jueves. 09.12.2021 |
El tiempo
jueves. 09.12.2021
El tiempo

Un matrimonio fiel a la Feira Franca

2019081012173130744
El matrimonio disfrutando de la Feira Franca. DAVID FREIRE
Antonio Alfonsín y Natividad Barreiro son fijos de la Feira Franca desde sus inicios. "Ahora vamos en scooter eléctrico y silla de ruedas porque nos fallan las piernas", asegura el matrimonio pontevedrés, que el 27 de agosto será homenajeado por su participación activa en la fiesta, que cumple 20 años

El pasado lunes celebraron su aniversario de boda. "Llevamos 69 años casados", presume Antonio Alfonsín Alfonsín. Él y su mujer, Natividad Barreiro González, serán dos de los homenajeados el próximo 27 de agosto por su participación activa a la Feira Franca, una fiesta que nació en el 2000 y que llega a su vigésima edición. "No fallamos ni un año", subrayan.

Antonio recuerda a la perfección la primera vez que se puso el atuendo medieval. Se inspiró en los trajes que se hacían para la Festa da Istoria de Ribadavia. Encargó el suyo y se plantó con su familia en la Praza do Teucro, la zona en la todos los años se le puede ver disfrutando de esta cita festiva para la que siempre prepara la carne. "Éramos 20 comensales en la mesa (que hizo él mismo). Lo pasamos muy bien", recuerda. "Para mí, la Feira Franca es el mayor acontecimiento que se celebra en Pontevedra. Yo soy un enamorado de esta ciudad. Quiero a Pontevedra. Estoy muy contento. Que se acuerden de uno, para bien, es estupendo", destaca.

A sus 92 años "y pico", este pontevedrés no esconde la "alegría" que le produjo cuando le comunicaron que el Consello Aberto de la Feira Franca, en donde están representadas las asociaciones que hacen posible esta fiesta, querían reconocer su aportación a la misma. "Yo creo que a mi padre lo nombran hijo predilecto de Pontevedra y no le haría tanta ilusión como esto", reconoce una de sus hijas.

Antonio y Natividad, de 89 años, tienen siete hijos. "Los que viven fuera ya se están quitando el billete de avión para venir el día del homenaje", dice entre risas.

CON BARBA. En los 20 años de Feira Franca, Antonio y su esposa han visto crecer la fiesta. Ahora la disfrutan de una forma distinta. "Antes bailábamos mucho en el Teucro. No está el horno para bollos porque nos fallan las piernas", explica. "Pero vamos todos los años. Ahora lo hacemos en "scooter" eléctrico (él) y en silla de ruedas (ella)", indica.

El vehículo de Antonio es uno de los más fotografiados de la jornada. Lo personaliza para la ocasión con telas de inspiración medieval. Él hace lo propio con el atuendo que le confecciona una de sus hijas. Le gusta ir de punta en blanco. "¿Ves que me he dejado algo de barba? Lo he hecho para la Feira Franca. Si veo que me queda bien con el traje, me la dejo", bromea.

Además de la pareja formada por Antonio y Natividad, el Consello Aberto de la Feira Franca rendirá homenaje al historiador pontevedrés Juan Juega Puig (a título póstumo) y a la Asociación Recreativa de Xeve, que se encarga de recrear el transporte y entrada de vino en la ciudad en la época medieval. El acto de reconocimiento tendrá lugar en la avenida de Santa María.

Un matrimonio fiel a la Feira Franca
Comentarios
ç