La oposición se hace oposición en Pontevedra

PP y PSOE se enzarzan en un Pleno en el que Puentes llamó "histérica" a la popular Pepa Pardo y Domínguez arremetió contra los socialistas por el caso Koldo
 
Bancada del Partido Popular antes del Pleno municipal. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Bancada del Partido Popular antes del Pleno municipal. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

PP contra PSOE, y viceversa. La oposición se hace oposición en Pontevedra. Populares y socialistas se enzarzaron este lunes en un Pleno en el que ambos partidos se lanzaron insultos, descalificativos y reproches. 

El primer choque se produjo a raíz de la moción del PSOE que solicitaba la creación de una red de aseos inclusivos en edificios del Concello. La iniciativa fue enmendada por los populares, que pedían que estos servicios se extendiesen a las dependencias del Estado, y reformulada después por los socialistas, que añadieron que la Deputación y la Xunta también dispongan de estos baños en sus sedes en la capital provincial. 

La iniciativa acabó aprobándose por unanimidad, pero con salidas de tono por enmiendas cruzadas y acusaciones de bloqueo del PSOE hacia PP. Hasta el punto que el portavoz socialista, Iván Puentes, llamó "histérica" a la popular Pepa Pardo, que defendió con vehemencia que no había puesto “ninguna traba” a una moción cuyo debate inició Puentes, enmendó in voce su compañera Paloma Castro y expuso su colega Marcos Rey. "O PP presentou unha emenda elevando a petición (de aseos inclusivos) a edificios do Goberno de España. Esqueceuse da Deputación e da Xunta para evitar quedar mal co seu partido", reprochó Puentes al Partido Popular, del que señaló su actitud "súper covarde". 

El insulto a la popular tuvo respuesta de la propia Pardo, pero en la siguiente moción, en la que ella misma solicitaba la humanización del barrio de A Seca. La concejala solicitó a Puentes una "rectificación y disculpa" y aseguró que estos ataques se producen porque "soy mujer, de derechas y que no se calla". "Me han llegado a comparar con el ministro nazi de Propaganda", recordó sobre la acusación que la socialista Yoya Blanco hizo sobre ella en septiembre del año pasado, en la que comparó su trabajo con el de Joseph Goebbels por ser "una ametralladora de 'fake news' (noticias falsas, en inglés)".

Lejos de retirar el exabrutpo, Puentes se reafirmó, aunque con un matiz. Tiró de la Real Academia Española (RAE) para explicar que histérico “é alguén que está moi nervioso ou alterado". "Lamento que teña que recorrer a algo tan grave como o machismo para defender a súa posición política", le dijo a Pardo, a la que le recordó que su partido se ha dirigido a su formación con expresiones como "sinvergüenza" o comparando su posición política con "pataletas de neno de Primaria".

A pesar de este desencuentro, la moción de A Seca salió adelante por unanimidad. Aunque también con mociones cruzadas. A diferencia del anterior punto, el PP solo aceptó una del PSOE: la que además de la mejora del barrio solicitaba el arreglo del parque infantil. 

El segundo enfrentamiento

El segundo enfrentamiento entre los grupos de la oposición tuvo se produjo en pleno debate sobre la reurbanización de Ponte Muíños. Mientras los socialistas defendían la “necesidade urxente” de actuar en el antiguo poblado de Celulosas, el PP sacaba a la palestra un nuevo caso de presunta corrupción. Lo hizo por boca de su portavoz, Rafa Domínguez, que en su primer turno de intervención preguntó al PSOE local “qué tal se encuentra su amigo Koldo" y si el que fuera ministro de Fomento y actual diputado, José Luis Ábalos, había dimitido ya “por ganar dinero vendiendo mascarillas que no eran”.

Domínguez se refería así a la presunta trama de cobro de comisiones ilegales por la compra de material sanitario durante el peor año de la pandemia del coronavirus, que salpica a Koldo García, que por entonces era asesor de Ábalos. "Los veo muy nerviosos", espetó a la bancada socialista, a la que recordó que tenía una foto con el exministro, “con mascarilla”. 

Aquella imagen se refería a la visita que el socialista realizó a Pontevedra en julio de 2020 en el marco de la campaña de las elecciones gallegas de aquel mes. Y a ella se refirió Puentes para lamentar que el popular vinculase a su grupo con este caso: "É ter moi pouca ética política e democrática".

El portavoz socialista recordó que el alcantarillado que se reclama para Ponte Muíños “non depende do señor Koldo”, dio por hecha la dimisión de Ábalos, “que non está imputado nin investigado por nada”, y retó al PP a pedir el mismo cese para la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por la investigación que afectó a su hermano, del que Puentes dijo que era "quen trincaba pasta polas mascarillas".

El cruce de reproches entre ambos partidos, a micro abierto y a micro cerrado, fue continuo. “Aquí para hablar de corrupción, ustedes se lavan la boca, por lo menos con nosotros”, dijo Domínguez al PSOE, al que reprochó que en los plenos mencionase los distintos casos que afectan al PP a nivel nacional. "Gústalle moito a froita. Mellor que tome kiwis, que son bos para a saúde", aconsejó después Puentes. 

La moción de Ponte Muíños, que pedía la mejora del barrio y la "urxente" conexión de las viviendas que faltan a la red de saneamiento para evitar inundaciones, también fue aprobada por unanimidad a pesar de los asuntos externos que incendiaron el debate. La iniciativa salió adelante por la pinza de la oposición, aunque no vaya a tener efectos prácticos si el Gobierno local así lo considera.

El acceso a instalaciones deportivas

El BNG, que ejerció de espectador en las discusiones entre los grupos de la oposición, apoyó las iniciativas para el antiguo barrio de Celulosas, A Seca y la creación de aseos públicos inclusivos. El único punto en el que votó en contra fue la propuesta del PP para permitir el acceso libre a todas las instalaciones deportivas municipales, que sí contó con el respaldo del PSOE. 

Tres personas en silla de ruedas asistieron al Pleno. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Tres personas en silla de ruedas asistieron al debate de la moción de los baños inclusivos. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Los nacionalistas entienden que la medida de impedir el paso en entrenamientos cuenta con el apoyo de clubes y de los servicios técnicos. "Foi unha decisión reflexionada e consultada", justificó la edil de Deportes, Anabel Gulías, que considera que estas actividades deben considerarse "formativas", al igual que otras extraescolares. "Se cren que os titores legais deben entrar, xa está tardando en pedir o mesmo no Centro Galego de Tecnificación Deportiva", le respondió al popular Guille Juncal, que denunció que es contradictorio que haya equipamientos que sí permitan el acceso y otros no.

Otro portazo a la moción de censura

El PP volvió a tirar este lunes la caña al PSOE para que desaloje al nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores de la Alcaldía. Los socialistas tampoco mordieron el anzuelo de Rafa Domínguez, que aseguró que hay un "sometimiento" de los de Iván Puentes al actual regidor.

El edil socialista reivindicó su trabajo en la oposición y señaló que Domínguez no está "capacitado" para dirigir la ciudad. "Vostede quere ser alcalde pero non ten os votos suficientes", recordó. Puentes da así un nuevo portazo a la sugerencia de moción de censura del PP contra el BNG.

Minuto de silencio por Valencia

La tensión del Pleno contrastó con el apoyo unánime de la Corporación municipal de Pontevedra a las víctimas del incendio de Valencia. El alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, pidió a los presentes, políticos y público, guardar un minuto de silencio en su recuerdo, en sintonía con la petición lanzada por la Federación Española de Municipios y Provincias a nivel estatal.

Minuto de silencio en el Concello de Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Minuto de silencio en el Concello de Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO