jueves. 28.05.2020 |
El tiempo
jueves. 28.05.2020
El tiempo

"Nuestro objetivo es ayudar a las empresas a adaptarse a esta nueva situación"

Mariem Filgueira, en Pontevedra. GONZALO GARCÍA
Mariem Filgueira, en Pontevedra. GONZALO GARCÍA
La pontevedresa Mariem Filgueira coordina el Plan Impulsa, que el Concello ha puesto en marcha para asesorar al tejido empresarial tras la crisis generada por la pandemia del coronavirus

La pandemia del coronavirus ha puesto en jaque al tejido económico de la ciudad. El obligado cierre de muchos negocios por la alerta sanitaria y la tímida vuelta a la actividad de otros han generado dudas sobre el futuro de pymes y autónomos. Por este motivo, el Concello ha puesto en marcha el Plan Impulsa, que tiene como finalidad asesorar a las empresas en la vuelta a la denominada "nueva normalidad".

La pontevedresa Mariem Filgueira es la coordinadora de esta iniciativa, que se encuentra en una fase inicial, de difusión, y que está pensada para el ámbito urbano y el rural. "Nuestro objetivo es ayudar a las empresas a adaptarse a esta nueva situación", explica.

El proyecto cuenta con un grupo de doce expertos en diversos sectores que se encargarán de respaldar a los negocios locales que soliciten sus servicios. La finalidad será sacar el potencial máximo al negocio a través de acciones de mentorización individuales y reuniones grupales.

Entre los asuntos que se abordarán figuran cómo echar las cuentas para sacar la empresa adelante; la implantación de las nuevas tecnologías para mejorar la competitividad; el diseño de campañas de comunicación y visibilización en medios digitales de todo tipo para poner en valor un producto o servicio; la posibilidad de abrir tiendas online o qué pasos seguir para que un comercio o establecimiento sea lo más seguro posible para evitar hipotéticos contagios por covid-19.

"Esta iniciativa está enfocada a los negocios locales, que tiene que realizar un cambio. Lo necesitan como agua de mayo. Muchas empresas tienen que abandonar su zona de confort y evitar el pánico. Este plan les va a ayudar a responder muchas de las preguntas que deben hacerse. ¿Estoy motivado? ¿Quiero mantener mi negocio? Ahora mismo hay gente que está en fase de negación, otra que tiene rabia y otra que está enfadada o triste pensando por qué me habrá pasado esto a mí. Y es aquí donde incidimos en lo importante: la fase de aceptación», apunta Filgueira, que recuerda que el tejido empresarial tiene que «ponerse las pilas y arrancar". Sobre todo aquellas firmas que trabajaban en analógico y no se habían adaptado a la digitalización, una herramienta que se ha hecho indispensable en algunos sectores para mantener las ventas.

"Al final hay que tomar decisiones. Y estas pueden ser duras. Igual tienen que cerrar algunas empresas. Pero una decisión así no implica que no puedas abrir otro negocio. La que cierra es la empresa, no la persona", apunta la coordinadora del Plan Impulsa, que subraya la necesidad de apostar por la innovación y la creatividad para mejorar las empresas en la situación actual.

"Nuestro objetivo es ayudar a las empresas a adaptarse a esta nueva...
Comentarios