Nueva oleada de pintadas en Pontevedra

La Policía Local investiga actos vandálicos contra bienes públicos y privados de la ciudad ▶ Los autores se exponen a multas de hasta 3.000 euros y a delitos penales ▶ El Concello elabora un listado para limpiar los espacios dañados, como el Palco da Música, una joya patrimonial 

Nueva oleada de pintadas en Pontevedra. El Concello ha detectado un incremento de actos vandálicos de este tipo contra el patrimonio público y el privado, especialmente en el casco histórico, pero también en otros puntos de la ciudad. Uno de ellos es la Alameda y su entorno, en donde pueden verse grafitis de todo tipo. Uno de los más llamativos afecta al Palco da Música, que es un bien que data del siglo XIX y que está protegido desde el punto de vista urbanístico.

La concejala de Espazos Públicos y Protección Cidadá, Eva Villaverde, confirma que la Policía Local investiga estos ataques para dar con los responsables de los mismos. "Estáselles enriba, facendo o seguemento", indica. 

Villaverde recuerda que la intervención policial logró desactivar desde el verano del año pasado a un grupo de entre tres y cuatro jóvenes que se dedicaban a hacer pintadas. Aquellas pesquisas finalizaron con denuncias administrativas a cinco personas, dos de ellas menores de edad. 

Estos casos se unieron al de noviembre de 2021, cuando el Cuerpo Nacional de Policía identificaba al falso grafitero ‘O Neno Demo’, de 22 años, al que se le imputaron tres delitos por daños por dibujar calaveras por media ciudad. "As pintadas poden ter consecuencias penais. Non é arte urbana, é un atentado contra o patrimonio público", recordó la edil del BNG.

Las sanciones por este tipo de vandalismo varía en función de la gravedad y del tipo de bienes que afecten. Si la denuncia es administrativa, la cuantía puede ir de 100 a 600 euros. Si el daño se tramita por la vía penal, vía juzgado, la multa puede llegar hasta los 3.000 euros

"As pintadas poden ter consecuencias penais. Non é arte urbana, é un atentado contra o patrimonio público", denuncia la edil de Espazos Públicos

Pintadas en el conjunto escultórico del Fiel Contraste, en Alhóndiga. GONZALO GARCÍA
Pintadas en el conjunto escultórico del Fiel Contraste, en Alhóndiga. GONZALO GARCÍA

Más vigilancia

Los bienes afectados por pintadas en Pontevedra es extenso. La sede municipal de Ferreiros, las instalaciones externas del parking subterráneo de la Praza de España (como los accesos, el ascensor o el respiradero), las escaleras de acceso desde la Rúa Real hasta la Praza do Teucro, papeleras, árboles, calles y señales, como las del Metrominuto, han sido objeto de estos grafitis. 

La acción de los vándalos se ceba especialmente contra algunos edificios y monumentos de la ciudad. Es el caso del Fiel Contraste. El conjunto escultórico, formado por cuatro figuras, ha sufrido distintos ataques desde su inauguración en 2010. Las piezas, hechas de bronce y situadas en la calle Alhóndiga, cuentan desde hace unas semanas con nuevas pintadas. En ellas puede leerse un nombre, Joao, que también se reproduce en otras zonas próximas al casco viejo, como el entorno de la Alameda.

"Es un vandalismo que no atenta contra el Concello, atenta contra el patrimonio público, que somos todos y todas", subraya el edil de Medio Natural

El Teatro Principal, del que este año se borraban ciertas inscripciones y cuya pintura está desconchada en uno de sus laterales, cuentan ya con las firmas de "falsos grafiteiros". "Es un vandalismo que no atenta contra el Concello, atenta contra el patrimonio público, que somos todos y todas", subraya el concejal de Medio Natural, Iván Puentes. 

El Concello elabora ya un listado de bienes afectados para proceder a su inmediata limpieza y descarta poner cámaras de vigilancia en el casco histórico, como en su día pidió el PP. "Aumentarase a vixilancia policial", afirma Villaverde.

Comentarios