martes. 07.07.2020 |
El tiempo
martes. 07.07.2020
El tiempo

MÁS INFORMACIÓN

Mucho más que dar la teta

Vanessa -con Daniel en brazos-, Patricia, Andrea y Cris
Vanessa -con Daniel en brazos-, Patricia, Andrea y Cris
La asociación de lactancia y crianza Teta Meiga vuelve con fuerza tras un año en 'stand by' y después de haber ayudado a 350 familias desde 2012. Lo hace con una nueva sede, en la Casa da Luz, y con proyectos como préstamo de libros, portabebés y extractores

Teta Meiga nació en Pontevedra en 2012 y ahora, después de haber atendido a unas 350 madres de la ciudad y de municipios cercanos, retoma su actividad con novedades, como el cambio de directiva y, sobre todo, de espacio de reuniones. A partir de este lunes será la sala Bolechas, de la Casa da Luz, en la plaza de A Verdura. "Va ser un puntazo cambiar al centro de Pontevedra porque vamos a atender a muchas más familias", señala la presidenta de la asociación, Vanessa García. Completan la directiva Andrea Machado, Patricia Luengo y Cris Fariñas.

"En los grupos de preparto y postparto nos dábamos cuenta entre las mismas madres de que hacía falta muchísima información. Le daré el pecho si puedo, si tengo leche, a ver qué me dice la matrona... Faltaba ayudarnos entre nosotras con nuestras experiencias, aportar información verídica, derribar mitos... Nacimos como una herramienta para darles a las madres lo que necesitaban en ese momento de la lactancia y de la crianza".

"No somos una secta. Nuestras puertas están abiertas no solo a quien da el pecho o portea, sino a quien necesite apoyo"

Casi cinco años después y con hijos de entre uno y siete años, estas madres hacen un balance positivo. "A nivel personal me ha aportado muchísimo -afirma García-. Cuando ves a los recién nacidos, las madres agobiadas y que les dejas información y salen adelante, se empoderan y logran lo que quieren, es muy satisfactorio. ¿Qué nos falta? Un poco más de apoyo y visibilidad, pero estamos en ello".

Forman un equipo que resuelve consultas rápidas a través de Internet y organiza dos encuentros al mes a los que pueden acudir las familias que necesiten ayuda. "Sí es un problema urgente, porque los primeros días de lactancia son claves para que vaya bien, podemos ir al hospital o al domicilio. Lo costeamos de nuestro bolsillo, por lo que nos desplazamos en Pontevedra. Hemos ayudado a madres recién paridas, llorando, porque el niño no coge el pecho, viene la enfermera y le estruja el pecho, que si lo hace todo el mundo como no van a poder, y las hacen llorar... Vamos a dar les apoyo. A veces solo con que las escuches las haces sentir bien".

Las reuniones son abiertas y gratuitas (este lunes, con fiesta de bienvenida, a las 17.30 horas) para quien desee asistir. Otra opción es hacerse socia, con una cuota de 20 euros anuales que da derecho a prioridad y descuentos en actividades que organice el colectivo, "pero lo principal es que con estos fondos seguimos haciendo cosas: folletos, carteles, formación...".

Entre sus proyectos figura crear un fondo de libros sobre crianza y lactancia, de portabebés ergonómicos y de extractores de leche materna para dejar en préstamo a las familias.

"Las asociaciones de lactancia no somos como una secta. Nuestras puertas están abiertas no solo a quien da la teta, duerme con el niño o lo portea, sino a todas las familias que quieran venir, hacer tribu, que necesiten apoyarse en otras madres... No todo viene en un pack. Somos diferentes y el respeto es muy importante. Cada familia tiene una forma de hacer las cosas que le va mejor y eso es importantísimo respetarlo".

Mucho más que dar la teta
Comentarios