sábado. 21.09.2019 |
El tiempo
sábado. 21.09.2019
El tiempo

El número de herencias se dispara y aumenta hasta un 73% en cinco años

La reducción de los costes fiscales y el temor a que Hacienda vuelva a gravar la transmisiones dispara los pactos sucesivos de mejora ▶El progresivo envejecimiento de la población ha disparado los traspasos 'post mortem'

La transmisión de propiedades entre familiares está batiendo plusmarcas. El Instituto Nacional de Estadística recoge en su último balance que durante 2018 se formalizaron 2.435 adquisiciones de viviendas por herencia, el número más alto de la última década y, posiblemente de la historia. En comparación a las cifras que se manejaban hace un lustro, implica un crecimiento del 73% (en 2013 el cómputo se quedaba en las 1.403) y es probable que la brecha siga creciendo.

El incremento se debe a varios factores. Un de los más importantes es el aumento acusado de los pactos de mejora y las apartaciones, dos tipos de herencias en vida que se vieron beneficiados por la Ley 13/2015, de 24 de diciembre, de medidas fiscales y administrativas para Galicia. Concretamente, por la decisión de eliminar el impuesto de sucesiones en aquellas propiedades con valor inferior a 400.000 euros (incluso con valor inferior a los 1,5 millones de euros cuando el heredero tiene menos de 25 años). Hasta hace unos años solo estaban exentas de este tributo los primeros 18.000 euros de las herencias menores de 125.000 euros; de ahí que el cambio en los costes fiscales acabara derivando en una explosión de las herencias inter vivos.

La sentencia del TC que anula el impuesto de plusvalías ha animado a los ciudadanos a recurrir a este tipo de herramientas

POST MORTEM. María Cobián (de la asesoría María Cobián y Asociados, S.L.) ha percibido en el último año un «repunte» en este tipo de figuras, sobre todo en el pacto sucesivo de mejora, aunque no solo a causa de la Ley. La sentencia del Tribunal Constitucional que anula el impuesto de plusvalías cuando en el traspaso de una propiedad no hay ganancias también «ha animado a la gente» a recurrir a este tipo de herramientas. Además, sigue latente el «temor de que Hacienda cambie» los costes e introduzca nuevos impuestos.

Las herencias post mortem también han subido, pero en este caso «a causa del envejecimiento de la población». En la asesoría de Cobián han percibido un repunte del 20% durante el último año y en lo que va de 2019 también se detecta un «crecimiento».

Las permutas bajan a mínimos histórico
La permuta de viviendas continúa bajo mínimos. De las 313 que se registraron hace una década en la provincia, se ha pasado a 20, el índice más bajo desde que existen estadísticas exceptuando el año 2017 (cuando se contabilizaron 17). Según indica María Cobián, el descenso se debe a una «razón muy sencilla», y es que se trata de un tipo de transmisión que tiene una elevada gravosidad fiscal. Los propietarios deben hacer frente a los impuestos por transmisiones y por ganancia patrimonial de los dos inmuebles permutados, lo que disuade a muchos de optar por esta vía. «·Es una figura inviable, por eso no la solemos recomendar», puntualiza la experta. Las donaciones de viviendas se mantienen estables, con 113 casos registrados en 2018. La transmisión mayoritaria sigue siendo la compraventa de viviendas, con 5.537 operaciones registradas el año pasado.

El número de herencias se dispara y aumenta hasta un 73% en cinco años
Comentarios