"Nuestro país está literalmente inundado de drogas"

La publicación del World Drug Report de Naciones Unidas coincide con la visión de la Fundación Galega: la cocaína alcanza niveles nunca vistos ► El 90 por ciento de la que se incautó llegó por vía marítima ► Los grandes capos a nivel mundial pactan con los gallegos
Chegada do barco Karar, con un cargamento de droga. Porto de Vigo
photo_camera Chegada do barco Karar, con un cargamento de droga. Porto de Vigo

La Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Fundación Galega Contra o Narcotráfico (FGCN) coinciden plenamente en su análisis. El mundo "necesita" más droga que nunca en el momento actual, y la cocaína se ha erigido en la estrella indiscutible de los mercados ilícitos. La sobreproducción en Sudamérica y la gran demanda en todos los mercados, con Europa como punta de lanza, han provocado que 2021 haya sido un año de récord en incautaciones (1.500 toneladas, con datos aún provisionales) y de producción (por encima de las 2.000). En este panorama, y teniendo en cuenta que el 90 por ciento de esos miles de kilos de droga se transportan por vía marítima, Galicia se mantiene en el centro del escenario. "Nuestro país está literalmente inundado de drogas". Así de contundente se muestra la Fundación Galega Contra o Narcotráfico en la misma semana en la que se ha publicado el World Drug Report 2022 (informe anual de Naciones Unidas sobre el tráfico y el consumo de drogas) con datos muy inquietantes: 284 millones de personas alrededor del mundo son consumidoras de drogas, un 26 por ciento más que hace una década, lo que supone un 5,6 por ciento de la población mundial.

La Fundación Galega destaca que los índices de tráficos de drogas están en los registros más altos de la historia, "y en España confluyen grandes rutas internacionales con destino a Europa". El colectivo destaca que las rías siguen siendo "uno de sus destinos favoritos", en alusión a las grandes mafias de la cocaína, al tiempo que lanza un SOS en nombre de las fuerzas de seguridad que combaten a esas mafias cada día desde Pontevedra, principalmente, pero también desde otros puntos de la Comunidad Autónoma. "Son profesionales que trabajan con las manos atadas por una legislación tímida y garantista que en demasiadas ocasiones parece proteger más al criminal que al honrado ciudadano".

"Vemos con asombro a los mismos traficantes, grandes capos que entran y salen de la cárcel con normalidad rutinaria, delinquiendo una y otra vez, traficando y amasando fortuna"

El World Drug Report destaca, por otra parte, la cada vez más relevante labor de las mujeres en el tráfico de cocaína a nivel mundial, algo que se ve perfectamente reflejado en muchas de las operaciones que se desarrollan en la provincia. "Las mujeres cumplen una amplia variedad de funciones en toda la cadena mundial de suministro de cocaína, entre ellas, trabajar en el cultivo de la coca, transportar cantidades pequeñas de drogas, venderlas a los consumidores e introducirlas clandestinamente en los centros penitenciarios".

La Fundación Galega insiste en que "vemos con asombro a los mismos traficantes, grandes capos que entran y salen de la cárcel con normalidad rutinaria, delinquiendo una y otra vez, traficando y amasando fortuna. A ellos se añaden bandas internacionales muy peligrosas que practican la violencia extrema como método de trabajo habitual. Criminales que ponen en riesgo la seguridad de todos, capaces de desestabilizar y amenazar a un estado", y pone de manifiesto que "este peligro, que en Europa veíamos lejos, ya está aquí: en los Países Bajos han asesinado recientemente a un periodista por informar sobre narcotráfico y su primer ministro está directamente amenazado por el crimen organizado. Es el futuro que nos espera si no reaccionamos ya", concluye.

Ejemplos de los lazos entre los grandes capos internacionales y el narcotráfico en las Rías Baixas no pueden ser más recientes: el Mayor Carvalho, alias Paul Wouter, el capo que fingió su muerte para evitar ser juzgado en la Audiencia, acaba de ser detenido en Budapest tras una larga investigación de la DEA. No hace mucho tiempo, se reunía con narcos gallegos en Meis para organizar descargas de drogas. Y este mismo jueves, la Policía Nacional de Pontevedra detenía en Ibiza a Jona Falk, cabeza visible de la Mocro Mafia en el Suroeste de Europa, una de las redes narcocriminales más violentas que existen a nivel global. Este individuo era, según los investigadores, el superior jerárquico de los narcotransportistas gallegos que fueron detenidos recientemente en veleros cargados de cocaína.