Movilización vecinal por las molestias que causa el nuevo acceso a Montecelo

Las obras de construcción del nuevo vial perimetral están causando molestias a los residentes y a los propietarios de fincas de esta zona de Mourente
Manifestacion de vecinos en el nuevo vial de acceso al Hospital Montecelo. ANXO LORENZO
photo_camera Manifestacion de vecinos en el nuevo vial de acceso al Hospital Montecelo. ANXO LORENZO

Las obras de construcción del nuevo vial perimetral de Montecelo, que comenzaron el pasado 13 de junio, están causando molestias a las personas residentes y a los propietarios de fincas de esta zona de Mourente. Los trabajos promovidos por el Concello y que desarrolla la firma Elsamex están generando una amplia relación de perjuicios que fueron denunciados este jueves por los participantes en la concentración de protesta convocada por la asociación vecinal Moldes-Mourente.

Los trabajos, que suponen una inversión casi 1,17 millones de euros y que tienen un plazo de ejecución de doce meses, están impidiendo el acceso a las fincas de los 85 propietarios de los terrenos afectados por el proceso de expropiación efectuado por la Administración local.

Los perjudicados por las obras de la nueva carretera advierten de que están dispuestos a paralizar las obras en caso de que no se reconduzca la situación

Además, según indica Eulogio Sartier, presidente del colectivo Moldes-Mourente, el tránsito de camiones cargados de tierra que van desprovistos de lona está causando "enormes polvaredas y el taponado de los sumideros de aguas pluviales".

"Están vertiendo el escombro en terrenos que aún no están expropiados", añade el portavoz vecinal.

El colectivo de afectados reivindica a la empresa que ejecuta las obras que ponga en práctica medidas que permitan la entrada a las propiedades mediante la habilitación de accesos. "No queremos tener que esperar un año a que finalicen las obras del nuevo vial para poder entrar a nuestras fincas. Pedimos que nos respeten".

Además, Sartier denuncia que el Concello no les ha contestado a las alegaciones presentadas por los perjudicados por el nuevo vial, una indignación que han trasladado al Valedor do Pobo.

Los perjudicados por las obras de la nueva carretera advierten de que están dispuestos a paralizar las obras en caso de que no se reconduzca la situación.

El vial en cuestión bordeará todas las instalaciones hospitalarias, dejando el acceso actual para el uso exclusivo del hospital y de sus servicios.

La carretera, que discurrirá por la parte trasera del actual centro sanitario, tendrá una longitud de 830 metros y partirá de las inmediaciones de Príncipe Felipe, concretamente enfrente de su pabellón, y llegará hasta la calle Ángel Limeses, en el extremo del actual aparcamiento público de Montecelo.