miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

La operación Chan se salda con tres años de prisión para el cabecilla

Droga y otros efectos incautados durante la investigación.
Droga y otros efectos incautados durante la investigación. CNP
El fiscal no se opuso a la suspensión de la pena si el encausado se somete a un tratamiento para abandonar las drogas

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a sendas penas de dos y tres años de prisión a los acusados en el marco de la operación Chan, trabajo de las policías Local y Nacional que sirvió para desarticular el importante foco de venta de sustancias estupefacientes que regentaban en la zona limítrofe entre los términos municipales de Marín y Pontevedra.

El Grupo SAI de la Policía Local y el equipo de Estupefacientes de la Comisaría unieron esfuerzos para acreditar tales actividades e incautar en el domicilio del principal investigado (su pareja sería su cómplice) un alijo de 300 gramos de hachís, 100 gramos de cocaína y hasta medio kilo de marihuana, cantidades todas ellas muy relevantes teniendo en cuenta que vendían al consumidor final.

El dictamen de la Sección Segunda contempla la suspensión de la ejecución de la pena de cárcel en ambos casos, siempre y cuando no delincan en los siguientes años. En el caso del principal responsable del punto negro, además, exige que continúe con el tratamiento de deshabituación de la drogodependencia en la UAD de la ciudad de Pontevedra.

Uno y otro no podrán eludir el pago de las multas, dada la relevante cantidad de droga que fue incautada. La Audiencia le impone el pago de 7.889 euros al varón y de 3.995 euros a la mujer, con penas de cárcel en el caso de que decidan no pagarlas.

La operación Chan se salda con tres años de prisión para el cabecilla