Miércoles. 19.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.09.2018
El tiempo

La nueva renta social municipal será de un máximo de 537 euros durante un año

Una persona pidiendo limosna en una céntrica calle de la ciudad. GONZALO GARCÍA (ADP)
Una persona pidiendo limosna en una céntrica calle de la ciudad. GONZALO GARCÍA (ADP)

El borrador de la ordenanza se debatirá el jueves en el Concello, tras largos meses de trámites

Se ha hecho esperar pero al final asoma la luz al final del largo túnel. La nueva renta social municipal, comprometida en Pleno por el BNG en noviembre de 2016, encara la recta final de su árdua tramitación y el próximo jueves se debatirá, en la comisión de Benestar, el borrador que ha elaborado el equipo de Gobierno.

El objetivo es que todos los grupos municipales puedan conocer al detalle el expediente y los informes que avalan la ordenanza, y realizar las aportaciones y sugerencias que estimen oportunas.

El boceto establece que la ayuda será de un máximo de 537 euros, en base al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que se actualiza cada año. La duración máxima es de seis meses, pero se puede prorrogar otros seis si se mantienen las condiciones por las que fue concedida.

El motivo de incorporar esta ayuda a los servicios sociales del Concello es resolver la problemática creada por la carencia de medios económicos y materiales de un sector de la población "nun contexto de postcrise e precariedade", y reducir sus efectos para aquellas personas en situación o riesgo de exclusión social. Sin embargo, no todo el mundo podrá optar a ella, puesto que es incompatible con la ayuda que ya otorga la Xunta de Galicia (Risga).

REQUISITOS. La ordenanza de la la Renda Social Municipal establece varios requisitos para poder percibirla. El beneficiario debe ser mayor de edad (salvo que sea huérfano de padre y madre o tenga otros menores a su cargo), estar empadronado en el Concello y la unidad familiar no puede ingresar más de 402 euros al mes si se trata de una persona o 537 euros si hay más de un miembro con ingresos.

La concesión de la ayuda será determinada por un equipo integrado por trabajadores sociales y la responsable de Benestar Social en un plazo máximo de dos meses desde que se presente la solicitud en el Rexistro municipal.

La cuantía será el resultado de restar los ingresos del beneficiario. Es decir, si no disfrutase de ninguna aportación económica, recibiría el máximo de los 537 euros. Pero si cobrase algún tipo de prestación o pensión, se deduciría de la cuantía base y ese sería el importe final de la renta.

A cambio de conseguir estas subvenciones, los agraciados deben participar en todas las acciones que promueven los servicios sociales del Concello para mejorar su situación, además de administrar los recursos de forma responsable, escolarizar a los menores de edad, no practicar la mendicidad ni permitírsela a otros miembros de la unidad familiar y comunicar cualquier cambio en su situación personal, como nuevo domicilio, acceso a un empleo o cambio en los ingresos económicos.

Para tramitar la solicitud se debe aportar la documentación que acredite el cumplimiento de los requisitos de la ordenanza y cualquier otra que se considere necesaria, caso de víctimas de violencia de género o refugiados.

La nueva renta social municipal será de un máximo de 537 euros...
Comentarios