viernes. 22.11.2019 |
El tiempo
viernes. 22.11.2019
El tiempo

Los nuevos vigilantes de la playa

Prácticas de socorrismo en la playa fluvial de Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Prácticas de socorrismo en la playa fluvial de Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Los alumnos del curso de Socorrismo en Espacios Acuáticos Naturales de Cruz Roja realizaron las prácticas de salvamento en la playa fluvial ▶Se preparan para cuidar los arenales en verano

La zodiac de Salvamento Marítimo recorrió este lunes el Lérez a la altura de la playa fluvial de Pontevedra. Varios jóvenes que se preparan para ser socorristas durante el próximo verano participaron en un simulacro de salvamento acuático. La actividad forma parte de las clases prácticas del curso de Socorrismo en Espacios Acuáticos Naturales que promueve Cruz Roja a través de su programa para personas desempleadas.

Quince jóvenes de la provincia de entre 18 y 40 años participan en esta actividad de 420 horas de duración

En total, once chicos y cuatro chicas de entre 18 y 40 años, procedentes de distintos puntos de la provincia, se preparan desde febrero para vigilar los arenales durante la temporada estival. Es uno de los pocos cursos de estas características que está homologado por la Xunta y cofinanciado por la Consellería de Economía. Entrar supuso a los alumnos superar una serie de pruebas físicas y una entrevista personal. Tiene una duración de 420 horas teóricas prácticas y su objetivo es "capacitar al alumnado a efectuar correctamente su actuación ante una situación de emergencia en un espacio acuático natural", manifestaron responsables de la actividad, "así como facilitar un nivel adecuado de formación que acredite las competencias correspondientes para desarrollar su actividad profesional", añadieron desde Cruz Roja Pontevedra.

Prácticas de socorrismo en la playa fluvial de Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO (2)

En la actividad, los alumnos hicieron las veces de víctima y de socorrista y se simularon distintas escenas de peligro. Ataviados con un neopreno y con el tubo de rescate al cuello, los futuros socorristas se lanzaron al agua para participar en el ejercicio de rescate.

"El agua estaba fría y había mucha corriente", explicó Miryam Loveira, de 18 años, una de las participantes. "Non enseñan a prevenir situaciones de riesgo, pero también a actuar en caso de peligro", manifestó otro de los futuros vigilantes de las Rías Baixas.

El curso, que se llevó a cabo entre la piscina de Pontemuíños y diferentes espacios naturales habilitados para el baño en la provincia, tendrá continuidad con un módulo de prácticas que se llevará a cabo en Sanxenxo. La obtención del certificado de profesionalidad de Socorrismo en Espacios Acuáticos Naturales les habilitará para trabajar en verano.

Los nuevos vigilantes de la playa
Comentarios