"Nuestras aplicaciones informáticas están adaptadas para combatir el fraude"

Más de medio siglo creciendo al ritmo que marca la tecnología, generando riqueza en la comarca. Informática Landín es una empresa de las más prestigiosas de Galicia que nació en 1970 de la mano de Javier Landín ofreciendo equipamiento integral de oficinas. Ahora es Partner Premium de Wolters Kluwer en Software de Gestión para Asesorías
Javier Landín Martínez, Premio Empresa Pontevedresa. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Javier Landín Martínez, Premio Empresa Pontevedresa. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Presenta al "gran equipo humano" del que se rodea como la principal fuente del éxito que su empresa ha ido alcanzando año tras año. Javier Landín Martínez es el fundador de Informática Landín, firma creada en 1970.

¿Qué supone recibir el Premio Pontevedreses del Año que le otorga Diario de Pontevedra?
Es un honor tremendo tanto para mi como para mis compañeros en la empresa. No me lo esperaba. Fue una sorpresa enorme, sobre todo al ser una decisión adoptada por el jurado por unanimidad. Hay que felicitar a Diario de Pontevedra por la creación de estos galardones porque suponen un estímulo.

¿Cómo fueron los inicios en los 52 años de trayectoria que posee Informática Landín?
Los comienzos fueron muy difíciles porque resultaba imposible dedicarse exclusivamente a la informática porque no había ni mercado ni conocimientos especializados en esta área tecnológica y los ordenadores eran carísimos. Cada operación rondaba el medio millón de pesetas (3.000 euros de ahora), por lo que era un éxito si lográbamos dar salida a tres o cuatro ordenadores al mes. Ahora, esa suele ser la venta diaria.

Al principio era un éxito dar salida a tres o cuatro ordenadores al mes. Ahora, esa suele ser la venta diaria

¿Cuál es el volumen de ventas en la actualidad?
El mes pasado efectuamos alrededor de 6.000 ventas de nuestros programas propios. En el año 2000 cambiamos nuestra filosofía. Hasta entonces nos centrábamos en el desarrollo de programas para asesorías (renta, laboral, fiscal, tributaria...), y a partir de 2000, cuando me enteré de que Wolters Kluwer (empresa especializada en programas informáticos de gestión para despachos profesionales y empresas) iba a desembarcar en España mediante la compra de alguna de las empresas punteras, me puso en contacto con algunas de ellas para pasarle nuestra cartera de clientes sin coste alguno antes de que fuesen absorbidas. Tras la absorción respetaron las condiciones que habíamos pactado, como mantener los puestos de trabajo de nuestro personal y especializarlo en otro ámbito de la informática distinto al de la asesoría, en concreto en software para hoteles, comercios, peluquerías y restaurantes.

¿Quiere decir que han ayudado a los autónomos a disponer de las ventajas que les ofrecen las nuevas tecnologías informáticas?
Creamos una ERP (Enterprise Resource Planning, que se traduce como un sistema de gestión empresarial, una herramienta tecnológica que tiene como objetivo integrar y automatizar los principales procesos y datos de la empresa en una sola plataforma) que está dotada de todo tipo de módulos y que facilita muchísimo la gestión de datos y la organización de la compañía. Todos estos programas están enlazados a través de un software de movilidad que permite a empleados y gerentes acceder al programa de gestión de la empresa desde cualquier lugar a través de un dispositivo móvil. Hemos desarrollado unas aplicaciones que llamaron la atención a grandes fabricantes de distribución de bebidas como Coca Cola, Estrella de Galicia o Heineken, que quieren saber quién es su cliente final.

¿Les costó a los autónomos utilizar las herramientas informáticas que les ofrecen las nuevas tecnologías?
Desde el principio les ofrecimos formación gratuita, una decisión por la que recibimos críticas de la competencia. Todos los meses impartimos cursos gratuitos en los que ayudamos a personas que están en empresas y a las que se encuentran sin trabajo. Nos interesa que se suba el nivel de conocimientos para afrontar un problema que se va a presentar en un futuro muy inmediato. Hoy en día el conocimiento es fundamental en asesoría, pero mucho más en la empresa privada para saber si se producen ganancias o se registran pérdidas.

De entre los muchos premios obtenidos por Informática Landín, ¿cuál es el que más valora?
El que más que gustó ha sido el de Empresa de gestión del talento 2021, que nos coloca entre las veinte que mejor gestionan el talento, concretamente en el octavo puesto. Un galardón de máximo nivel, pues viene avalado por el Informe Económico y de Competitividad de Ardán 2021, realizado por un organismo del Estado como es la Zona Franca de Vigo. El estudio del que resulta este Indicador Ardán de Gestión de Talento valora, entre otros parámetros, el "saber detectar, aprovechar y dirigir las aptitudes de los empleados". Con anterioridad, ya habíamos recibido otras distinciones. En 2020 hasta tres: Empresa generadora de riqueza, Empresa bien gestionada y Empresa de alto rendimiento.

Eso supone un reconocimiento a la atención y el mimo que le dispensan a su plantilla, el patrimonio humano de la empresa.
En efecto. Una de las claves del éxito de nuestra empresa es saber cuidar a los trabajadores porque entre todos formamos un gran equipo.

¿Qué retos se presentan de forma inmediata?
Estoy en contacto de forma telemática con el director general de la Agencia Tributaria en Madrid, Jesús Gascón, que me va poniendo al día sobre las obligaciones que deben tener las aplicaciones informáticas para combatir el fraude. Hemos adaptado nuestras aplicaciones (somos una empresa de I+D+i y certificada en el Kit Digital) para, de cara a un futuro inmediato, emitir con cada ticket de compra un número de certificación y el nombre del programa informático, como ya sucede en Portugal. En Informática Landín ya estamos certificados y reunimos la totalidad de las condiciones impuestas por las tres agencias tributarias del País Vasco para ponerlo en marcha en esa comunidad autónoma.

Al principio no había programadores en Galicia porque no existía esa profesión como tal

¿Qué papel jugó la informática durante la pandemia?
La informática fue más necesaria que nunca durante la crisis sanitaria, sobre todo para poder teletrabajar desde casa. Estábamos preparados para dar respuesta a esa demanda antes de que llegase la pandemia.

Imagino que en el campo de la informática es necesario el reciclaje continuo y la constante puesta al día.
Cierto, y por eso en nuestra empresa no regateamos ningún esfuerzo en ese sentido. Cueste lo que cueste efectuamos grandes inversiones, incluso en la formación continua de mis dos hijos, Javier y Fernando, que se han incorporado a la empresa y que con ellos Informática Landín tiene el futuro asegurado.

Le noto entusiasmado.
Sigo teniendo mucha ilusión y manteniendo una alta capacidad de trabajo. Me gusta lo que hago y he teniendo suerte en esta vida, con una mujer impresionante que me ha acompañado siempre, incluso en los primeros años, que fueron muy duros.

Ha sido un visionario.
Me adelanté al futuro. Incluso cuando no había programadores en Galicia y esa profesión no existía como tal tuve que buscarlos en Barcelona y contratarlos. Resultó muy caro pero al final dio un buen resultado.

Comentarios