miércoles. 20.11.2019 |
El tiempo
miércoles. 20.11.2019
El tiempo

Una noche trágica que todos los vecinos de Praceres vivieron con dolor

La consternación se apoderó de Praceres este sábado. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
La consternación se apoderó de Praceres este sábado. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
A partir de medianoche un fuerte estruendo inició la movilización de todos los residentes

Placeres vivió este sábado una de sus noches más trágicas. Decenas de vecinos se levantaron confundidos de sus camas cuando a la medianoche el fuerte estruendo de la primera explosión en el astillero provocó que todos los habitantes de la zona se pusieran en alerta .

La preocupación se prolongó durante toda la madrugada con decenas de residentes a orillas de la ría para comprobar de primera mano cómo transcurrían lo hechos. Muchos ya no volvieron a la cama y estuvieron hasta el amanecer pendientes del trágico incidente que de alguna manera u otra afectó a toda la comunidad de la zona, de la que dependen muchas empresas y familias.

Al mediodía el humo seguía invadiendo la zona. Los camiones de bomberos no pararon los motores ni un minuto y los operarios recorrieron los barcos de arriba a abajo apagando los últimos focos activos.

Eusebio Pintos, vecino: "Parecía unha cousa doutro mundo"

Eusebio Pintos se despertó a medianoche en su vivienda de Praceres, en O Cabo, a escasos metros de donde las llamas consumieron mitad del astillero. "Ás 12 da noite oíuse a primeira explosión", recordó Pintos. Una explosión que no solo provocó la alarma de las personas en su hogar, sino que hizo retumbar el suelo y las ventanas de su vivienda.

Poco después Pintos bajó al lugar del incidente, donde las llamas superaron la altura de la grúa, recordó el vecino. "Ata as catro da madrugada estiven aquí", comentó. Una jornada que continuó a la mañana siguiente cuando nuevamente acudió, junto a muchos otros vecinos de la zona, para comprobar de primera mano cómo las labores de extinción transcurrieron durante la noche. "Parecía unha cousa doutro mundo", sentenció Pintos desde su lugar de vigilancia.

Lidia Taboada, vecina: "Estábamos asustados por si había gente dentro"

"Estábamos durmiendo y escuchamos varios estallidos", comenzó a relatar Lidia Taboada, vecina de Placeres que, desde su vivienda al otro lado de la autovía, oyó el fuerte estrépito de las primeras explosiones. "Parecían petardos", señaló. "No notamos el retumbar porque estamos al otro lado de la carretera, pero desde la ventana de nuestra casa se veía una llamarada enorme y mucho, mucho humo", añadió. "De repente veías como las llamas descendían y volvían a aumentar elevando su tamaño", señaló la vecina.

Taboada mencionó como presenciaron todo el incidente con gran temor, preocupados por si habría alguien afectado o atrapado en las instalaciones y pendientes de la llegada de los servicios de emergencia a la zona. "Lo vivimos un poco asustados pensando en si habría alguien dentro", señaló, consciente de la existencia de trabajadores por las noches, "sabemos que hay vigilantes".

Una noche trágica que todos los vecinos de Praceres vivieron con dolor
Comentarios