Mosquera ve "viable" destapar el Gafos, encajonado entre 15.000 toneladas de hormigón

El edil de Obras abre la puerta a que el proyecto de renaturalización se haga por fases debido a su envergadura y para no perder los fondos europeos ya concedidos
El edil de Obras, Cesáreo Mosquera, mostrando un mapa del Gafos, este miércoles en el Concello. DAVID FREIRE
photo_camera El edil de Obras, Cesáreo Mosquera, mostrando un mapa del Gafos, este miércoles en el Concello. DAVID FREIRE

El estudio geotécnico del Gafos arroja conclusiones optimistas sobre el destape del tramo urbano del río. El concejal de Obras, Cesáreo Mosquera, ve "viable" el proyecto para renaturalizar este ámbito fluvial, que discurre por debajo del Paseo de Valle-Inclán, en Campolongo. "Eu creo que si, que se pode facer. Outra cousa é como", dijo este miércoles en rueda de prensa.

La primera fase de los sondeos confirman, al contrario de lo que se creía, que el muro subterráneo del Gafos es trapezoidal y no vertical y que la estructura está hecha de hormigón en masa, y no armado, porque no tiene acero sino grava. De las diez catas hechas sobre el terreno también se extrae que los 535 metros lineales del tramo tapado del río, entre Alcalde Hevia y Xeneral Rubín, está encajonado entre al menos 15.000 toneladas de hormigón.

"A idea é renaturalizar", recordó Mosquera, que no escondió la complejidad de este proyecto, que tiene que reunir tres requisitos: que el río vuelva a ver la luz, que discurra por encima de la tierra y no por suelo de hormigón y que esté en contacto con la capa freática para prevenir inundaciones. 

El edil del BNG abre la puerta a que la actuación fluvial se haga por fases. Por varios motivos. Uno de ellos tiene que ver con la envergadura del proyecto, que obligará a realizar una importante inversión económica. Otra de las razones para dividir la obra es la intención de no perder los fondos europeos ya otorgados para la misma. 

La Fundación Biodiversidad concedió en junio de 2022 una subvención de 2,3 millones de euros a Pontevedra para el destape del Gafos. Para no perder la ayuda, los trabajos deben estar listos antes del 31 de diciembre de 2025. Y aunque la cuantía no es suficiente para liberar el río en Campolongo, el Concello buscará alternativas para poder utilizar este dinero.

La segunda fase del estudio geotécnico, que realiza la empresa pontevedresa Refuerza por 17.809 euros, se centrará en el ámbito de los edificios residenciales y de los colegios. En estos puntos no solo se harán perforaciones, sino que también se prevén catas abiertas. "Haberá que cavar", dijo Mosquera en relación a la zona más próxima al patio del CEP Campolongo, la de mayor complejidad. 

El informe que determinará la viabilidad y el alcance del destape del tramo urbano del Gafos estará listo en enero. Así lo espera el concejal de Obras, que confía en que el documento pueda acompañarse con una previsión económica para saber cuánto puede costar renaturalizar el río en Campolongo.

Comentarios