jueves. 18.07.2019 |
El tiempo
jueves. 18.07.2019
El tiempo

PAULA YUVERO | JEFA PROVINCIAL DE TRÁFICO EN PONTEVEDRA

"Nuestro objetivo es lograr que nadie muera en un accidente de tráfico"

Paula Yubero. GONZALO GARCÍA
Paula Yubero. GONZALO GARCÍA

La responsable de Tráfico en Pontevedra asegura que en la provincia no hay malos conductores, aunque destaca que se cometen infracciones que podrían ser evitables como el no uso del cinturón de seguridad o el uso del teléfono móvil durante la conducción o el aumento de los positivos por drogas

¿Cuál es su diagnóstico sobre la situación del tráfico en las carreteras provinciales?
La provincia de Pontevedra es una provincia compleja, por su dispersión geográfica y poblacional, con núcleos de diversa entidad que tienden con el paso de los años al envejecimiento, con unas inclemencias meteorológicas en ocasiones inestables que hacen que la gestión y la vigilancia sea complicada. No obstante, a pesar de todas estas variables el tráfico desde un punto de vista general se comporta de forma fluida y estable, al margen de determinadas zonas en las que en determinadas situaciones horarias y en determinados días impliquen una gestión en lo relativo a la vigilancia y control con mayores incidencias.

Históricamente, algunos tramos presentan una especial siniestralidad por encima del resto. La N-550 es uno de esos puntos negros, con un accidente mortal reciente. ¿Por qué no se puede alterar ese negro liderazgo? ¿Qué falta por hacer para conseguirlo?
La N-550 es una vía que actualmente nos preocupa, que soporta una intensidad importante en numerosos tramos, y que el año pasado registró un número más que importante de víctimas mortales no sólo en la provincia de Pontevedra, sino en el de A Coruña. Concretamente los factores que mayormente influyeron en los accidentes mortales de la provincia de Pontevedra fueron las distracciones, la velocidad inadecuada, estando en algún caso presente el alcohol. Pero no todos los años se ha presentado como una de las vías con mayor accidentalidad mortal.
Respecto a la vigilancia y control es una de las vías en las que se intensifican actuaciones por parte del Subsector de Tráfico. Y se está trabajando con el titular de la vía también. Pero al margen de que las administraciones llevemos a cabo actuaciones resulta importante que los ciudadanos sean conscientes de que todos, como conductores, peatones, usuarios de la vía, como ciudadanos, en definitiva, podemos y debemos contribuir para reducir el riesgo existente en ésta y otras vías. El cumplimiento de las normas es fundamental.

¿Diría que los pontevedreses, en líneas generales, somos buenos, regulares o malos conductores? ¿Por qué?
No puedo decir que en la provincia de Pontevedra, en líneas generales, haya malos conductores. Pero ello no quiere decir que no se produzcan infracciones que podrían ser evitables y sobre las que hay que actuar. El no uso del cinturón de seguridad, el uso del teléfono móvil en la conducción, el importante número de positivo en drogas detectado en los conductores a los que se les ha realizado la prueba, los positivos de alcoholemia, etc. Todos debemos analizar nuestras conductas y ser críticos y corregir lo mejorable.

Hace 13 años se puso en marcha el carné por puntos. ¿Cree que ya se han conseguido los objetivos o es un proceso que aún debe madurar para dar los resultados deseados?
El permiso por puntos fue una modificación legislativa que, conjuntamente con otras medidas, ha significado un antes y un después. Ha permitido actuar de forma directa en los grandes factores que incidían en los accidentes de tráfico: la velocidad, el alcohol, las drogas, entre otros. Los números de cifras mortales y graves así lo indican, pero como todo sistema con el paso del tiempo se desvirtúa y pierde su eficacia inicial y es necesario analizarlo y revisarlo, para posteriormente adaptarlo a las nuevas necesidades, a una nueva realidad, de forma que actúe en mayor medida en los actuales factores de riesgo. Y eso es lo que pretende la Dirección General de Tráfico en estos momentos.

La DGT promovió campañas muy impactantes para concienciar sobre las imprudencias al volante. Pero se siguen cometiendo, y muy graves. ¿Significa que los conductores ven con indiferencia esas campañas y no se las toman en serio o es que hablar de accidentes cero es una utopía?
Nuestro objetivo sin lugar a dudas es lograr que nadie muera en un accidente de tráfico y para ello trabajamos conjuntamente con otras administraciones y entidades. Somos conscientes de que es un reto difícil y complicado, pero no imposible si todos contribuimos a ello. Con la última campaña del año pasado, vivo o muerto, una campaña agresiva y realista, se volvió a plasmar la cruda y horrible realidad de los accidentes de tráfico, siguiendo la línea de los años noventa, al considerar que era necesario frenar la tendencia de aumento de víctimas mortales que se estaba produciendo en nuestro país en los últimos años; en cierto modo logró frenarse ya que el balance de víctimas mortales presentado a nivel nacional respecto a la anualidad del 2018, datos a 24 horas, indicó una reducción de víctimas mortales y graves de un 1.5% y 7.5%, respectivamente. No obstante no todos los ciudadanos reaccionamos igual ante hechos similares y existirán algunos conductores que se muestren indiferentes, pero ello no quiere decir que sea la tónica general. Tenemos que intentar llegar a aquéllos a los que es más difícil llegar.

"La distracción es ya el primer factor concurrente en los accidentes graves y mortales"
¿Cree que el teléfono móvil es el mayor enemigo que tienen hoy en día los conductores?
La distracción es ya el primer factor concurrente en los accidentes graves y mortales, superando a la velocidad desde hace dos años. Y el uso del teléfono móvil ha contribuido a ello. Es necesario que todos nos concienciemos del problema y modifiquemos nuestras conductas para atajarlo. No debemos olvidar que es el conductor el que usa el teléfono móvil y debe ser el propio conductor el que debe actuar en este sentido y evitar su uso en la medida de lo posible, de forma que si lo hace, sea utilizando el manos libres, al margen de que por parte de las distintas Administraciones se lleven actuaciones al respecto y se insista en la importancia de su vigilancia y control en carretera.

Desde un punto de vista personal, y teniendo en cuenta que lleva poco tiempo en el cargo: ¿Hay algún reto que se haya fijado y que aún no haya podido cumplir?
Retos tengo muchos, pero quizás el más inminente el de reducir más si cabe las víctimas mortales y graves existentes a nivel provincial, incidiendo especialmente en el colectivo de usuarios vulnerables, especialmente en los peatones. También, entre otras cuestiones, me preocupa el índice de positivos en materia de drogas relacionadas con la conducción o el aumento del no uso del cinturón de seguridad.

"Nuestro objetivo es lograr que nadie muera en un accidente de...
Comentarios