lunes. 23.09.2019 |
El tiempo
lunes. 23.09.2019
El tiempo

Ninguna mujer será alcaldesa en Pontevedra en 2019

Las mujeres mejor posicionadas en cada una de las ocho candidatural a la alcaldía de Pontevedra. JAVIER CERVERA
Las mujeres mejor posicionadas en cada una de las ocho candidatural a la alcaldía de Pontevedra. JAVIER CERVERA

Por primera vez en 20 años, ninguna mujer opta a la Alcaldía de Pontevedra. Las número 2 de los partidos (y una número 3) analizan por qué ►Falta de democracia interna en los grupos, los techos de cristal y la educación, son algunas de las causas a las que apuntan

PONTEVEDRA. La imagen que abre estas páginas no es la de las candidatas a la Alcaldía de Pontevedra (aunque podría serlo). Es la de las mujeres que ocupan los primeros puestos en las listas de las formaciones políticas de Pontevedra a las elecciones del 26M. Es la primera vez en veinte años que la Boa Vila no tiene ni una aspirante a la Alcaldía. De hecho, en los comicios de 2015 fueron tres las que optaron a presidir la Corporación municipal, María Rey (Ciudadanos), María Biempica (Todos por Pontevedra) y Pilar Dopazo (Compromiso por Galicia), aunque solo la primera entró en el Concello. En 2003 y 2007 dos mujeres lideraban dos de los principales partidos, Teresa Casal (PSOE) y Teresa Pedrosa (PP), ambas resultaron elegidas e incluso Casal fue socia de Gobierno en las dos ocasiones del BNG de Lores, llegando a ejercer de alcaldesa accidental en su ausencia.

Hay que remontarse al año 1979 para encontrar otros comicios municipales en los que ninguna mujer encabezase una candidatura a orillas del Lérez. Así, hoy Pontevedra es uno de los catorce municipios de la provincia donde no se presenta ninguna candidata.

Las número 2 de las agrupaciones que concurren a las municipales analizaron para Diario de Pontevedra por qué si hoy en día ellas y ellos están igual de preparados, en un momento de empoderamiento de las mujeres, la foto de los candidatos de Pontevedra muestra a nueve varones.

La cita es en la Praza de España, junto al Concello. Confirman su asistencia siete número 2, una número 3 (Vox), dos de ellas ex número 1 (Teresa Casal y María Rey). "Esta sí tendría que ser la foto de las alcaldables", les dice una pareja durante la sesión de fotos. A continuación, se sientan en una terraza a compartir un café y sus impresiones.

Rompe el hielo la única concejala de Ciudadanos en el Concello. María Rey, número 2 tras confirmar su partido a Goyo Revenga como cabeza de lista. Rey es clara: "Me parece una vergüenza".

"Nuestro papel es muy importante", sostiene. "Lo que pasa es que a veces en política parece que tienes que decir a todo que sí para seguir subiendo y estamos en un momento en en el que las mujeres ya no decimos sí a todo", sentencia la candidata de Cs.

Teresa Casal llega a las elecciones de mayo con toda una trayectoria en primera línea de la política local a sus espaldas. "Pedíronme que fora apoiando a Marea Pontevedra e estou encantada coa xente que me atopei, pero non aceptaría un número 1 agora porque teño outras cousas na miña vida, e iso require máis esforzo".

Para Casal, que entiende que hay "unha involución" en la actualidad, "a política non é distinta porque a dirixa un home ou unha muller" y apunta a la "falta de democracia interna" en los partidos en general y a la educación como respuesta a la menor presencia de mujeres alcaldables.

Discrepa la secretaria general del PP local y número 2 de su partido, quien apunta al proceso "abierto y democrático» que llevaron a cabo los "populares" para elegir candidato. "Hubo un congreso y se presentó Rafa. Si alguna mujer se hubiese presentado no habría habido ningún problema. Es cierto que la imagen de todos los candidatos es un poco antigua", añade Pardo para quien "el papel de la mujer es fundamental en todos los ámbitos de la vida".

Para la candidata del BNG, Anabel Gulías, y la socialista Gloria Blanco lo que ocurre en Pontevedra es "reflejo de lo que pasa en la sociedad". "Pasa también en la judicatura, por ejemplo", señala la candidata del PSOE.

"Non só é o caso de Pontevedra e iso ten que responder a algo, non é que de repente todas as mulleres sexamos tímidas nin todos os homes son decididos", dice la edil nacionalista. "As mulleres non estamos acostumadas a ocupar espazos públicos, dende hai moito tempo se nos vetou e de aí a importancia das cuotas", añade Gulías que puntualiza que la formación que representa está liderada por una mujer, Ana Pontón.

Causa polémica la intervención de la candidata de Vox, que rechaza las cuotas. "A mí me ofrecieron ir de número 1, pero yo no quiero llegar a la Alcaldía por ser mujer, sino por mis méritos y mis capacidades", señala Carina López, que no encuentra aliadas en sus comentarios.

Berta Roldán, candidata de Compromiso por Galicia, y la joven aspirante de Podemos, Bárbara García, comparten con sus compañeras de mesa la sensación sobre las candidaturas. "É o noso momento", subrayan.

ELLAS EN POLÍTICA. Durante una hora, las número 2 conversan en torno al rol que desempeñan las mujeres en la política local, y lo que aportará cada una al Concello. De nuevo emerge el valor de la educación "desde el colegio y la familia para cambiar las cosas".

El feminismo "sin paliativos" causa fricción en la conversación. La representante de Vox declara que no cree en un "feminismo corporativo, sino en uno igualitario". Las demás, sin excepción, discrepan. "Ni feminismo igualitario, ni liberal ni feminazis", dicen.

Las candidatas recuerdan que la Corporación que se despide estos días ha sido, de hecho, "bastante feminista". "Fixemos unha piña", confiesa Anabel Gulías. "Non houbo ningún comentario dubidoso sobre unha concelleira que non fose reprobado por todas desde todos os grupos".

En el debate afloran algunos mensajes de campaña pero también algunos deseos en voz alta: "Quero unha Pontevedra con traballo para que os meus fillos non teñan que marchar traballar fóra", dice Roldán desde CXG.

"Eu aposto porque Pontevedra sexa un Concello participativo, transparente e sostible", añade la candidata de Podemos.

"Traemos ilusión y savia nueva, que va a venir bien", indica la socialista Gloria Blanco. "Como dice Tino, acabou o momento das beiravías, é o momento da xente". Comparte con su compañera de despacho y profesión, Pepa Pardo, la ilusión por empezar a trabajar por Pontevedra. "He sido profesora de Universidad y es importante tener en cuenta a la juventud", añade la "popular".

La veterana del grupo, Teresa Casal, aboga por "unha cidade inclusiva, solidaria e xusta", Gulías se ciñe al lema del BNG "o mellor está por vir" y apuesta por "escoitar todas as propostas", mientras que Rey pone por delante su "vocación" política a la tesitura en la que la ha colocado su partido. "Este mes he conocido lo peor de la política (a mí me relegaron de número 2, supongo que en algún momento me darán una explicación y yo también tomaré mis decisiones) pero por ahora todavía tengo mucho que decir".

Y la candidata de Vox explica que su entrada en política "es un paso adelante de valentía" que tiene por objetivo "la lucha por los valores y la protección de los intereses de los pontevedreses", dice Carina López.

Pese a las diferencias en sus ideas y programas, todas aseguran que la forma de trabajar estos años ha sido positiva y esperan lo mismo de la Corporación que viene. Desde las siglas que representan, las candidatas comparten ilusión y ganas de trabajar por su ciudad. En esta ocasión lo harán desde el número 2. Dentro de cuatro años, veremos.

Ninguna mujer será alcaldesa en Pontevedra en 2019
Comentarios