Alberto Garzón: "Necesitamos el decrecimiento para que cualquier sociedad sea viable"

El ministro de Consumo defiende "reescalar" la actividad económica para no romper las costuras del planeta
(3G8A6273.JPG) Edificio Castelao do Museo O MINISTRO ALBERTO GARZON participa no debate Os limites do crecemento e o papel da universidade na transicion ecoloxica co director do Post Growth Innovation Lab Mario Pansera e a directora cientifica do centro de inv
photo_camera Pansera, Reigosa, Garzón, Loureiro y Soto en la mesa de debate ante un público que llenó el vestíbulo del Edificio Castelao. DAVID FREIRE

"El decrecimiento se va a producir, sí o sí, y lo necesitamos para que cualquier sociedad sea viable", sostiene el ministro de Consumo, Alberto Garzón, que este lunes visitó Pontevedra para participar, como economista, en un debate promovido por el Post-Growth Innovation Lab, el grupo de investigación dirigido por Mario Pansera en el campus local. Además del propio Pansera, participaron en el intercambio de ideas el rector de la Universidade de Vigo, Manuel Reigosa, y la directora científica del centro de investigación interuniversitario Ecobas, María Loureiro. David Soto, investigador del Post-Growth, condujo el debate celebrado en el Edificio Castelao del Museo de Pontevedra, un acto al que asistieron la subdelegada del Gobierno, Maica Larriba; la vicerrectora del campus, Eva Lantarón, y el académico Xesús Alonso Montero.

Llegado directamente desde Vigo en una visita relámpago en la que rehusó atender a la prensa, el también coordinador general de Izquierda Unida subrayó que es "una anomalía en términos históricos" que el sistema productivo parta del uso "de la materia orgánica que se compactó durante millones de años y que nosotros estamos usando y quemando en 200". La ciencia desveló que existe "un impacto ecológico por la forma en la que se usan los recursos naturales y la energía" y que se traduce en la "pérdida de biodiversidad, en el cambio climático, en los gases de efecto invernadero, las sequías y la eutrofización de las aguas". 

(3G8A6145.JPG) Edificio Castelao do Museo O MINISTRO ALBERTO GARZON participa no debate Os limites do crecemento e o papel da universidade na transicion ecoloxica co director do Post Growth Innovation Lab Mario Pansera e a directora cientifica do centro de inv
Lantarón, Reigosa, Garzón y Larriba entrando al espacio de debate. DAVID FREIRE

Por eso, sostiene, las universidades tienen un papel fundamental a la hora de fomentar el "pensamiento crítico" respecto a las consecuencias ambientales y sociales de este modelo productivo, auspiciado por el capitalismo, y, asimismo, "desmitificar ideas que son nocivas". 

Reigosa: "La Universidad debe acoger voces críticas y promover un debate en la sociedad basado en datos, modelos y evidencias"

"El decrecimiento es la única opción posible", sostiene Garzón, quien basó su intervención en su artículo Los límites del crecimiento: ecosocialismo o barbarie. "La cuestión es si se producirá acorde a los valores de la democracia o de otra forma". Es decir, si los recursos naturales y la energía, cada vez más escasos, se repartirán entre unos pocos, lo que definió como "ecofascismo", o de forma más igualitaria. Pero, en todo caso, el ministro ve imprescindible una "reescalada democrática de la actividad productiva".

De hecho, añadió, ya se pueden observar "procesos inflacionarios brutales que establecen barreras sociales" en el acceso a determinados recursos en el contexto de crisis energética derivada de la guerra en Ucrania, que "aceleró el problema estructural que ya existía". 

Pansera: "¿Qué ha pasado desde los años 80 y 90 para que las universidades reproduzcan el pensamiento dominante?"

UN MUNDO MÁS JUSTO.  "Sabíamos que fichábamos a un heterodoxo con una visión crítica de la tendencia dominante en el pensamiento económico", admitió el rector de la UVigo, Manuel Reigosa, aludiendo a Mario Pansera. El italiano, que se hizo con una ayuda del Consejo Europeo de Investigación que lo trajo a Pontevedra para dirigir el grupo Post-Growth Innovation Lab, ahondó en la importancia de desarrollar este pensamiento crítico desde las universidades. "¿Qué ha pasado para que desde los años 80 y 90 las universidades no sean un centro de pensamiento crítico sino de reproducción del pensamiento dominante", se pregunta. Ahora, "ya no somos una minoría de locos" y puede darse la vuelta a esta situación, y lamentó que actualmente no haya una necesaria asignatura de economía ecológica.

20220926_Dfreire_004
Público asistente al acto. DAVID FREIRE

Reigosa destacó la importancia de que la Universidad acoja "a aquellos que discrepan" pero que "desde un punto científico" pongan sobre la mesa "datos, modelos y evidencias" que evidencien las "ineficacias de los modelos actuales. "Tenemos la obligación moral de llevar estos debates a la sociedad" y promover la confrontación entre "diferentes ideas" para contribuir a "un mundo más justo".

Loureiro: "La Universidad española ha envejecido, al igual que la sociedad, pero es más plural que la de otros países"

María Loureiro, por su parte, apuntó que la universidad española "ha envejecido, al igual que la sociedad, pues es su reflejo y no su ejemplo", pero en todo caso es "mucho más plural" que la de otros países  y que iniciativas como esta la muestran como "la cuna del pensamiento crítico", aunque, en todo caso, "queda mucho por hacer", para que lo que demandó el presupuesto necesario.

Concentración: "Fóra empresa española do Sahara"
Un pequeño grupo de personas llegadas desde Vigo y Lugo despidió a Garzón a su salida del Edificio Castelao coreando lemas como los que exhibían en sus pancartas: Sahara libre o Fóra empresa española do Sahara. Entre ellos se encontraban Ibrahim y su madre, quienes minutos antes lograron unos minutos de atención por parte del ministro. "Somos da comunidade saharaui en Galicia e viñemos para reclamar que se rompan eses lazos comerciais. Os únicos que teñen dereito a consumir os produtos do Sahara occidental son os saharauis, pero levan 45 anos nun campo de refuxiados, mentres Marrocos consume os seus produtos" y los exporta. Garzón "díxonos que o seu Ministerio non é o que leva o tema", tampoco respecto a posibles sanciones a esas empresas.
Generated by  IJG JPEG Library
Ibrahim y su madre, activistas de la comunidad saharaui en Galicia, hablando con el ministro. C.G.