jueves. 06.05.2021 |
El tiempo
jueves. 06.05.2021
El tiempo

Nuevos contratos laborales de la era coronavirus: el sector hostelero pierde su liderazgo

Un hostelero de Pontevedra colocando dos velas en su negocio antes del cierre. RAFA FARIÑA
Un hostelero de Pontevedra colocando dos velas en su negocio antes del cierre. RAFA FARIÑA
Los peones industriales desbancan a los camareros como principal nicho de empleo en Pontevedra desde el inicio de la pandemia

La crisis del coronavirus ha invertido las prioridades del mercado laboral. Y Pontevedra no ha sido una excepción. La de camarero ha dejado de ser la profesión con mayor demanda en la ciudad. En gran medida, por las restricciones que la hostelería ha sufrido desde el inicio de la pandemia.

El primer puesto del ranking en materia de contrataciones lo ocupan ahora los peones industriales. Entre marzo y octubre, en la capital provincial se firmaron 3.036 contratos vinculados a esta actividad del sector secundario. Suponen un 45,2% más que los 1.633 que se registraron en el mismo período del año pasado, según los datos extraídos de la Xunta.

Bajo este epígrafe laboral, el de los operarios de la industria manufacturera, trabajan personas relacionadas con ámbitos como el de la alimentación, la automoción o el textil. En 2019 ocupaban la tercera posición de los empleos más demandados. Ahora, en la era covid, se han convertido en el principal nicho de empleo de la ciudad.

El segundo puesto de las profesiones más demandadas en Pontevedra sigue siendo la misma que el año pasado: la de vendedores en tiendas y almacenes. Un total de 1.176 pontevedreses han firmado un contrato en este sector durante los últimos ocho meses, lo que representa un 32,3% menos de los 1.738 contabilizados un año antes.

UGT advierte de que la segunda ola del virus ha traído un repunte de despidos "improcedentes" en el sector de la hostelería

En la tercera posición de esta lista laboral se encuentran los camareros. Entre enero y octubre se generaron 1.070 puestos de trabajo en el municipio. En el mismo período de 2019 la cifra alcanzaba los 3.855, por lo que el nivel de contrataciones se redujo en un 72,2% en este sector. "Era predecible", asegura el secretario comarcal de UGT, Ramón Vidal Trillo, que señala a la hostelería como la actividad económica que más está sufriendo las consecuencias de la nueva crisis. Sobre todo por los cierres decretados durante los sucesivos estados de alarma, el último de ellos en vigor desde el pasado 7 de noviembre.

En paralelo a la incertidumbre por la que atraviesa el sector, el sindicalista advierte de que en esta profesión se están registrando cada vez más despidos. Y muchos de ellos "improcedentes". "Os traballadores da hostalaría non soen acudir ós sindicatos. Cando o fan é porque a cousa xa queima", apunta.

PRECARIEDAD. El mercado laboral se ha visto resentido este año a raíz del confinamiento y de otras medidas de restricción de la movilidad. Entre marzo y octubre, en la capital se firmaron 16.573 empleos, un 37,3% menos que en el mismo período del año anterior, cuando la cifra ascendía a 26.442. Nueve de cada diez contratos creados en este período, 15.304 en total, fueron temporales. Y de ellos 5.582 fueron a tiempo parcial, es decir, con menor remuneración. Según las estadísticas de la Xunta, solo el 8,1% de los empleos generados durante los últimos ocho meses eran indefinidos.

Además de la precariedad, muchas empresas optan por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para salvar sus negocios. "As que fan un mal uso deles na situación actual merecen o maior dos desprezos", dice Vidal Trillo.

Preocupación por las condiciones de los riders
El secretario comarcal de UGT, Ramón Vidal Trillo, muestra su preocupación por las condiciones laborales de trabajadores de sectores emergentes, como el de los repartidores de comida a domicilio. La presencia de los denominados riders se ha convertido en una imagen cada vez más habitual en Pontevedra, sobre todo después del cierre de la hostelería que la Xunta puso en marcha el pasado día 7 por el repunte de casos de coronavirus.

"Estamos preocupados. O que importa é lograr unha protección para estes empregados", dice Vidal Trillo, que recuerda que el Gobierno regulará el sector. En Pontevedra trabajan al menos cinco empresas de reparto de comida a domicilio: Uber Eats, Just Eat, Glovo, Deliveroo y Caylu.

Nuevos contratos laborales de la era coronavirus: el sector...
Comentarios
ç