domingo. 23.02.2020 |
El tiempo
domingo. 23.02.2020
El tiempo

El nuevo comedor del colegio A Carballeira, a la espera de licencia

A la derecha, el módulo al que está previsto trasladar el comedor escolar, en el recinto del colegio. GONZALO GARCÍA
A la derecha, el módulo al que está previsto trasladar el comedor escolar, en el recinto del colegio. GONZALO GARCÍA
Parte de la comunidad educativa urge el traslado del servicio al nuevo módulo, pero la Fanpa pide garantías de que sea apto y seguro

Costó 72.000 euros, quedó instalada el pasado mes de octubre, pero sigue cerrada a cal y canto. Es la infraestructura modular que la Consellería de Educación instaló en el recinto del CEIP A Carballeira, en Lourizán, como única solución a la falta de espacio en el colegio tras el aumento de matrícula. Actualmente el comedor escolar está situado en un aula del centro, pero parte de la comunidad educativa urge su traslado, pues el colegio se queda pequeño para la actual matrícula. El comedor se ubica en un espacio que debería ser destinado al grupo de Infantil que ahora ocupa el aula de la primera planta que correspondería a 2º de Primaria, mientras estos niños cuentan con otro espacio claramente insuficiente.

En la visita que el jefe territorial realizó durante las obras, a principio de este curso, se habló de estrenarlo a la vuelta de Navidades. Pero la previsión no se está cumpliendo por el momento.

El motivo de este retraso, según explicó este miércoles la directora del centro, María Gómez, es que "se está tramitando la documentación" entre Xunta y Concello, ya que las obras "están terminadas desde mediados de octubre". Mientras, en la comunidad educativa se apela a las administraciones para que agilicen el papeleo, tal como quedó patente en una reunión informativa con las familias celebrada el pasado martes, convocada por la dirección y la ANPA.

Fuentes de la Xefatura Territorial de Educación apuntaron que "por nuestra parte se está trabajando todo lo posible para que dichos trámites estén listos cuanto antes", ya que "lo que buscamos es que los niños estén en las mejores condiciones".

La Consellería, añaden estas mismas fuentes, ha solicitado una autorización previa "porque este tipo de estructuras provisionales no requieren de licencia". De hecho, apuntan, "ni esa autorización previa del Concello sería necesaria" si se llegara a un acuerdo conjunto entre toda la comunidad educativa, el Ayuntamiento y la Xunta, ya que el módulo "cuenta con todos los informes favorables de Sanidade y Patrimonio". Sin embargo, añaden, ha sido la Federación de ANPA de la provincia (Fanpa), la entidad que gestiona el servicio de comedor en este y los demás colegios del municipio, la que ha solicitado dicha documentación.

Por su parte, el concejal de Educación, Tino Fernández, confirmó que la Xunta de Galicia presentó por Rexistro "este luns" dicha comunicación previa sobre el traslado, "pero o documento non está correcto por un defecto de forma". En todo caso, añade, "o Concello vaille notificar á Consellería de Educación que é preciso solicitar unha licenza, co seu correspondente pago de taxas e proxecto técnico, xa que eses son os requisitos que solicita Urbanismo".

En la reunión con las familias celebrada el martes también trascendió que la Fanpa había requerido por escrito copia de la licencia y del certificado de fin de obra para dar vía libre al traslado del comedor al módulo.

SEGURIDAD. Roxelio Carballo, presidente de la Federación, subrayó este miércoles que están dispuestos a trasladar el servicio siempre que se acredite formalmente que la infraestructura reúne los requisitos necesarios en materia de aptitud y seguridad para acoger al alumnado ya que, en último caso, la responsabilidad sobre lo que ocurra durante la prestación del servicio recae en dicha entidad. En todo caso, aclaró, la Fanpa no tiene intención alguna de suprimir el comedor en este colegio.

De hecho, tal como afirmaron varias familias, la satisfacción con la Fanpa y con Arume, la empresa que presta el servicio es absoluta. En la actualidad el comedor cuenta con una treintena de usuarios, aproximadamente, y el centro también cuenta con el Plan Madruga, dos servicios indispensables y que influyeron de forma determinante en el incremento de matrícula en cursos anteriores.

Reunión. El asunto se cobró dos dimisiones en la ANPA
El asunto se ha cobrado dos dimisiones en en la ANPA, concretamente de la presidenta y la secretaria, tal como trascendió en la reunión del martes. Es por ello que la asociación de madres y padres celebrará una asamblea extraordinaria dentro de dos semanas para decidir si los tres integrantes que quedan continúan al frente o si se convocan nuevas elecciones para renovar la directiva al completo.

Mientras, las familias confían en que las administraciones agilicen la burocracia para poder trasladar el comedor al módulo exterior cuanto antes.

Esta infraestructura, de planta baja, cuenta con una superficie de 66,5 metros cuadrados y dispone en su interior de un aseo y de un equipo de aire acondicionado. Su presupuesto se dividió entre los 45.000 euros del propio módulo y los 27.000 que costó conectarlo a las redes de abastecimiento de agua y saneamiento y al suministro eléctrico del colegio.

Este módulo incluso superó el obstáculo del petroglifo después de realizarse los preceptivos sondeos arqueológicos.

El nuevo comedor del colegio A Carballeira, a la espera de licencia
Comentarios