miércoles. 26.02.2020 |
El tiempo
miércoles. 26.02.2020
El tiempo

PONTEVEDRANDO...

El nuevo Fleming está en Pontevedra

Alberto Lendoiro. DAVID FREIRE
Alberto Lendoiro. DAVID FREIRE
A mí me dieron de niño una bolsa de unos famosos snacks industriales y míreme ahora: desde entonces estoy intentando adelgazar. Si yo hubiera probado Fruìtah! hoy sería un hombre honrado

ESPERO QUE no sea usted una de esas personas que hay por ahí dándoles de comer a sus hijos y a sus nietos esas cochinadas industriales repletas de grasas y productos químicos. Antes siempre había la excusa de que los snacks son así, cosas que salen de factorías con producciones masivas y que no se pueden hacer de otra manera más que a base de venenos.

Pues un buen día, Alberto Lendoiro decidió cambiar eso y se le metió en la cabeza inventar un snack totalmente diferente. A este empresario pontevedrés le llevó tres años dar con el producto que lanzará al mercado en los próximos días. Se trata de un snack crujiente y sabrosísimo. Le digo yo los ingredientes. Apunte: manzana, kiwi y ya está. 85% de manzana y el resto kiwi, para ser precisos.

Fruìtah!Y montó su empresa en el bajo del número 10 de Padre Fernando Olmedo, que fue periodista, abogado y beato. La mejor calle para crear un producto tan honesto como el que diseñó Alberto Lendoiro. El snack se llama Fruìtah! y la empresa que lo produce, Natural Snack Lab. Ya sabe usted que en esta sección nos comprometemos con el medio ambiente desde el primer día, y por eso nos encanta el Fruìtah!, porque no lleva nada de edulcorantes, ni conservantes, ni azúcares añadidos: nada más que manzana y kiwi, dos frutas con las que se hace un puré que se deshidrata hasta conseguir el efecto crujiente que se le pide a un snack y luego una explosión de sabor tan natural como satisfactoria.

Decíamos que tres años empleó Alberto Lendoiro en el proceso de investigación. Llenó libretas y libretas con todo tipo de recetas sin lograr el resultado deseado. Pero un día, tras un error, le salieron las Fruìtah! Tanto le convencieron que rediseñó todo el proyecto para adaptarlo al invento milagroso. Así es como Fleming encontró la penicilina y no hay persona en el mundo que haya salvado más vidas. Fíjese usted si me ha encandilado el producto; lea con qué naturalidad afirmo que Alberto Lendoiro es el Fleming del siglo XXI.

Tras su paso por Pont-Up Store y por Etiqueta Negra, dos pruebas de fuego que solventó exitosamente, Fruìtah! se dispone a entrar en el mercado con todo merecimiento. A competir con esas otras cosas que crujen pero son poco sanas. A mí me dieron de niño una bolsa de unos famosos snacks industriales y míreme ahora: desde entonces estoy intentando adelgazar. Si yo hubiera probado Fruìtah! hoy sería un hombre honrado.

En estos tiempos locos, va tomando cuerpo la idea de una vida sana, ecológica, de lucha contra el cambio climático, de defensa del planeta. Cada vez son más demandados este tipo de productos 100% naturales, porque quienes los buscan saben a estas alturas que contribuir a mantener la salud del planeta no significa renunciar a lo sabroso siempre que sea respetuoso con el medio ambiente.

Yo se lo dije a Alberto Lendoiro, que apuesto por su producto porque veo que cada vez hay más gente que valora lo natural hasta el punto de adquirir un compromiso. Si usted come Fruìtah!, sabe que nadie ha sufrido para fabricarlo, que no se ha deforestado una selva para plantar aceite de palma para la industria alimentaria, que no se ha esclavizado a nadie en el tercer mundo para producirlo, que no se ha sacrificado a un animal para extraer grasa, que no hay detrás uno o varios laboratorios contaminando tierras y ríos para fabricar estabilizantes, acidulantes o correctores de sabor necesarios para hacer otros productos, que no hay plásticos en medio, pues precisamente, sépalo usted, el lanzamiento se retrasó unas semanas hasta que fueron resueltas las pruebas de un envase de papel ecológico y biodegradable.

Y por encima sabe a gloria bendita. ¡A fruta! En un mundo en el que ya casi nada sabe a fruta, ni a veces la propia fruta, llevarse a la boca un aperitivo crujiente que sabe a fruta, es toda una experiencia, hágame caso. Y espérese, que el próximo producto que lanzará Natural Snack Lab será el Fruìtah! de pera y jengibre. Hay que apostar por estas iniciativas, no sólo porque tienen todo lo que hay que tener para triunfar, sino porque son nuestras, se hacen aquí y ejemplifican el tesón de una persona que lleva tres años dedicándose a sacarlas adelante, invirtiendo, investigando, probando, llenando libretas de apuntes hasta que un día, aunque sea de casualidad, se logra la excelencia. Y ahora me vengo arriba y me desmiento: ya quisiera Fleming ser Alberto Lendoiro.

FICHA
Nombre: Natural Snack Lab.
Dirección: Padre Fernando Olmedo, 10.
Propietario: Alberto Lendoiro.
Negocio: Aperitivos Snack

El nuevo Fleming está en Pontevedra
Comentarios