domingo. 28.11.2021 |
El tiempo
domingo. 28.11.2021
El tiempo

El 'ollomóbil' vuelve a las calles de Pontevedra con doble sistema de vigilancia

Presentación
Presentación del 'ollomóbil' este jueves en Pontevedra. JAVIER CERVERA- MERCADILLO
“Pode haber un, dous ou ningún, depende do día, pero o importante é que o sistema permite ter dous vehículos controlados ao mesmo tempo” explica el feje de Policía Local, José Manuel Duarte 

La Policía Local de Pontevedra trabaja desde ya con un nuevo ‘ollomóbil’, el sistema dedicado a detectar infracciones de tráfico como aparcamientos indebidos y que ahora cuenta con doble equipamiento independiente, de manera que puede funcionar en dos vehículos diferentes para controlar dos zonas distintas de la ciudad al mismo tiempo o incluso instalar ambos equipos en el mismo coche para supervisar a la vez los dos márgenes de una calle, con un ángulo de control de más de 200 grados.

Su uso doble o sencillo “vai depender do servizo da Policía Local cada día, dos protolocos que establezamos de control, do número de axentes, etcétera”, según explicó el jefe de la Policía Local, José Manuel Duarte. “Pode haber un, dous ou ningún, depende do día, pero o importante é que o sistema permite ter dous vehículos controlando ao mesmo tempo”, añadió.

“É un sistema moi compacto, operativo e funcional que non vai integrado co vehículo, senón que se pode poñer en calquera coche patrulla. En dous minutos pódese cambiar de un a outro”, añadió la concelleira de Seguridade Cidadá, Eva Vilaverde, quien precisó que este equipamiento “facilitará moito máis que o anterior ‘ollomóbil’ o traballo que fai a Policía Local na cidade”. De hecho, el antiguo queda “xubilado definitivamente” porque “tiña os seus anos e facía falta retiralo”.

Este nuevo ha supuesto para las arcas municipales un desembolso de 16.600 euros, si bien es “moito máis moderno” que el viejo. Además de incluir lectores de matrícula y videocámaras, en dos pasadas del coche patrulla el equipo señala el tiempo que lleva cada vehículo aparcado en las zonas de servicios (en Pontevedra limitadas a 15 minutos), detecta directamente los coches parados en carga y descarga, en pasos de cebra y en zonas peatonales e incluye un nuevo sistema de control automático para las autocaravanas, que pueden estar aparcadas en el área habilitada para ellas un máximo de 72 horas durante 30 días.

El ‘ollomóbil’ “pasa todos los días” y si alguna rebasa ese límite, “emite el aviso de la infracción”, tal y como indicó Duarte. Además, tiene conexión directa con los datos de la DGT, lo que aporta información sobre si se trata de un automóvil robado o cuenta con alguna infracción por falta de ITV o seguro, si está de baja, etcétera.

Junto con dos tablets, incluye  impresoras portátiles para dejar en el vehículo sancionado la multa en papel, pues, al igual que hasta ahora, la Policía Local seguirá dejando la notificación de la sanción, porque “queremos que o conductor, cando é sancionado, o saiba para corrixir de inmediato esa conducta errada ou infractora. Se non se deixa o papeliño, tardaría 20 días en sabelo”.

El nuevo ‘ollomóbil’ funciona desde ya porque, tal y como indicó Eva Vilaverde, toca “volver á normalidade” después de un año y medio en el que, debido a la pandemia, se dejó más de lado la vigilancia de los aparcamientos, ya que “o Concello e a Policía priorizamos o control das medidas sanitarias e os protocolos”, apuntó la edil.

“Agora hai que volver á normalidade para que a cidade funcione ben. Xa sabemos todos que en Pontevedra é pecado mortal aparcar enriba dunha beirarrúa, tamén aparcar nun paso de peóns ou estar nunha zona peonil. Por iso temos que recordalle á xente cales son as nosas prioridades para que a cidade funcione. É importante que as zonas de carga e decarga nos estean ocupadas e que se respecten os tempos nos aparcadoiros de servizos para permitirlle aos negocios e á xente que vén facer un recado ou ten que mover a un familiar, que o poida facer con normalidade. Así é como funciona Pontevedra, como funcionou sempre e se nalgún momento flexibilizamos, hai que volver á normalidade”.

La concelleira de Seguridade Cidadá subrayó que ese es el afán de este instrumento, y no la recaudación por parte del Concello. En palabras suyas, así lo demuestra el hecho de que en los últimos años las denuncias “foron baixando progresivamente, a pesar de que levamos moitos anos co ‘ollomóbil’. Iso quere dicir que o sistema en si non ten nada que ver coa recadación, senón que o que pretendemos é que as normas se cumpran e sensibilizar e disuadir á xente de incumprilas. Non implica que haxa máis multas, senón que a cidade estea ordenada”, afirmó.

El 'ollomóbil' vuelve a las calles de Pontevedra con doble sistema...
Comentarios
ç