martes. 21.09.2021 |
El tiempo
martes. 21.09.2021
El tiempo

El multamóvil volverá a patrullar Pontevedra tras estar inoperativo todo el verano

La tecnología del Ollomóbil será reemplazada por un nuevo sistema operativo que permitirá que cualquier coche de la Policía Local pueda monitorizar los aparcamientos. GONZALO GARCÍA
La tecnología del Ollomóbil será reemplazada por un nuevo sistema operativo que permitirá que cualquier coche de la Policía Local pueda monitorizar los aparcamientos. GONZALO GARCÍA
El control de aparcamientos podrá hacerlo cualquier vehículo de la Policía Local y no el Toyota Aygo debido a la avería de su sistema operativo. La compra del nuevo aparataje, que es portátil, rozó los 15.000 euros
El multamóvil volverá a patrullar por Pontevedra. Lo hará después de que estuviese inoperativo durante todo el verano. Así lo confirmó este miércoles en rueda de prensa la concejala de Protección Cidadá, Eva Villaverde, que aseguró que el vehículo regresará a las calles "estes días".

La novedad es que el Toyota Aygo que se hacía cargo de este servicio desde junio de 2014 no volverá a utilizarse para esta encomienda tras acumular varias averías. A partir de ahora, cualquier coche de la Policía Local podrá monitorizar los aparcamientos de la ciudad gracias a la compra de un nuevo sistema operativo, que es portátil y puede instalarse en cualquier automóvil. Hasta ahora, la tecnología del denominado Ollomóbil venía de serie y solo podía usarse en el citado Toyota Aygo.

El Concello descarta la compra de un nuevo coche específico para asumir estas tareas debido a su elevado coste. Villaverde indicó que se optó por esta alternativa, la de comprar el aparataje portátil, para ahorrar. El sistema rozó los 15.000 euros.

"O sistema vai a ser o mesmo", señaló la edil del BNG, que recordó que el multamóvil contará con personal formado para el manejo de la citada tecnología. La responsable de Protección Cidadá abrió la puerta a la compra de nuevos sistemas para ampliar la flota que asuma este servicio, que nació para vigilar los estacionamientos del centro urbano.

El Toyota Aygo y su equipamiento, que costó 52.000 euros, disponía de un moderno dispositivo de GPS y de una cámara exterior que es capaz de identificar las matrículas en un radio de 365 grados. El vehículo lo manejan dos agentes municipales: uno se encarga de conducir y otro del sistema de vigilancia.

Las principales zonas de actuación del Ollomóbil son aquellas más próximas a colegios, centros de salud y zonas de servicio, que tienen un límite de 15 minutos para apacar, o las de carga y descarga.

La puesta en marcha del multamóvil no ha llevado aparejada un incremento de multas de tráfico. El último informe de la Policía Local, correspondiente al ejercicio de 2020, revela que en el primer año de la pandemia se registraron 4.949 denuncias frente a las 18.381 de 2010. Casi nueve de cada diez fueron por estacionar de forma irregular. Además, del cómputo global se registraron 1.526 propuestas de sanción en zonas de servicios, 363 menos que en 2019. La mayoría las tramitó este vehículo de la Policía Local.

El multamóvil volverá a patrullar Pontevedra tras estar inoperativo...
Comentarios
ç