sábado. 10.04.2021 |
El tiempo
sábado. 10.04.2021
El tiempo

Las mujeres pontevedresas cobran al año 4.756 euros menos que los hombres

Manifestación celebrada el pasado año en A Peregrina. JAVIER CERVERA
Manifestación celebrada el pasado año en A Peregrina. JAVIER CERVERA

La brecha salarial se sitúa en el 30,9%, casi dos puntos más que el porcentaje estatal y casi cinco más que la media autonómica 

Las féminas del municipio capitalino están llamadas a movilizarse el próximo 8 de marzo, con motivo del Día Mundial de la Mujer Trabajadora. La edición del año pasado marcó un punto de inflexión en las reivindicaciones de género gracias a un seguimiento masivo de la convocatoria de huelga y este año está previsto un apoyo similar. La senda hacia la igualdad está marcada, pero todavía hay que dar infinidad de pasos hasta llegar a una equidad real.

La brecha salarial sigue vigente y, si hace un año se hablaba de una diferencia de sueldo del 31,3% entre hombres y mujeres (en base a los datos de 2016), este ejercicio se debe hablar de una disparidad del 30,9% entre las vecinas y los vecinos de la provincia. Para ser más exactos, los datos de la Agencia Tirbutaria de 2017 (los más recientes) revelan que las mujeres de la provincia cobran al año un promedio de 15.373 euros y que los hombres perciben 20.129 euros, lo que arroja una diferencia de 4.756 euros anuales.

Cuatro de cada diez trabajadoras de la provincia cobran por debajo del salario mínimo y sólo el 5% supera los 40.000 euros al año

La brecha supera en dos puntos la diferencia estatal (del 29,2%) y en casi cinco el promedio autonómico (del 27%). De hecho, Pontevedra es la provincia en la que se vislumbra una mayor distancia entre las nóminas por cuestión de sexo. En A Coruña la brecha salarial es del 28,9%, en Lugo del 21% y en Ourense del 18%.

La Agencia Tributaria sitúa en Pontevedra a 171.330 mujeres trabajadoras. Los salarios oscilan en función del sector, las horas y las condiciones, pero no es aventurado decir que una gran parte de los contratos rozan la precariedad y llegan a tocar fondo. Cuatro de cada diez empleadas de la provincia percibieron en 2017 una nómina inferior al salario mínimo interprofesional, que entonces alcanzaba los 707,60 euros. Y es más: 37.171 pontevedresas (el 21%) percibieron en todo el año 2.105 euros y 30.122 (el 17,5%), 7.501 euros.

En el bando masculino también existen empleos deficientes pero son menos, ya que solo el 26% de los hombres cobraron por debajo del salario mínimo.

Pontevedra es la provincia gallega con mayor brecha salarial y con los sueldos femeninos más bajos. En A Coruña cobran 1.611 euros más

La temporalidad, más común en los empleos femeninos, y la ejecución de trabajos peor remunerados explican la mayor parte de estas diferencias salariales entre sexos. Como resultado, las mujeres que acaban el mes con margen suficiente para ahorrar e incluso prever alguna inversión son pocas. Según la misma base estadística de la Agencia Tributaria, solo el 5% de las pontevedresas perciben salarios de grandes ejecutivos (por encima de los 40.000 euros anuales) y únicamente el 0,45% ingresa en nómina más de 82.000 euros al año.

Por edades, se aprecia que la brecha salarial más potente ocurre a partir de los 65 años, cuando existe una diferencia salarial del 81%. Ellas cobran un promedio de 11.051 euros y ellos 20.008. Además, es notable la brecha existente en la franja que abarca desde los 46 a los 55 años, en la que se suelen desempeñar cargos de responsabilidad. Entonces la diferencia salarial es del 33% y ellos cobran 24.475 euros al año mientras ellas reciben 18.408.

El 21% de las trabajadoras pontevedresas cobró en 2017 un promedio de 2.105 euros anuales y el 17,5% una media de 7.501 euros

Los peor cotizados. Por sectores, los trabajos peor pagados pertenecen al sector servicios, concretamente al de "servicios personales y de ocio", una categoría en la que se contabilizaron 28.480 trabajadoras con un sueldo promedio anual de 7.523 euros (a razón de 626 euros por mes).

Le siguen los empleos de agricultura (10.156 euros), servicios a empresas (11.691), comercio, reparaciones y transporte (13.693), construcción y actividades inmobiliarias (15.259) e industria (16.803). El ranking continúa con los trabajos de información y comunicaciones (17.310 euros), industria extractiva, energía y agua (19.908) y servicios sociales (21.760). ¿Y cuáles son los mejor pagados? Pues los más cercanos a las finanzas. Las trabajadoras de la banca son las que imponen el techo salarial con un promedio de 27.359 euros.

Los empleos peor pagados pertenecen al sector de los servicios personales y de ocio, agricultura y servicios a empresas

¿Y qué sucede con el salario por horas? Algo similar, solo que en este caso la curva es menos pronunciada y los datos menos recientes, puesto que corresponden al estudio de salarios elaborado por el Instituto Galego de Estatística en 2016. Según este, las pontevedresas cobran una media de 7,8 euros por hora y los pontevedreses 9,4, un 20% más. La distancia solo se hace más corta cuando el objetivo se ciñe a los contratos temporales. Entonces se comprueba que ellos perciben 7,8 euros por hora y ellas 6,7.

Para más inri, no solo hay brecha salarial por cuestión de género, sino que también existen diferencias palpables respecto a las retribuciones que perciben otras mujeres del país. Pontevedra es la provincia donde las mujeres perciben las nóminas más bajas de Galicia, hasta el punto de que las coruñesas cobran 1.611 euros más al año, las lucenses 303 y las ourensanas 250. La media autonómica también supera la provincial en 4,6 puntos (16.123 euros) y la estatal la sobrepasa en 7,7 puntos (16.658 euros).

Las mujeres pontevedresas cobran al año 4.756 euros menos que los...
Comentarios
ç