viernes. 13.12.2019 |
El tiempo
viernes. 13.12.2019
El tiempo

"Ni medicación ni cura, los que sufrimos enfermedades neuromusculares estamos un poco desahuciados"

César Maquieira, delante del edificio de la Xunta de Galicia. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
César Maquieira, delante del edificio de la Xunta de Galicia. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
El vicepresidente de Asem urge más fisioterapia para las patologías que degeneran los músculos ▶ Los enfermos deben costear las sesiones y a veces las ayudas se devuelven ante la necesidad de adelantar fondos

El área sanitaria reúne, al menos, a 400 personas que sufren algún tipo de enfemedad neuromuscular. La ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) es una de las más conocidas, pero en realidad existen más de 150 tipologías, cuya principal característica es la pérdida de fuerza muscular junto a la degeneración de los músculos y los nervios que los controlan.

Todas están considerados como enfermedades raras por su baja incidencia, con el máximo de un caso por cada 2.000 personas. En cambio, en conjunto afectan a un gran número de personas, hasta el punto de que la Sociedad Española de Neurología (SEN) estima que hoy podrían existir en España más de 60.000 habitantes con alguna enfermedad neuromuscular, cuyo Día Mundial se celebra este viernes. Del total, 4.000 residen en Galicia y, en términos generales, "el 50% son menores de edad".

La ELA y la AME son algunas de las 150 enfermedades neuromusculares, consideradas enfermedades raras por su baja incidencia

César Maquieira, vecino "de Pontevedra de toda la vida", fue diagnosticado a los 17 años de distrofia muscular de Becker, una enfermedad neuromuscular degenerativa que, según subraya, "no es de las más agresivas". "Es como la variedad benigna de la distrofia muscular de Duchenne. Causa discapacidad, pero el proceso va más lento y, afortunadamente, es más controlable".

Actualmente tiene 44 años y, dentro de sus "límites", considera que puede desenvolverse "con cierta normalidad" gracias a la ayuda de su mujer y al apoyo de una silla eléctrica que le permite realizar "desplazamientos largos". "Mi calidad de vida no es mala dentro de las enfermedades neuromusculares. Pude trabajar y ahora cobro una pensión, cuando mucha gente está viviendo con una paga no contributiva. Además, pude formar familia. Tengo dos hijos, uno de 18 años y otra de 13", describe durante la entrevista.

DEMANDAS. La valoración se tuerce cuando toca hablar del tratamiento que reciben los enfermos. De entrada, César incide en que "los que sufrimos enfermedades neuromusculares no tenemos medicación ni cura, por lo que estamos un poco deshauciados". Y a mayores estima que la sanidad pública, la Administración y la sociedad civil tienen importantes deudas con este tipo de pacientes. De hecho, se ha "armado de valor" para tomar las riendas de la Asociación Gallega contra las Enfermedades Neuromusculares, Asem Galicia, que está a punto de abrir local en el edificio Benito Corbal (antigua sede de la Xunta).

La lista de demandas del colectivo es extensa y comienza con la solicitud de más sesiones de fisioterapia, un tratamiento que resulta "fundamental" para las enfermedades neuromusculares. "Es una batalla que tenemos desde hace tiempo, porque no existe una fisioterapia específica para nuestras patologías, sino que recibimos las sesiones que se prescriben para todo el mundo para torceduras de tobillo, caídas...". Para recibir un tratamiento completo y continuo los enfermos tienen que "buscarse la vida".

La propia asociación solicita subvenciones para costear este tipo de terapias físicas. El problema es que la demora en el cobro de las ayudas le ha llevado a renunciar en más de una vez a su concesión. "Nos encontramos con que hay que adelantar el dinero y con que puedes estar un año con ese descubierto, por lo que al final muchas veces tienes que renunciar a eso para poder seguir ofreciendo otros servicios", explica Maquieira. Este mismo año Asem se ha visto obligada a rechazar de la subvención de 7.000 euros otorgada por la Consellería de Sanidade para seguir sufragando sus "servicios" y las nóminas de "dos trabajadores".

Otras de las demandas pasa por poner fin a los problemas de accesibilidad, que "psicológicamente también actúan como una barrera". Según advierte Maquieira, "muchas veces te piensas mucho si salir de casa (...) Por ejemplo, para ir a Montecelo, a donde solo cabe ir en taxi adaptado, que implica un coste, o en los buses adaptados, que solo circulan a determinadas horas. De hecho, muchos compañeros suben en la silla eléctrica, pero es peligroso, porque en varios tramos hay que ir por la carretera. Por eso espero que con el Gran Montecelo se solucione". El ocio adaptado también es una de las reivindicaciones de este paciente pontevedrés que pide más ofertas para fomentar la fortaleza muscular. "Es clave para tener calidad de vida".

ASEM, a un paso de abrir en el edificio Benito Corbal
La Asociación gallega contra las Enfermedades Neuromusculares, Asem Galicia, fue fundada hace 25 años en Vigo, donde se encuentra la "sede principal". Actualmente prepara la apertura de una nueva oficina en Pontevedra, en el edificio Benito Corbal, donde empezará a funcionar "antes de finalizar el año". "Era algo que nos pedían los socios para facilitar el acceso a las charlas y los talleres, porque para nosotros el desplazamiento es siempre un hándicap", explica Maquieira. La entidad cuenta con 600 socios a nivel Galicia, de los que 250 residen en la comarca de Pontevedra. La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y la Atrofia Muscular Espinal (AME) son algunas de las enfermedades neuromusculares más comunes, para las que se han desarrollado nuevos fármacos que ayudan a mejorar la calidad de vida. En el 50% de los casos las patologías "aparecen en la infancia". Su diagnóstico tarda una media de cinco años.

15-N
Coincidiendo con el Día Mundial de las Enfermedades Neuromusculares, el Concello se iluminará este viernes de color rojo. El día 16 Asem celebrará su gala anual en Centro Cívico de Teis y el día 23 la Jornada Gallega de Enfermedades Neuromusculares en el Hospital Álvaro Cunqueiro.

"Ni medicación ni cura, los que sufrimos enfermedades...
Comentarios