lunes. 10.08.2020 |
El tiempo
lunes. 10.08.2020
El tiempo

La operación salida de julio vuelve a llenar las playas de la comarca

Una de las playas de Marín. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Una de las playas de Marín. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Los hoteles de Sanxenxo y O Grove rondan ya el 50% de ocupación y las segundas residencias comienzan a recibir a los veraneantes

Este fin de semana será el primer examen real para el sector turístico de las Rías Baixas, amenazado por la crisis del coronavirus y con apenas la mitad de peticiones de reservas que en julio de 2019 en sus hoteles. Este viernes, la operación salida comenzó a verter visitantes en localidades como Sanxenxo, O Grove, A Illa, Marín, Bueu, Nigrán o Baiona. Pero la mayoría de estos veraneantes postcovid son habituales de la costa pontevedresa que tienen segundas residencias o alquileres concertados desde hace años. "Los que tardarán más en llegar serán los clientes de los hoteles", comentaba un portavoz de la asociación de empresarios de hospedaje.

Aún así, las grandes playas de Marín, Poio, Sanxenxo y Arousa comienzan a llenarse. En Marín, los semáforos que miden el aforo marcaron el color naranja por la tarde y en Silgar la afluencia fue también significativa, aunque los bañistas todavía no se animan a utilizar en masa las parcelas delimitadas con estacas.

El acceso a las segundas residencias también provocó que la animación creciese en Sanxenxo y O Grove con respecto a los dos días anteriores de este mes, con una notable afluencia de bañistas en las playas. El paso de vehículos resultó más intenso y en los supermercados se formaron colas. En O Grove la jornada de este viernes se podía comparar con las habituales entre el 15 de julio y el 15 de agosto.

Tráfico prevé 590.000 desplazamientos en coche este fin de semana en Galicia, de los que 225.000 se producirán en Pontevedra

Tráfico prevé 590.000 desplazamientos en coche durante el fin de semana en toda la comunidad gallega. De ellos, cerca de 225.000 se producirán en la provincia de Pontevedra. Y, de estos, algo más de 50.000 llegarán del norte de Portugal y de provincias no gallegas, lo que significará una media de entre 150.000 y 200.000 visitantes de fuera de la comunidad. El problema, como señalan desde Asehospo, "es que muchos son visitantes de un día, que llegan y se van, pero no ocupan plazas de hotel".

Con esta perspectiva, los principales establecimientos de hospedaje rondan a estas alturas una ocupación del 50%, cifra que confían en superar en la segunda quincena del mes. El número de reservas les hace ser optimistas, pero la mayoría de los hoteles incluyen con motivo de la pandemia la posibilidad de anular las reservas sin coste, y esta circunstancia hace que la incertidumbre se mantenga hasta casi 48 horas antes de las teóricas fechas de llegada."Hasta ahora un 15% de los clientes están anulando sus contrataciones, pero también es cierto que por cada anulación hay nuevas llamadas interesándose por las habitaciones", indican los empresarios.

En total, Tráfico prevé nueve millones de desplazamientos en Galicia durante los meses de verano, en los que están previstos campañas especiales de vigilancia de velocidad y de consumo de alcohol y drogas. Además, durante los fines de semana habrá vigilancia especial a colectivos vulnerables, como ciclistas y motoristas. Las mismas previsiones apuntan que a lo largo del mes de julio habrá 4,3 millones de viajes (un 1,4 % menos que el año anterior), mientras que en agosto crecerán los movimientos hasta los 5,17 millones.

La Guardia Civil incrementará los controles de velocidad y alcoholemia

La Operación Salida de la DGT constará, como es tradición, de cuatro fases: la primera, que se desarrollará entre el viernes 3 de julio y el domingo 5 de julio; la fase 2, del viernes 31 de julio al domingo 2 de agosto; la fase 3, del viernes 14 de agosto al domingo 16 de agosto; y la Operación Retorno, del viernes 28 de agosto al 31 de agosto.

Durante estos dos meses funcionarán 764 radares fijos de control de velocidad (80 de ellos de tramo), 548 radares móviles, 12 helicópteros, 216 cámaras de control del cinturón de seguridad y del teléfono móvil móvil, 11 drones para las actividades de regulación y ordenación (que reactivarán su actividad el 3 de julio, y 3 de ellos tendrán capacidad de denuncia) y 15 furgonetas camufladas. Además, se incrementarán los controles de velocidad, alcohol y drogas.

Asimismo, durante los dos meses en que durarán el dispositivo se realizarán tres campañas de vigilancia: una sobre velocidad, otra sobre motos y una última relacionada con el alcohol y drogas, retomando así el calendario anual que había sido suspendido durante el Estado de Alarma.

La operación salida de julio vuelve a llenar las playas de la comarca
Comentarios