domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

Objetivo: 60% de ocupación hotelera

Grupo de turistas que participa en el itinerario cultural de InterRías. DP
Grupo de turistas que participa en el itinerario cultural de InterRías. DP
La vuelta de los peregrinos da la salida a la reactivación turística de Pontevedra

El 1 de julio arranca oficialmente la temporada de verano, en la que el sector hotelero de las Rías Baixas tiene depositadas todas sus esperanzas. Confía en alcanzar entre el 50 y el 60% de ocupación en los establecimientos situados en localidades con costa para, de esta forma, poder resarcirse de los perjuicios económicos ocasionados por la pandemia de la covid-19, que les obligó a mantener cerradas sus puertas durante el estado de alarma.

Los hoteles de las Rías Baixas esperan en el estreno de la temporada estival recibir a los primeros visitantes atraídos por las playas y la gastronomía de esta tierra, sin olvidar los espacios naturales en los que se organizan rutas de senderismo y la amplia oferta cultural que impulsan distintas entidades y administraciones públicas.

Con todo, los profesionales del sector hotelero son cautos en cuanto a las previsiones, conscientes de que la posibilidad de que puedan surgir rebrotes de coronavirus podrían echar al traste sus pronósticos optimistas. ConfÍan en que los visitantes respeten al máximo las medidas de prevención contempladas en el protocolo sanitario elaborado por las administraciones, entre ellas el uso obligatorio de la mascarilla en lugares en los que no resulte factible mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros entre personas, además del uso del gel hidroalcohólico que los establecimientos ponen a disposición de sus clientes.

Además, el sector hotelero considera que las buenas previsiones meteorológicas en el arranque de julio ayudarán a aumentar el número de reservas de última hora. Esperan que la tendencia continúe al alza durante el mes de agosto, que pondrá fin al verano de la considerada nueva normalidad. En función de la demanda de plazas hoteleras los establecimientos irán recuperando a los trabajadores que se encontraban en Erte durante estos meses de inactividad, una medida impuesta por el Gobierno central para evitar la propagación de la covid-19. Algunos de estos establecimientos aprovecharon el parón obligado para efectuar reformas y adecuar sus instalaciones a las normas de seguridad dictadas por las autoridades sanitarias para frenar la propagación de la pandemia.

TURISMO. El turismo, uno de los sectores claves en la economía de Galicia en general y de Pontevedra en particular, afronta a partir del miércoles, 1 de julio, el reto de salvar la temporada de verano y sobreponerse al duro golpe que le asestó la crisis sanitaria del coronavirus. Las medidas de prevención adoptadas por las administraciones sanitarias para la contención de los contagios (entre ellas el confinamiento y la prohibición, hasta la última fase de la desescalada, de desplazarse entre provincias, comunidades autónomas y países) han dejado muy tocado al principal pilar en el que las Rías Baixas asientan su desarrollo económico. Con el inicio del verano y de la temporada vacacional por excelencia, Pontevedra confía en que la llegada de visitantes pueda amortiguar los graves perjuicios económicos que ha generado la covid-19 al sector turístico.

El Camino de Santiago volverá este miércoles a la vida después de que la Comisión Organizadora del Xacobeo 2021 haya estimado ese día como el más oportuno para el reinicio de la actividad. El Camino Portugués, que es una de las principales vías de acceso de personas foráneas a la Boa Vila –de hecho el Concello dedica una parte importante de su estrategia turística a la promoción de la vía lusa de peregrinación–, iniciará en esa jornada una nueva etapa con la reapertura del albergue de la calle Otero Pedrayo. Este acto prenderá la mecha de la reactivación turística de la capital de las Rías Baixas. La propia asociación jacobea que gestiona el albergue, Amigos do Camiño Portugués a Santiago, es consciente de la trascendencia de volver a acoger a los caminantes ya que, de hecho, este mismo martes (en concreto a las 17.30 horas) tiene previsto llevar a cabo un simulacro de protocolo para la recepción de los visitantes, en la que participarán los 40 hospitaleros voluntarios con los que cuenta el colectivo jacobeo.

El objetivo de este evento, según indica el presidente de la entidad, Tino Lores, es "dar a conocer a los peregrinos y peregrinas de todo el mundo las medidas de seguridad del Camino Portugués y de los albergues".

Durante el pasado año más de 96.000 caminantes recorrieron la vía lusa de peregrinación, que este año aspira a superar la barrera de los 100.000. Según Lores, cada peregrino que pasa por Pontevedra efectúa una inversión media de alrededor de 50 euros diarios.

El albergue Virxe Peregrina ha implementado un protocolo de prevención del coronavirus que incluye higienización de manos y toma de la temperatura corporal (para comprobar que no hay fiebre, uno de los indicadores de la presencia de la enfermedad) para prevenir al máximo la posibilidad de un contagio en un espacio de uso intenso como es el centro de acogida.

PLAYAS. La temporada estival, que el miércoles arrancará de manera oficial en las Rías Baixas, llenará las playas de bañistas que tendrán que respetar las normas de seguridad y prevención diseñadas por los concellos del litoral para disfrutar de sus arenales minimizando el riesgo de contagio de covid-19. En el caso concreto de Sanxenxo, municipio turístico por excelencia, además de parcelar 9.000 metros cuadrados del total de 30.000 con los que cuenta la emblemática playa de Silgar, también contará con acomodadores y personal de vigilancia. Y no serán las únicas medidas con las que el Gobierno local busca garantizar la seguridad. El Concello ha prohibido comer y jugar a la pelota en las playas del municipio y habrá limitación horaria en Silgar: los bañistas podrán acceder al arenal entre las 11.00 y las 21.00 horas.

Por su parte, la Deputación destina 3,5 millones de euros a un plan de reactivación del sector turístico de la provincia para superar los efectos de la pandemia del coronavirus. La institución provincial apuesta por una rápida recuperación del turismo nacional y gallego, incluso el portugués, y por ello pondrá en marcha de forma inmediata un paquete turístico especial para salvar la temporada y vender las Rias Baixas como destino seguro.

La Deputación también impulsará durante este verano numerosas actividades turísticas, deportivas, musicales y culturales por toda la provincia, además de crear nuevos productos turísticos, como roteiros en todas las comarcas, un proyecto piloto de una playa inteligente o una aplicación con rutas autoguiadas.

Viajes InterRías elige Pontevedra para el reinicio de sus circuitos culturales

Un grupo de 32 turistas reestrenó en la tarde del domingo la operativa de circuitos culturales de Viajes InterRías, el turoperador líder del sector en Grupos y Circuitos en España, con un itinerario que les permitirá conocer buena parte de la geografía gallega durante seis días.

La compañía rediseñó y adaptó su operativa para cumplir con absoluto rigor todas las garantías sanitarias derivadas de la covid-19 y que sus viajeros pudieran ser los primeros en volver a disfrutar con total confianza y seguridad.

El minucioso protocolo, que impone un estricto catálogo de normas de prevención a toda la cadena de personal, tiene en cuenta todo tipo de supuestos y establece respuestas específicas en cada caso, para lo que trabajadores y directivos han recibido formación específica.

El grupo de turistas realizó este lunes su primera salida organizada desde los hoteles Cruceiro, de Cambados, y Nuevo Astur, de Sanxenxo, con destino Vigo, y por la tarde visitó la comarca de O Salnés y específicamente la Illa de Arousa y Cambados. A lo largo de los próximos días estarán en A Coruña, O Grove y A Toxa, con un recorrido en catamarán por la Ría de Arousa, Pontevedra, Combarro, Valença do Minho, A Guarda (Santa Trega), Baiona y Santiago de Compostela.

Los turistas que viajan con InterRías provienen de distintos puntos del País Vasco, Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, Castilla la Mancha, Aragón y Navarra.

Previsión. Reducción de la actividad de las empresas turísticas
Un estudio realizado por la Deputación sobre la incidencia de la covid-19 en el turismo de las Rías Baixas, en el que participaron 200 empresas, señala que el 40% de ellas pronostican que en el segundo semestre de 2020 tendrán menos de un 25% de actividad, un 37% entre un 25- 50% de actividad y un 17% que no podrán renovar su actividad.

El 47% de las empresas que participaron en el informe elaborado por la institución provincial tenían menos de seis personas trabajadoras, el 86% de las empresas tuvieron que detener su actividad por completo y solamente un 13% pudo mantener el 25% de la actividad, el 29% tuvo que acogerse a un Erte de fuerza mayor y el 25% por causas productivas.

Objetivo: 60% de ocupación hotelera
Comentarios