Las obras de la Galiña Azul de A Parda provocan el "caos" en la escuela

Los trabajos solucionarán los problemas de la ejecución inicial del edificio, pero compaginarlos con la actividad lectiva resulta muy complicado
Fachada de la escuela infantil de A Parda. GONZALO GARCÍA
photo_camera Fachada de la escuela infantil de A Parda. GONZALO GARCÍA

"Los niños están asustados, llorando. Tenemos un pasillo con un plástico enorme sujetado por hierros... Es un desastre, un caos". La actividad en la escuela infantil de A Parda, la Galiña Azul más grande de Galicia con 120 alumnos, no está siendo sencilla de llevar debido a la dificultad de compatibilizarla con las obras que el Concello está ejecutando en el edificio, unos trabajos demandados desde hace mucho tiempo y que empezaron a mediados del pasado mes de enero.

Aunque este jueves la situación fue ligeramente mejor, la gota que colmó la paciencia cayó el pasado martes, cuando la utilización de radiales y martillos neumáticos hizo la jornada "insufrible", con los niños a lágrima viva. "Ni siquiera pude contar un cuento", explica personal del centro. Las comidas y las siestas también se vieron notablemente perturbadas y solo este jueves, gracias al buen tiempo, el alumnado pudo salir al patio y alejarse un poco del ruido.

Personal del centro explica que comprenden el trabajo de los operarios, pero hay momentos que se ve obligado a pedirles una tregua, pues los pequeños "se ponen nerviosos, lloran todos a la vez... No podemos hacer bien nuestro trabajo". Incluso afecta a las visitas de familias que llegan por primera vez para ver el centro y solicitar plaza.

Las familias tampoco están contentas con la situación, pero lo cierto es que "no les queda más remedio que dejar allí a los niños" y, además, habían sido ellas las que insistieron, reiteradamente, en la necesidad de ejecutarlas.

Interior de la escuela. DP
Interior de la escuela. DP

Por su parte, el Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar, del que depende la escuela, explicó que las obras "son contratadas e executadas polo Concello de Pontevedra, que tamén asume a dirección de obra". Sí es cierto que la Consellería de Benestar Social "púxose en varias ocasións en contacto cos responsables técnicos municipais e da empresas para trasladar as queixas e tamén se fixeron varias visitas á obra para intentar mellorar a coordinación e que estas se leven a cabo facendo compatible a actividade do centro".

Este jueves mismo, especificó, el gerente del Consorcio "púxose en contacto co concelleiro responsable da área para que volvan visitar o centro os técnicos e solucionen os problemas para facer viable o funcionamento da escola mentras duran as obras".

Los plazos de ejecución hacen inviable dejar las obras para el mes de vacaciones y "moitas alternativas non hai"

Porque la compatibilidad es obligada, al ser unos trabajos con un plazo de ejecución que se inició en enero y al que le quedan al menos tres o cuatro semanas. Son los trabajos de emergencia para solucionar los problemas causados por los corrimientos de tierras que afectaron a las canalizaciones y al pavimento interior. La adjudicataria es Construcciones Ramírez y el presupuesto, 177.000 euros.

Los temporales habían provocado el movimiento de tierras que obstruyeron las canalizaciones que evacuan las aguas pluviales, lo que derivó en filtraciones dentro del edificio –inaugurado en 2011– y el deterioro del pavimento de madera. Los trabajos contemplan el arreglo del perímetro del patio exterior y de la zona de pendiente de entrada al centro. Además se dotará de una alcantarilla de recogida de pluviales y una zanja de drenaje. Finalmente se repararán los pavimentos dañados.

La Concellería de Educación achaca a la "mala impermeabilización del edificio" los desperfectos que obligan a realizar ahora estas obras. Afirma que la garantía de seguridad para los usuarios es "máxima" y entiende que las obras, que además solo pueden realizarse con tiempo seco, por lo que hubo parones, causen molestias, que se tratarán de atenuar, pero "moitas alternativas non hai".

Comentarios