domingo. 22.09.2019 |
El tiempo
domingo. 22.09.2019
El tiempo

Ocho ideas para un objetivo

De izquierda a derecha, Goyo Revenga, Tino Fernández, Miguel Anxo Fernández Lores, Ramón Otero, Manolo Torres, Rafa Domínguez, Andrés Núñez Rajoy y Luís Rei, durante el café. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
De izquierda a derecha, Goyo Revenga, Tino Fernández, Miguel Anxo Fernández Lores, Ramón Otero, Manolo Torres, Rafa Domínguez, Andrés Núñez Rajoy y Luís Rei, durante el café. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Los candidatos coinciden en su apuesta por mejorar el actual modelo de ciudad, pero con matices: mientras Lores aboga por la línea continuista, sus rivales reclaman más políticas sociales y nuevos servicios, como el transporte urbano

"Van por la calle dos médicos, dos funcionarios, un abogado, un óptico, un escritor y un autónomo y uno le dice al otro...". Podría ser la introducción de un chiste, pero la inusual escena se dio esta semana en A Ferrería. Diario de Pontevedra reunió a ocho de los nueve candidatos a la Alcaldía (el representante de Ciudadanos de Galicia -no confundir con Ciudadanos- no acudió a la cita) en los prolegómenos de una campaña que todos vaticinan como intensa y apasionante.

Miguel Anxo Fernández Lores (BNG, médico, 64 años), Rafa Domínguez (PP, médico, 42 años), Tino Fernández (PSOE, abogado, 58 años), Luís Rei (Marea Pontevedra, periodista y escritor, 60 años), Goyo Revenga (Ciudadanos, óptico, 58 años), Andrés Núñez Rajoy (Compromiso por Galicia, funcionario de la Xunta, 62 años), José Ramón Otero (Podemos, autónomo, 60 años) y Manuel Torres (Vox, funcionario del Concello, 46 años) compartieron posado y café para analizar estas elecciones y esbozar sus propuestas.

Tanto Tino Fernández como Andrés Núñez y Ramón Otero coincidían en que estos comicios van a estar mediatizados por los vividos hace solo unas semanas y eso puede influir en el ánimo de los votantes. "A xente está un pouco cansa e entre todos temos que comprometernos a facer unha campaña limpa", apunta el representante de CxG.

Rafa Domínguez confía en que será "una campaña elegante", Goyo Revenga propone que "dejemos a un lado las cosas que no le importan a la gente", Luis Rei aguarda "que se xulguen as propostas que facemos e tamén á xente que nos presentamos para levalas a cabo" y Manolo Torres está seguro de que en estas dos semanas "los pontevedreses van a manifestar que están cansados de que, después de 20 años, se les diga que lo mejor está por venir". El aludido, ajeno a las críticas, se mantiene fiel al eslogan del BNG y a una filosofía política que tantos éxitos le ha dado: "Imos transmitir a necesidade de que Pontevedra siga avanzando".

Las cábalas manejadas hasta ahora revelan que el BNG revalidará el éxito de 2015, incluso con opciones de la soñada mayoría absoluta, y que una parte de ese éxito se deberá a la suma de descontentos con la fractura entre Marea y Podemos, y otra parte a la fragmentación del voto de la derecha entre PP, Ciudadanos y Vox. Consciente de que esa división le perjudica claramente, el líder "popular" apunta en este café que "solo hay dos alternativas: o votar a Lores, que cada vez va a menos, o al PP, que tiene una importantísima tendencia de subida en las últimas semanas".

En el entorno del alcalde, sin embargo, no se quieren lanzar las campanas al vuelo. Los nacionalistas declaracionssaben que tienen el campo muy abonado para recoger los frutos, pero prefieren ir "pouco a pouco" y no emborracharse de éxito antes de tiempo.

"Aspiramos a seguir construindo unha Pontevedra igualitaria, culta, tolerante, respetuosa con medio ambiente e co noso patrimonio, e cunha alta actividade económica e unha alta calidade de vida", proclama Fernández Lores ante sus rivales políticos.

Su principal oponente (según las encuestas), Rafa Domínguez, plantea una Pontevedra "con empleo, que el modelo de ciudad se extienda a los barrios y al rural, abierta a la ría, donde tengas lugares para aparcar, con transporte urbano, con proyecto social...".

Además de defender la industria, el trabajo y el transporte público, el alcaldable de Vox añade "mancomunar servicios con concellos vecinos, extender la red de saneamiento a abastecimiento de agua y un reconocimiento a los miles de vecinos que trabajan por España, como los militares desplazados en Líbano y Mali".

POLÍTICAS SOCIALES. Pero, sin duda, el gran caballo de batalla que comparten casi todos los partidos es la mejora de las prestaciones y los servicios. Luis Rei habla de "xustiza social e un novo estilo de goberno máis dialogante cos veciños", una idea que coincide con la planteada por el portavoz de Podemos: "Queremos que a xente sexa o centro do proxecto".

Andrés Núñez se suma a la reivindicación al afirmar que "o BNG converteunos nun barrio residencial de Vigo e queremos unha cidade con industria, con traballo e con participación veciñal. Que a deseñemos entre todos".

La estrategia del PSOE pasa por reconocer el avance logrado por la ciudad en los últimos años y en profundizar en esa línea de trabajo. "Ten que ser un mandato en dúas direccións: na dos grandes proxectos -como o transporte público, o saneamento do rural, a humanización dos barrios, Montecelo...- e na das persoas. Temos que facer un esforzo por mellorar as políticas sociais que xa temos", subraya Tino Fernández, en una clara declaración de intenciones.

Goyo Revenga dibuja "una Pontevedra más social, más igual.. que no haya ciudadanos de primera (los de la ciudad) y de segunda (los del rural). Vamos a hacer una ciudad de oportunidades, abierta y de futuro. De la que nos sintamos orgullosos y no aparecer más en listas punteadas en rojo".

Así fue el ‘Making of...’ de una imagen para la historia
"¿Como? ¿Non me saúdas? Pois empezamos ben..."
No resulta nada sencillo reunir en un mismo lugar y a una misma hora a ocho personas cuando confluyen agendas públicas, obligaciones profesionales y compromisos personales. Pero gracias a la implicación de los candidatos -y de sus equipos de campaña-, la histórica imagen pudo fraguarse el pasado martes.

La cita era en A Ferrería a las 11.30 horas. El plan, posar juntos y compartir una breve tertulia. El más madrugador fue Ramón Otero y tras el de Podemos fueron llegando los demás convocados: Rafa Domínguez, Luís Rei, Tino Fernández, Andrés Núñez, Manolo Torres, Goyo Revenga... ¿y Lores? El alcalde se retrasaba, nada habitual en él. Pocos minutos después de la hora pactada, aparecía tras doblar Michelena. "Llega el último. ¿Será una metáfora para las elecciones?", bromeaba alguno de los presentes.

Fiel a su legendario don de gentes, el nacionalista fue estrechando la mano, uno por uno, de todos los que le aguardaban. A Ramón Otero le dijo "coñézote, pero non sei de que" y cuando iba a cruzarse con Tino Fernández, se giró sobre sus pasos para recordarle al de Podemos cuál fue su primer encuentro. Claro, el socialista se quedó con la mano tendida e, irónicamente, le espetó "Cómo? Non me saúdas? Pois si que empezamos ben, compañeiro...".

El alcalde enjugó el desplante con un cariñoso abrazo (¿presagio de lo que ocurrirá tras el 26M?) ante la sonrisa cómplice de los demás candidatos.

Y es que, diferencias políticas al margen, la cordialidad imperó durante toda la sesión. Incluso cuando algunos alcaldables pidieron recolocarse para no posar al lado del representante de Vox. Un rechazo que Manolo Torres se tomó con buen humor.

Algo similar ocurrió en los asientos para el café, pero la llegada de la camarera apaciguó el ‘quítame allá esa silla’ y todos formaron un equilibrado corro. Cafés con leche, solos, infusiones... todos pidieron su consumición salvo Luís Rei, que la declinó cortesmente.

Eso sí, los bizcochos se quedaron sobre la mesa, sin tocar, para regocijo de palomas... y de alguna gaviota, que ‘pescó en río revuelto’.

Roberto Quinteiro, el noveno elemento de la ecuación

Roberto Quinteiro. dp Parafraseando la película de Luc Besson, el representante de Ciuddanos de Galicia es el elemento que completa el abanico de candidatos. Ausente de la foto de familia por motivos de agenda, también quiere dejar constancia de su deseo de una Pontevedra mejor, a través de una renovación que, a su juicio, puede canalizar el partido al que representa.

Roberto Quinteiro defiende un programa en el que sugiere que desaparezcan los impuestos de circulación para vehículos de dos ocupantes o los impuestos municipales de la vivienda habitual, propone la eliminación del Multamóvil y de la agrupación municipal de Protección Civil, y apuesta por crear en la ciudad siete nuevos aparcamientos gratuitos en los límites del casco urbano. También promete nuevos parques infantiles y un grupo de emergencias profesional apoyado por una sección con voluntarios.

OCIO. Entre las ideas para mejorar el ocio en la vida cotidiana de los ciudadanos de Pontevedra figuran la creación de circuitos de kart o de vehículos de radiocontrol y aeromodelismo.

La organización apuesta por las instalaciones para la práctica del parkour o la escalada y propone el establecimiento de recorridos urbanos y de campo para juegos al aire libre, en cada parroquia, realizando con todos los circuitos, para luego aprovecharlos y generar campeonatos, cursos, socios, tiendas y negocios asociados en cada uno de los lugares.

Ocho ideas para un objetivo
Comentarios