectiva de la prevención y transformar el monte en un recurso sostenible, diversificando las plantaciones y promoviendo espacios de ocio y acciones para que la gente "se achegue, o coñeza e o valore", subrayó Oubiña. "Non será un traballo sinxelo nin rápido e os froitos tardarán en verse, pero é un traballo necesario que debe facerse de xeito continuado, constante e, o máis importante, de maneira ordenada", añadió.

La recuperación de sendas forestales y rurales en todo el municipio, "os capilares do monte"; la creación de una ruta circular que una todas las parroquias del rural o el impulso de tres parques forestales, Pontillón do Castro, A Tomba y A Fracha, "as veas", serán otros de los ejes del proyecto. A esto se sumará "a arteria", esto es, las acciones con las comunidades de montes.

ESPECIES INVASORAS. En estos parques forestales se crearán espacios de ocio al aire libre alternativos y se diversificará la producción forestal y los usos económicos del monte. Las acciones que realizarán junto con las comunidades de montes irán encaminadas a mejorar las condiciones del monte y de hacerlo "rendible e usable".

Entre los grandes retos que afronta Monte Vivo figura especialmente el caso de los incendios, cada vez con peores consecuencias, debido al abandono del rural y el descuido del monte. A este daño se suman "os arrastres e a contaminación posterior".

Para afrontar esta situación, el Concello apuesta por una política forestal "diferente" y alejada del monocultivo de especies foráneas, para lo cual estudia abrir una línea de subvenciones para erradicar el eucalipto y otras especies invasoras de los montes de Pontevedra, como las acacias, optando en su lugar por árboles autóctonos.

"É algo que teremos que definir coas comunidades de montes, por se o consideran necesario ou xa teñen recursos propios para afrontalo", apuntó Oubiña.

Monte Vivo PO2 protegerá la ciudad y los núcleos rurales con un...
Comentarios