Las librerías vuelven a abrir sus puertas: "Se nota que la gente tiene ganas de venir"

La gran mayoría recibió rápido a sus primeros clientes. Todas están deseando que llegue el día 11 para trabajar con mayor normalidad. "Do que se trata é de resistir", dice Cano Paz.
Trabajadoras de Nobel colocando libros. DAVID FREIRE
photo_camera En la foto grande, trabajadoras de Nobel colocando libros. A la derecha, arriba, un cliente en Paz y, abajo, colocando gel hidroalcohólico y guantes en D-Lectum.

Preparar pedidos, colocar novedades editoriales, desinfectar, incorporar gel hidroalcohólico a la entrada, atender llamadas con dudas y encargos. Así fue el primer día en el que las librerías volvieron a abrir en Pontevedra. La normativa de desescalada del estado de alarma que ha preparado el Gobierno, les permitía reabrir este lunes para atender con cita previa. La mayor parte de los negocios de Pontevedra, una ciudad con más de 20 librerías en el centro y más de 30 en total, decidieron hacerlo. Tímidamente, con muchas precauciones, horarios reducidos, mascarillas, distancia de seguridad, mamparas en algún caso, clientes de uno en uno, pero abrieron. Eso sí, con la mirada puesta en el día 11, cuando se les permita trabajar sin tantas restricciones y con una mayor normalidad.

Un cliente en la librería Paz. DAVID FREIRE"A verdade é que si se achegaron varios clientes, moitos amigos, para preguntar, para recoller algún pedido, para facelo", explicaba Cano Paz, propietario de la librería Paz, a mediodía. "Pero a realidade é que reabrimos con moita preocupación". Según dice, su principal objetivo pasa por intentar mantener a sus tres empleados. "Por outra banda, penso que esta crise, a nivel social, vai ser máis grave que a de 2008. Do que se trata é de resistir e niso estamos". Paz acepta las medidas que el Gobierno ha impuesto a las librerías para reabrir, pero se muestra crítico con ellas. "Cústame moito traballo entender que diferencia un supermercado dunha librería neste tipo de cuestións de seguridade sanitaria. Quero dicir que aquí non podes coincidir con ninguén, non podes tocar nada, e nun supermercado mestúraste con todo o mundo, tocándoo todo. Non se entende".

SITUACIÓN RARA. En Cronopios, a lo largo de la mañana, también hubo clientes, que iban entrando de uno en uno en el establecimiento. "Lo más bonito, lo más emocionante, es cuando te dicen: "¡Cómo os echábamos de menos!". Es genial. Te hace sentir muy bien", explica la dependienta. "Ha habido bastante interés por la reapertura. Se nota que la gente tiene ganas de venir, pero, al mismo tiempo, es una situación realmente rara. Porque no puedes entrar y curiosear, que es quizás el mayor encanto de un librería. Atender con cita previa en un negocio como este es extrañísimo".

2020050512393977000Los responsables de la librería Escolma dudaron bastante si abrir este lunes o esperar al día 11. "Finalmente decidimos abrir porque, despois de tantos días, faise difícil seguir na casa", explican. Cuentan que están preparándolo todo para la semana que viene y que, a lo largo de toda la mañana, se fueron acercando clientes. "Estamos tratando de tomar todas as medidas que nos din, pero pensamos que realmente vai tardar en volver a normalidade".

En la librería Cao, Laura Carrasco dice que no ha dejado de trabajar durante el confinamiento "atendiendo pedidos on-line, que han sido los que me han salvado la vida". Ella confía en que poco a poco, "si todo el mundo es mínimamente responsable", se vayan superando fases y se recupere una cierta tranquilidad. "Aunque la verdad es que notas que la gente tiene bastante miedo", dice.

Todo lo contrario señalan en la librería Nobel. "Hay personas muy irresponsables. Esta misma mañana una clienta se enfadaba porque no podía curiosear entre los libros como hacía antes. Le explicamos que tenía que decirnos qué quería y se lo buscábamos, pero no estaba conforme". Por otro lado, sí que se encontraron con muchos lectores contentos por volver a pisar Nobel. "Se nota que la gente tiene ganas de recuperar una cierta normalidad, de salir de casa y hacer cosas como antes".

Comentarios