domingo. 31.05.2020 |
El tiempo
domingo. 31.05.2020
El tiempo

El número de beneficiarios del Bono Social Eléctrico se duplicó en un año

Una mujer pasando delante del alumbrado navideño. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Una mujer pasando delante del alumbrado navideño. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
De las 81 familias destinatarias de 2018 se pasó a las 165 de 2019, a las que la Xunta destinó una media de 333 euros ►Las ayudas complementan las bonificaciones estatales para pagar la luz

Cada vez hay más familias perceptoras del Bono Social Eléctrico de la Xunta de Galicia, un programa complementario al Bono Social del Estado que garantiza el suministro eléctrico a los habitantes con menos recursos. Según los números facilitados por la Consellería de Economía, Emprego e Industria, a lo largo del año pasado se concedieron este tipo de ayudas a 165 familias o, en su defecto, habitantes residentes en la ciudad capitalina, más del doble de las contabilizadas un año antes (81). El importe de las mismas ascendió a 55.050 euros, lo que arroja un incremento del 136% respecto a 2018 y una media por beneficiario de 333 euros anuales para pagar la factura de la luz.

El bono está dirigido a "consumidores vulnerables severos en risco de exclusión social". Y, particularmente, a personas residentes en Galicia que tienen contratada la tarifa de último recurso, que son beneficiarios del bono social estatal (con el que se alcanza hasta un 40% de descuento en la factura) y que están en riesgo de exclusión social, una condición que siempre ha de ser "acreditada mediante certificado ou informe expedido polos servizos sociais".

Las ayudas, que se conceden a "todos os solicitantes" que cumplen los requisitos, pueden alcanzar hasta un 50% de la factura eléctrica correspondiente a la vivienda habitual del solicitante, siendo el tope anual de 300 o 450 euros (en el caso de familias numerosas). Dicha cantidad, unida a las ayudas estatales, permite a los solicitantes con más dificultades sortear el pago de un servicio que se ha convertido en esencial, además de tener garantizado el suministro. Y es que, mientras son beneficiarios del bono, ninguna compañía eléctrica puede cortarles la luz.

Las solicitudes pueden presentarse en el Rexistro de cada concello, en las oficinas o jefaturas territoriales de la Xunta o incluso de forma telemática. El plazo máximo para resolver es de un mes.

MOTIVOS DEL REPUNTE. Responsables de la Consellería relacionan el incremento de los beneficiarios con las campañas de divulgación del nuevo bono social que se han desarrollado tras el primer año de funcionamiento. Aparte, se han eliminado algunas trabas para acceder a este tipo de bonificaciones, una medida que llegó a solicitar la propia Administración autonómica ante el bajón de beneficiarios que tuvo lugar tras la puesta en marcha del mencionado bono estatal.

Las últimas estadísticas oficiales del IGE advierten que, si bien el número de hogares pontevedreses con dificultades para llegar a final de mes se ha visto reducido, 8.403 hogares del municipio viven exclusivamente de prestaciones (un 79% más que hace una década), que en 9.534 viviendas las retribuciones públicas representan el 75% de los ingresos (un 70% más) y que en 10.967 éstas significan el 50% del presupuesto mensual (un 39% más que hace diez años).

Además, cabe destacar que el número de unidades familiares con "moita dificultade para chegar a fin de mes" sí ha crecido en la última década, pasando de las 3.175 que se contabilizaban en 2008 a las 3.220 de 2018.

A nivel Galicia. Casi 4.000 usuarios y 1,2 millones de inversión
A nivel Galicia el número de beneficiarios y de bonos sociales eléctricos se multiplicaron por tres en el último ejercicio. Así, se pasó de 1.432 destinatarios y una inversión de 400.750 euros a 3.913 beneficiarios y un presupuesto de 1.273.650 euros.

El Bono Social Eléctrico de la Xunta comenzó a funcionar hace dos años para adaptarse a la nueva normativa estatal vinculada al Bono Social del Estado. Como consecuencia, las ayudas que se concedían para costear el recibo de la luz (el ticket eléctrico y los apoyos puntuales para sufragar los cortes de suministro) se fusionaron en el nuevo bono autonómico.

1,3 millones
Para este 2020 el Ejecutivo gallego ha reservado 1,3 millones de euros dirigidos a la financiación de este tipo de ayudas aunque, según fuentes oficiales, la partida podrá ser ampliada en caso de que la demanda supere las previsiones.

El número de beneficiarios del Bono Social Eléctrico se duplicó en...
Comentarios