Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

El museo fue el plató de Ledo y Baño

Margarita Ledo, durante su presentación en el Museo de Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Margarita Ledo, durante su presentación en el Museo de Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Los cineastas lucenses dirigieron la última jornada de la primera edición de las Visitas Cruzadas al Sexto Edificio, en la que ofrecieron su particular visión del catálogo de la institución provincial al medio centenar de asistentes al evento

El cine fue este domingo más que nunca el Séptimo Arte en el Sexto Edificio del Museo de Pontevedra. La cuarta y última jornada de las Visitas Cruzadas organizadas por la institución provincial cautivó al medio centenar de asistentes al ritmo marcado por la escritora, profesora, cineasta y académica Margarita Ledo y el director de cine Xacio Baños. Una y otro ofrecieron una visión distinta de las diferentes obras presentes en las salas del ya icónico edificio de Padre Amoedo Carballo. La jornada, la cuarta y última de la citada iniciativa, contó con la presencia del diputado responsable de Cultura, Xosé Leal, que, curiosamente, también procede de una localidad, Bueu, muy ligada al cine merced a la celebración del Festival Internacional de Cortometrajes que año a año va ganando peso en el sector.

La académica Margarita Ledo, natural de Castro de Rei y con una larga trayectoria en el audiovisual gallego, inició su recorrido analizando la pintura de Madrazo, Modesto Brocos y Ovidio Murguía de Castro, y concluyó sus explicaciones frente a las piezas de alabastro del escultor compostelano Xosé Eiroa.

El cineasta Xacio Baño, originario de Xove, en el corazón de A Mariña lucense, realizó una más que interesante exposición sobre las luces y las sombras en el cine y tuvo tiempo de seguir los pasos de Indiana Jones mientras disfrutaba de la penumbra de las salas de arqueología, una de las joyas de la corona del museo pontevedrés. Baño concluyó su recorrido visionando un fragmento de Mountain Shadows de Lois Patiño, un cortometraje que presenta a unos esquiadores descendiendo por una ladera que incide entre la relación entre el hombre y la inmensidad del paisaje.

Las cuatro sesiones de las Visitas Cruzadas que ayer concluyeron se caracterizaron por la excelente respuesta por parte del público. No en vano, las 50 plazas disponibles para acompañar a los protagonistas que ejercieron de maestros de ceremonias se agotaron en todos los casos pocos minutos después de la apertura de los plazos de inscripción.

María Xosé Silvar (Sés) y Xurxo Soto fueron los invitados en la primera de las sesiones, dedicada a la música; Iria Pinheiro y David Cortizo participaron en la segunda, centrada en la música, las artes escénicas y la edición; Nieves Rodríguez y Francisco Castro recorrieron las salas del museo hablando de audiovisual, de un modo similar al que este domingo hicieron, en el último acto, los ya mencionados Ledo y Baño.

El museo fue el plató de Ledo y Baño
Comentarios