Oncología da un giro de timón: más investigación, consultas monográficas y doble sala de espera

La nueva jefa del servicio del Área Sanitaria, Begoña Graña, reorganiza el espacio e imprime nuevas líneas de acción ► Los oncólogos se dividen en equipos especializados en cuatro áreas: mama, digestivo, pulmón y cáncer hereditario
Dos profesionales en la planta de Oncología del Hospital Provincial. GONZALO GARCÍA
photo_camera Dos profesionales en la planta de Oncología del Hospital Provincial. GONZALO GARCÍA

El servicio de Oncología del Área Sanitaria de Pontevedra y O Salnés ha experimentado importantes cambios con el aterrizaje de la nueva jefa de la unidad, la oncóloga coruñesa Begoña Graña Suárez.

La especialista ha liderado una reorganización del departamento que, por lo de pronto, se ha traducido en la formación de consultas monográficas especializadas en cuatro grandes grupos de tumores, en el rescate de la actividad investigadora y una importante redistribución del espacio del Hospital Provincial con el que se pretende poner punto y final a los tumultos en la sala de espera.

La incorporación de la facultativa se hizo efectiva hace dos meses, pero en realidad Graña comenzó a escudriñar las necesidades del servicio hace más de dos años, cuando empezó el proceso selectivo.

El análisis le permitió identificar varias necesidades y, según dice, una de las cosas que tenía más claras es que había que reorganizar la plantilla médica para conseguir una mayor especialización y no perder de vista los progresos en el campo de la medicina: "Hai uns anos todos os médicos vían de todo, pero dende hai un tempo no resto de España e en Europa occidental o servizo divídese por patoloxías, porque hai tantos avances en oncoloxía que é imposible que todos esteamos ao tanto de todo. Aquí decidimos facer o mesmo e agora temos catro equipos", explica a este periódico.

Como resultado, una de las consultas abarca tumores de mama, ginecológicos y algunos cutáneos; otra lleva los cánceres digestivos, otra los de pulmón, aparato urinario y otorrinolaringología, y la cuarta atiende patología mixta, además del cáncer familiar y hereditario.

Nuevos espacios y traslado al Novo Montecelo

La reformulación del espacio es otra de las áreas donde detecta que había "marxe de mellora" y, aunque el traslado al Novo Montecelo está a la vuelta de la esquina, la sala de espera donde se aglutinaban pacientes y acompañantes se ha duplicado.

La existente, casi anexa al hospital de día, se ha reservado para los pacientes con más dificultades para moverse, "como enfermos de cancro de pulmón e tumores dixestivos". Y la segunda se ha creado en la antigua unidad de revisiones, ubicada en la planta inferior del Provincial y destinada a pacientes con más movilidad. "Pode haber días malos, porque todos os servizos de oncoloxía están sobrecargados, pero é un primeiro paso para desconxestionar este espazo", precisa la especialista.

Asimismo, el servicio ha emplazado a las familias a que solo asista un acompañante por paciente y ha trasladado la consulta de farmacia a otra planta "para que mentres os pacientes agardan pola medicación oral non teñan que estar agolpados na sala de agarda".

Avances en investigación

Otro de los objetivos a corto plazo que ha dibujado la doctora Graña es mejorar la actividad investigadora, una de las áreas donde considera que el servicio "ten que mellorar claramente".

La oncóloga recuerda que cuando era residente el CHUP "era o hospital que tiña máis ensaios en oncoloxía e proxectos de investigación", pero que con el paso del tiempo esta actividad terminó bajando el pulso. Ahora se propone "retomar" esta faceta, algo para lo que ya ha iniciado gestiones con la Fundación Galicia Sur y para lo que cree necesario contratar más personal, sobre todo especialistas en el manejo de datos.

Además, la especialista prevé robustecer las líneas de colaboración con las asociaciones de pacientes y regularizar la actividad de los comités interdisciplinares de tumores, "máis numerosos que outros hospitais máis grandes de Galicia".

Las comisiones, en las que varios profesionales de distintas especialidades consensúan cuál es la mejor estrategia para cada caso, disponen ahora de un espacio para reunirse y se ha establecido una asamblea semanal en la que no solo se pasará revista a las novedades y necesidades del servicio, sino en las que también se intentará "formar máis equipo".

Precisamente, si hay algo que ha sorprendido para bien a Graña es el conjunto de profesionales que se topó en el Área Sanitaria. Entre ellos, oncólogos veteranos como el doctor Pedro Clemente y Francisco Ramón García Arroyo (con el que disputó la jefatura del servicio), pero también compañeros más jóvenes "con ganas de tirar para adiante". Igualmente, la especialista pone en valor el personal "imprescindible" de enfermería, con su supervisora Montse García a la cabeza, y el papel de la secretaría Lucía Fernández, cuya área acaba de ser reforzada con una trabajadora más para dar cuenta de la tremenda "carga administrativa". "Para min o máis importante é o equipo humano, porque ás veces falamos moito do entorno ou de que a sala de agarda é moi pequena, pero todo iso é secundario. Eu teño traballado en sitios aínda máis pequenos e non pasa nada. O fundamental é dispor dun equipo con ganas e capacidade de traballo", concluye Graña.

La demanda crece: 1.900 pacientes nuevos en 2023

El servicio de Oncología del CHUP registra cada año un crecimiento aproximado del 5% en el número de pacientes. El año pasado atendió 1.900 primeras consultas, realizó más de 23.000 consultas de seguimiento y dirigió 14.000 sesiones de tratamiento. En las mujeres el cáncer con más incidencia sigue siendo el de mama y en los hombres el de próstata. En cambio, si se computan los dos géneros, los más numerosos son los tumores colorrectales y el del pulmón. Este último afecta cada vez a más mujeres, sobre todo debido al aumento del tabaquismo en este género y a que, según Graña, "agora fuman máis as mulleres novas que rapaces".

La inmunoterapia ha ido ganando terreno en el abordaje del cáncer, si bien la estrategia terapéutica depende de cada caso. Graña señala, por ejemplo, que en los tumores digestivos el tratamiento más prevalente es la quimioterapia, que en el cáncer de piel predomina la inmunoterapia y que en los cánceres de mama hormonodependientes se suele recurrir al tratamiento hormonal. "O manexo é multidisciplinar e faise seguindo guías de manexo nacionais e internacionais que se actualizan periodicamente. Temos que estar todos os días estudando, por iso é tan importante que esteamos divididos en patoloxías, senón é moi complicado", indica la facultativa.

Los ingresos se quedan en el Provincial hasta la reforma de Montecelo

La planta de hospitalización de los enfermos oncológicos permanecerá en el Hospital Provincial durante varios meses, por no decir años. La mudanza del servicio se realizará "por fases" y, según avanza su titular, en la primera solo se contempla desplazar a Mourente el área de consultas y el hospital de día en el que se administran los tratamientos.

La razón se debe a que la previsión es ubicar el área de ingresos en el actual Montecelo, pero una vez se haya acometido la reforma prevista, de modo que habrá que esperar a que estos trabajos sean licitados, ejecutados y rematados. El calendario todavía está por perfilar, pero todo apunta a que será difícil mover la planta antes de dos o tres años.

En todo caso, Graña destaca que se ha quedado "gratamente sorprendida" con las instalaciones del Provincial, donde existen más de 23 camas para los enfermos de cáncer y de las que la mayor parte son de uso individual, "algo moi importante para o paciente oncolóxico". La especialista también subraya que el traslado de las consultas y el hospital de día permitirá estar más cerca de la mayoría de las especialidades con las que trabaja el servicio, "o que nos permitirá traballar máis directamente". Y además pone en valor la obtención de "un espazo máis humanizado".

El hospital de día, en el que está previsto aumentar los puestos de suministro de tratamientos, será compartido con Hematología, y tanto el área de citas médicas como la zona de espera serán de nueva creación. "Estar divididos non nos gusta, pero en realidade o noso traballo más importante ten lugar na zona de consultas de tratamentos. É onde está a maior carga de traballo, polo que estamos desexanxo trasladarnos o novo hospital", señala la oncóloga.

El estreno de Radioterapia depende del Consejo de Seguridad Nuclear

El estreno de Radioterapia depende del Consejo de Seguridad Nuclear Radioterapia es uno de los servicios que se pondrán en marcha con la apertura del Novo Montecelo y uno de los que abrirá un punto de inflexión en el tratamiento de los pacientes oncológicos. Los búnker y los dos aceleradores lineales con los que se acometerán las radiaciones ya están instalados en el nuevo hospital pero, según indica la responsable del Oncología, su estreno del dependerá de una autorización indispensable, correspondiente al Consejo de Seguridad Nuclear.

Graña puntualiza que Radioterapia "ten uns controis moi rigurosos" por parte de este organismo y que, entre otras cosas, debe superar una auditoría antes de arrancar las máquinas. Por ello, aunque la idea es que el servicio empiece a funcionar al unísono en el nuevo hospital, ve "probable" que Radioterapia "teña que empezar máis tarde. Todo depende do que nos esixan".

Es el número de pacientes del Área Sanitaria que se trasladan cada año a Vigo para recibir radioterapia. De hecho, la inauguración del servicio pontevedrés no solo significará una mejora para los pacientes del área, sino también para el complejo hospitalario vigués, "xa que permitirá rebaixar a súa lista de agarda". 

El nuevo servicio de Medicina Nuclear (en el que se emplean radiofármacos para diagnósticos y tratamientos) también deberá obtener luz verde del Consejo de Seguridad Nuclear.

Comentarios